Claves Del Día
Fecha de publicación: 2020-12-18

Iberia compra Air Europa por US$612,55 millones a pagar en 2026

El grupo International Consolidated Airlines ha acordado comprar la aerolínea española Air Europa por 500 millones de euros (US$612,55 millones) con el pago aplazado hasta 2026, según informó el viernes el diario online El Confidencial, que basa su información en fuentes no identificadas.

Por Reuters

Los consejos de administración de Iberia y de International Airlines Group (IAG), la matriz de origen británico dueña de la aerolínea española, han validado la compra de Air Europa con nuevas condiciones en cuanto al precio y a la forma de pago respecto a los 1.000 millones de euros acordados hace un año. Iberia pagará 500 millones por la aerolínea de la familia Hidalgo, que cobrará este dinero en 2026.

Iberia, una división española de IAG, declinó hacer comentarios, mientras que Globalia, la propietaria de Air Europa, no estaba disponible por el momento para hacer comentarios.

La operación está pendiente solo de que la Sociedad Estatal de Participaciones Industriales (SEPI) acepte renunciar al nombramiento de los dos consejeros que le corresponden por el préstamo concedido a la filial de Globalia por 475 millones para su rescate, publicó El Confidencial.

El acuerdo se alcanzó este jueves, después de que los órganos de gobierno de Iberia e IAG se hubieran reunido el pasado miércoles para analizar la última hora de las negociaciones sobre el Brexit, dado el importante impacto que tendría en todo el grupo por los derechos de vuelo si la ruptura del Reino Unido con la Unión Europea se produce por la fuerza. Pero, sobre todo, para validar las negociaciones lideradas en primera persona entre Luis Gallego, consejero delegado de IAG desde septiembre y antes de Iberia, y Javier Hidalgo, su homólogo en Globalia, el 'holding' de los Hidalgo.

Gallego y el hijo de Juan José Hidalgo, fundador del grupo turístico, han renegociado las condiciones del acuerdo alcanzado el 3 de noviembre de 2019 para adaptarlo a la situación actual del sector, hundido por el impacto del covid-19, con un desplome de cerca del 90% del tráfico aéreo a nivel mundial.

Iberia ha aceptado pagar unos 500 millones por Air Europa, ya que IAG ha descontado del precio inicial los dos préstamos de 475 millones de euros concedidos por la SEPI. Aunque el grupo hispano-británico había propuesto abonar esta cantidad en acciones de IAG, que los Hidalgo no podrían vender en cinco años, finalmente las partes han acordado abonar la cantidad en efectivo, pero en 2026.

Esta fecha se debe a que dentro de cinco años será cuando Air Europa deberá haber devuelto el préstamo de 475 millones otorgado el pasado mes de noviembre por la SEPI, que juega un papel esencial en las negociaciones. Iberia tendrá que haber amortizado primero esta cantidad al Estado y después pagar a los Hidalgo, que cobrarán los citados 500 millones en 2026, más los intereses que se generen por la retención del dinero. Además, los miembros de los órganos de gobierno de la española y de la británica refrendaron de nuevo la oportunidad estratégica que supone la compra de la aerolínea de los Hidalgo, pese a la situación actual del sector, con el objetivo de tener en el Aeropuerto Adolfo Suárez Madrid Barajas el nudo de interconexión de Europa con Latinoamérica.

Ajustes pendientes

Pero para certificar la operación, junto con los pequeños flecos legales en que están inmersos los abogados, Iberia ha solicitado a la SEPI que renuncie al nombramiento de los consejeros a los que tiene derecho por los dos préstamos de 475 millones concedidos a principios de noviembre para evitar que Air Europa quebrase. Asimismo, el ente público dispone de la opción de elegir al consejero delegado de la sociedad por esa liquidez, además de limitar los salarios de los ejecutivos y de impedir el uso de ese dinero para financiar recortes de personal.

Sin embargo, Iberia quiere tener absoluta libertad en la cabina de mando para gestionar la empresa resultante de la fusión, que inevitablemente irá acompañada de un plan de ajuste para obtener las sinergias estimadas por Morgan Stanley. Por ello, el fleco más importante para rubricar la adquisición es la posición de la SEPI, que desde que aprobó los dos préstamos a Air Europa todavía no ha designado los dos consejeros que la deben representar. Una incongruencia que el ente estatal no explica oficialmente.

RELACIONADAS