Claves Del Día
Fecha de publicación: 2021-05-01
Foto Asamblea Legislativa de El Salvador

El Salvador: Condena internacional por destitución de Sala de lo Constitucional

En su primera sesión, el nuevo Congreso, afín al presidente Nayib Bukele, ordenó, por decreto, la destitución inmediata de los magistrados de la Sala de lo Constitucional de la Corte Suprema de Justicia. La moción recibió la condena internacional.

Por estrategiaynegocios.net

“Golpe de Estado” en El Salvador, así es como definen organismos internacionales la primera moción propuesta por el nuevo Congreso del país, que cuenta con 56 diputados del partido Nuevas Ideas y ocho más de partidos afines al presidente de la República, Nayib Bukele.

Lo último: Sala declara improcedente esta resolución legislativa

La autodenominada “Bancada Cyan” introdujo, como primera propuesta de su trabajo legislativo 2021-2024, la destitución inmediata de los cinco magistrados de la Sala de lo Constitucional de la Corte Suprema de Justicia (CSJ) y sus suplentes.

Esta instancia es la máxima garante de la Constitución salvadoreña y ha estado constantemente enfrentada con la administración Bukele.

Puede leer: A un año de la irrupción del autoritarismo en El Salvador

Cerca de las 8:00 p.m., del 1 de mayo de 2021, con 64 votos a favor se aprobó el decreto que da paso a la destitución de los magistrados.

La Sala de lo Constitucional se renueva por parte cada tres años y este es un hecho inédito que remueve a 10 magistrados (propietarios y suplentes), con lo cual, la Asamblea oficialista puede designar a sus reemplazos de forma inmediata.

Según el partido aliado a Bukele, el proceso se inició porque la Sala ha emitido pronunciamientos "contrarios a la Constitución" en "sentencias arbitrarias".

De inmediato, la cuenta oficial de Nayib Bukele hizo eco a la propuesta e indicó que se hacía tomando como base la Constitución de la República de El Salvador, artículo 186, en el que indica que la Asamblea Legislativa puede destituir a los magistrados del Tribunal con el voto favorable de al menos dos tercios de los diputados electos.

Desde el 1 de mayo de 2021 hasta el 30 de abril de 2024, el partido Nuevas Ideas tendrá 56 diputados, mientras que sus aliados, Gran Alianza por la Unidad Nacional (Gana) cuentan con 5, sumando 61. A ellos se agregan los partidos de Conciliación Nacional y Democracia Cristiana. La oposición se conforma por Arena, Fmln, quienes gobernaron El Salvador desde la Firma de los Acuerdos de Paz (1992), Vamos y Nuestro Tiempo, que tienen a penas una representación de 20 diputados.

Con ese número los aliados de Bukele superan la llamada "mayoría calificada" en el Parlamento que, además de las funciones habituales de aprobar leyes, les permite ratificar préstamos, elegir procuradores, al fiscal general y los magistrados de la Corte Suprema, el Tribunal Supremo Electoral y la Corte de Cuentas (contraloría).

El gobernante también podrá aprobar deuda del presupuesto, superar vetos, suspender y restablecer las garantías constitucionales, entre otras facultades.

Pronósticos 2021: El Salvador, frágil esperanza por un mejor segundo semestre

Condena internacional de manera inmediata

Uno de los primeros en reaccionar a este hecho fue el asistente especial del presidente de los Estados Unidos, uno de los principales países aliados de El Salvador, Juan S. González, quien publicó un mensaje contundente en su cuenta de Twitter: "Así no se hace".

José Miguel Vivanco, director de la organización internacional Human Rights Watch (HRW), aseguró que, al destituir a los magistrados, el presidente Nayib Bukele "rompe con el Estado de Derecho y busca concentrar todo el poder en sus manos".

“Vemos con preocupación la propuesta de algunos miembros de la Asamblea Legislativa de destituir a los cinco magistrados de la Sala de lo Constitucional de El Salvador. Un órgano judicial independiente es el cimiento de toda democracia; ninguna democracia puede sobrevivir sin eso”, indicó Julie Chung, Subsecretaria interina de la Oficina de Asuntos del Hemisferio Occidental del Departamento de Estado de EE. UU.

Pese al incremento del tono de los señalamientos de autoridades estadounidenses, el presidente Bukele, respondió indirectamente citando un tuit de su padre Armando Bukele (Fallecido), donde publicó: “Busquemos nuestra independencia mental en todo y pongámonos de tú a tú con los grandes del Mundo. Debemos tener autoestima. Sí, podemos!”, al que replicó: “Ya empezó papá”.

Momentos más tarde agregó: A nuestros amigos de la Comunidad Internacional: Queremos trabajar con ustedes, comerciar, viajar, conocernos y ayudar en lo que podamos. Nuestras puertas están más abiertas que nunca. Pero con todo respeto: Estamos limpiando nuestra casa. ...y eso no es de su incumbencia.

Más condenas

Y el pueblo salvadoreño, a través de sus representantes, dijo: ¡DESTITUIDOS!, publicó el mandatario a las 8:14 p.m., luego de la votación.

Este movimiento político moviliza la opinión pública internacional que condena el hecho y lo califica abiertamente como “Golpe de Estado”.

De interés: ¿Quién es Nayib Bukele, el presidente de El Salvador?

“Primera pieza de correspondencia en la primera sesión plenaria ordinaria de la nueva Asamblea Legislativa. ¡Destitución de la Sala de lo Constitucional! Incluye la planilla completa de propietarios y suplentes. ¡Escarnio! #ElSalvador”, indicó también en la red social, el abogado Paulo Abrao, quien fungió como Secretario Ejecutivo de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH).

El politólogo y jurista internacional Daniel Zovatto dijo que es “GRAVE. La primera iniciativa de la nueva Asamblea Legislativa salvadoreña ha sido solicitar, con dispensa de trámite (es decir, sin discutirse en comisión) la destitución de los magistrados de la Sala de lo Constitucional. La democracia y el Estado de Derecho están bajo amenaza”.

“La nueva Asamblea Legislativa está bajo el control de la bancada que controla Bukele (Nuevas Ideas). La razón (absurda) que aducen para pedir la destitución serían “las múltiples sentencias antipopulares”. Hay que denunciar e impedir este peligroso intento de debilitar al Poder Judicial”, agregó.

La defensora de derechos humanos y excandidata a la secretaría de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), Celia Medrano, manifestó además que esta es una consecuencia de "dar más poder a los que ya lo tenían".

Para quienes aún tuvieran dudas de las consecuencias de dar más poder a los que ya lo tenían, o para quienes aún esperen acciones comedidas desde un poder Ejecutivo que ya había intentado coaccionar con fuerza militar a otro órgano del Estado; lo sucedido este primero de mayo deja en claro que el último pilar de la débil institucionalidad democrática en el país, es el siguiente en ser desmantelado para construir sobre el poder total”, indicó.

El Centro de Estudios Jurídicos (CEJ), una organización de abogados crítica de la administración Bukele, condenó la iniciativa y denunció que se está fraguando un intento de Golpe de Estado. Además, llamó a la comunidad internacional a estar atentos a las decisiones de la Asamblea.

La organización Acción Ciudadana, en tanto, aseguró que esta iniciativa es una "grave alteración del orden constitucional" sobre la separación de poderes.

Empresa privada se pronuncia

Incluso, los empresarios se sumaron a los mensajes de rechazo. La Cámara de Comercio e Industria de El Salvador (Camarasal) asegura que la primera actuación de la Asamblea es vista con "mucha preocupación".

“Estamos viendo la primera actuación de la nueva Asamblea Legislativa con mucha preocupación. Destituir a la Sala de lo Constitucional es un acto político con demasiadas implicaciones para decidirlo y argumentarlo de la manera en que lo estamos presenciando”, indicaron en su cuenta de Twitter.

Por su parte, el partido Frente Farabundo Martí para la Liberación Nacional (Fmln), hizo un llamado a la comunidad internacional a estar atentos al "Golpe de Estado que se está fraguando en la Asamblea".

RELACIONADAS