Claves Del Día
Fecha de publicación: 2021-04-27

Día 2 del Foro RSE: Panel empresas inclusivas, diversas y con equidad: Mujeres retrocedieron 10 años en la pandemia. 'No tenemos tiempo, es hora del nuevo liderazgo'

Pero en un contexto más amplio, el balance para las mujeres y otras poblaciones vulnerables en la pandemia ha sido negativo, insistió María Noel Vaeza, Directora Regional de ONU Mujeres.

Por: Estrategiaynegocios.net

En América Latina, una región con baja participación de la mujer en el mercado laboral y en la economía, la situación de las mujeres retrocedió una década.

“En un año de pandemia hemos perdido (los avances) de 10 años, las mujeres han salido del mercado laboral porque se les han cerrado oportunidades laborales o han decidido salirse de la vida laboral por el tema de cuidados, porque no hay un reconocimiento al trabajo no remunerado ni una redistribución del cuido”. Lo advirtió María Noel Vaeza, Directora Regional de ONU Mujeres, en el panel “Empresas Inclusivas y Diversas” durante el segundo día del Encuentro Virtual RSE “Construir Esperanza desde los Negocios” convocado por Revista Estrategia & Negocios.

Por ello, advirtió Priscila Chaves Martinez, Founder de 10x Impact “No tenemos tiempo, ni tolerancia para los liderazgos que han existido hasta hoy en las empresas, ya fue suficiente. El nuevo modelo de liderazgo está consciente de las brechas y toma acciones proactivas para cerrarlas. Esos nuevos liderazgos no pueden venir de las mismas personas, sino de un grupo nuevo, diverso, inclusivo, que incluya hombres, mujeres y todo el espectro de identidad en medio”.

Puede leer: RSE en Centroamérica: es tiempo de construir empresas con propósito

El impacto de la pandemia ha sido grande en Centroamérica, expuso Vaeza, “porque hay una pobreza estructural muy fuerte y muy feminizada, tenemos que venir con propuestas incluyentes para las mujeres, tenemos que ver si las mujeres están siendo puestas en el centro de la recuperación”.

Con todo, hubo en el ámbito de las empresas centroamericanas pasos positivos, hizo notar Leslie de Davidovich, CEO de Great Place to Work Institute® Centroamérica y Caribe. “Las organizaciones que hicieron parte de los Mejores Lugares para Trabajar® 2021 tuvieron un incremento no solo en la cantidad de colaboradoras mujeres, sino en posiciones de jefaturas, mandos medios y alta dirección. Ese es un tema que debemos seguir fortaleciendo”, destacó. Clave para este avance, fueron estrategias de acompañamiento en el desarrollo de carrera de las colaboradoras.

En el mismo sentido, Bruno Riga, Director de Enel Green Power para Centroamérica, compartió las experiencias de la compañía en la transición al Smart Working para más del 80% de los colaboradores. Los mayores desafíos, expuso, fueron “alentar un equilibrio en la vida laboral-personal, demostrar nuestra capacidad de adaptación al cambio frente a algo nuevo, que nunca había pasado”.

“En el caso de las mujeres de nuestras empresas, de las mujeres que son madres, un gran reto para ellas fue asumir el reto de convertirse en maestras, cuando las clases de sus hijos pasaron a la virtualidad. Hemos hecho un gran esfuerzo como empresa para apoyar el equilibrio, cambiamos el horario de trabajo, eliminando horas fijas y dejando a las personas trabajar de forma flexible”, comentó el CEO.

Pero en un contexto más amplio, el balance para las mujeres y otras poblaciones vulnerables en la pandemia ha sido negativo, insistió la líder de ONU Mujeres. “5 de cada 10 mujeres se vieron afectadas en el empleo y no tienen nuevas oportunidades de recuperarlos a menos que hagamos procesos de formación y las incorporemos a la revolución digital, hoy el 50% de las mujeres en nuestra región no acceden a estas plataformas”.

“El género, la inclusión, la diversidad deben estar en la agenda estratégica de todas las empresas, porque tomar decisiones proactivas con respecto a esos temas impacta directamente en los ingresos y el nuevo tipo de soluciones productos, servicios que pueden llegar a nuevas poblaciones. Esta agenda tiene que estar en el core de todas las estrategias de todas las empresas, llamadas a ser empresas inclusivas”, concluyó Chaves.

RELACIONADAS