Claves Del Día
Fecha de publicación: 2021-03-04

Pronósticos 2021: Panamá con pronóstico reservado para recuperación económica

El impacto de la pandemia del COVID-19 trastocó los planes y perspectivas de crecimiento económico y desarrollo social de Panamá.

Por Luis Alberto Sierra, estrategiaynegocios.net

Este país de poco más de cuatro millones de habitantes había iniciado 2020 con señales de desaceleración tras varios años de un desempeño destacado en su Producto Interno Bruto (PIB) en el contexto latinoamericano, pero con el propósito de proseguir con los planes de ajuste para ordenar las finanzas y encauzar las inversiones.

El ministerio de Economía y Finanzas de Panamá de Panamá (MEF) reconoció que la pandemia afectó todas las propuestas que se habían establecido para el año pasado, y que el gobierno decidió priorizar el bienestar de las personas con medidas de salud pública y asistencia social.

Captura de Pantalla 2021-03-04 a la(s) 00(800x600)

Visite el sitio de E&N para noticias de Pymes y emprendedores: estrategiaynegocios.net/pyme-emprende

El costo de las medidas anticrisis recaerá sobre las finanzas públicas, con repercusiones en los próximos años para toda la sociedad. La situación implicó una reestructuración del presupuesto de la nación para hacer frente a los impactos del COVID-19 por US$2.000 millones. Para asumirlos, se ajustaron US$500 millones en el presupuesto de funcionamiento y US$1.500 millones en el de inversión, lo que permitió atender la situación sanitaria y desarrollar el plan de emergencia y de asistencia social Panamá Solidario.

El gobierno mencionó además otras medidas que tomó para enfrentar los componentes económicos y financieros y poder enfrentar la situación a mediano plazo, entre ellas la emisión el año pasado de un bono global por US$2.500 millones, para financiar parte importante del presupuesto de la Nación. Entre las acciones estuvieron tres préstamos multilaterales con el Banco Interamericano de Desarrollo (BID), por montos de US$41 millones, US$150 millones y US$400 millones, además de un préstamo con el Banco de Desarrollo de América Latina (CAF) por US$350 millones; y con el Fondo Monetario Internacional (FMI), por US$513,5 millones.

Descargue nuestra edición impresa: Con solo click acá

Para asegurar el flujo de efectivo hasta concluir el año 2020, el gobierno emitió además en septiembre pasado bonos por US$2.575,5 millones. Según el MEF, había contratado un 11% del PIB en nuevos recursos a septiembre, siguiendo recomendaciones de organismos internacionales. En una reciente presentación ante la Cámara Americana de Comercio e Industrias de Panamá (AmCham), el ministro de Economía y Finanzas, Héctor Alexander, destacó que la ausencia del banco central no ha impedido que Panamá tenga mecanismos privados para aumentar la oferta monetaria cuando la demanda por créditos así lo requiere. Señaló que la economía panameña goza de tasas de interés competitivas a escala internacional, beneficiadas con el grado de inversión que tiene el gobierno de Panamá y de la competencia de los bancos en la plaza panameña.

RETROCESO DRÁSTICO

Desde la perspectiva de la Comisión Económica para América Latina (CEPAL), la economía panameña iba a terminar 2020 con una caída de 11% en su PIB, y como una de las más afectadas de América Latina y el Caribe por la pandemia, debido a su mayor dependencia de sectores que tuvieron que reducir de manera importancia su dinámica ante la necesidad de confinamiento para evitar nuevos contagios.

¿Ya está en Telegram? Siga nuestro canal


El economista Víctor Cruz calificó la situación de la economía de Panamá como muy delicada, considerando estimaciones para el cierre de 2020 y que mostraban una
caída del PIB de 14% para ese año, en comparación con el año 2019.
Graficó la situación sobre el drástico retroceso de la economía panameña con la pandemia, al destacar la caída en el consumo público y privado en aproximadamente US$5.900 millones, la contracción del ahorro nacional en aproximadamente US$2.800 millones, la caída de las inversiones públicas y privadas en US$2.800 millones y la contracción de las exportaciones de bienes y servicios en US$3.000 millones.

Según Cruz, el cierre de las actividades económicas, con excepción de aquellas que el gobierno panameño identificó como esenciales, y la suspensión en sus inicios de 400.000 contratos de trabajo, sin contar los que poco a poco han sido liquidados, generó un declive en la economía familiar en el país producto de pérdidas salariales por el orden de los US$3.400 millones. Estimó que el deterioro de la economía panameña lleva a cifras similares al PIB del año 2016, y consideró el apoyo dado por el gobierno con la creación de la figura del vale digital y del bono solidario, además de las bolsas de comida, como un paliativo muy leve, porque no se acerca al costo de la canasta básica de alimentos, ni al salario mínimo que una persona pudiera ganar.

Para Cruz lo más preocupante son los compromisos de deuda pública adquiridos por el gobierno, ya que colocan al país en una situación lejana al grado de inversión, teniendo en cuenta que la relación deuda-PIB al cierre de 2020 rondará el 50%. Por el lado positivo, la dependencia de la economía panameña a determinados sectores alienta las perspectivas de una pronta recuperación, dice la CEPAL, considerando la privilegiada posición geográfica de este país y el papel que podría jugar Panamá como centro de conexiones, en la reconfiguración económica global en marcha. La secretaria ejecutiva de la Cepal, Alicia Bárcena. consideró posible que el PIB panameño crezca un 5,5% este año.

LA VACUNA: FUNDAMENTAL

Julio De La Lastra, presidente del Consejo Nacional de la Empresa Privada (Conep), aseguró que mientras no se resuelva el problema que representa el COVID-19 para la sociedad, ya sea mediante tratamientos o vacunas, la población en general seguirá afectada este año, las empresas no podrán operar con normalidad y muchas dejarán de funcionar. El camino hacia esta recuperación no será fácil, tendrá costos, seguirá sujeto al rumbo que tome la pandemia y dependerá en gran parte de las políticas que se adopten y del esfuerzo de todos, coincidieron las fuentes consultadas.

RELACIONADAS