Claves Del Día
Fecha de publicación: 2020-11-08

Claves del plan Joe Biden para Centroamérica

Empresarios de Guatemala y Costa Rica reaccionaron de forma positiva sobre la agenda que esperan del próximo presidente de Estados Unidos, el principal socio comercial de la región.

Por estrategiaynegocios.net

El próximo president #46 de Estados Unidos que asumirá el 20 de enero de 2021 deberá enfrentar muchos retos en materia económica y social.

La tasa de desempleo en abril alcanzó el 14,7%. El último reporte, que data de octubre, se situó en 6,9%, acumulando 11,1 millones de personas desempleadas en la primera potencia mundial. El denominado “Plan Biden” da seguimiento al Plan de la Alianza para la Prosperidad del Triángulo Norte, lanzado en 2014 por la administración de Barack Obama, cuando Biden era vicepresidente. Este plan buscaba atender las causas de la migración que en ese año desembocaron en una crisis de arribo de menores en la frontera sur de EE.UU.

Lea más: 7 gráficos que explican la economía de EEUU con Donald Trump

Después de varios días de tensión, el demócrata Joe Biden superó la barrera de los 270 votos electorales el pasado sábado 7 de noviembre diversas cadenas internacionales proyectan al aspirante demócrata, Joe Biden, como el 46° presidente de Estados Unidos. Los resultados no oficiales publicados por los funcionarios electorales del condado muestran que Biden ahora tiene una ventaja de 46.775 votos en el condado, un aumento de 754 del total del sábado. Este lunes 9 de noviembre habrá una nueva actualización de votos.

Los empresarios de Centroamérica reaccionaron de forma positiva sobre la agenda que esperan del próximo presidente de Estados Unidos, el principal socio comercial de la región.

Guatemala: Migración y más acceso comercial

Juan Pablo Carrasco, presidente de la Cámara de Comercio Guatemalteco Americana (Amcham), señaló en una entrevista del 4 de noviembre que Joe Biden ha anunciado un programa de US$4.000 millones para Centroamérica enfocado en programas sociales, fortalecimiento institucional, inversión e infraaestructura. Algo que también Juan González, asesor de la campaña de Biden, repitió en octubre de este año: "Esos US$4.000 millones a través de 4 años vendrán de la desviación de fondos o de alienar las prioridades del presupuesto de la Administración a favor de los países de la región. Cada dólar que se invierte está mejor invertido en asegurar que estamos combatiendo maras en El Salvador, que estamos combatiendo la corrupción y que estamos creando oportunidades económicas para las comunidades marginadas".

Carrasco subrayó que la región debe estar atenta "a los cambios en el Departamento de Estado para prever hacia dónde va a ir la estrategia de desarrollo del gobierno", publicó Prensa Libre. También enfatizó en la agenda que Joe Biden espera de los países centroamericanos: fortalecer las instituciones y la lucha contra la corrupción.

Nils Leporowski, presidente del Comité Coordinador de Asociaciones Agrícolas, Comerciales, Industriales y Financieras (Cacif) de Guatemala, señaló que el sector seguirá trabajando con quien elijan los votantes de Estados Unidos. “El tema migratorio para Estados Unidos siempre va a seguir siendo de seguridad nacional, defendiendo su frontera”, comentó el presidente del Cacif y publicó Prensa Libre.

Costa Rica: el multilateralismo en la gobernanza mundial

“Estamos hablando de las elecciones de una potencia y los cambios no son tan radicales de un presidente a otro, puede cambiar la forma, el tono o el color de las relaciones diplomáticas y de política exterior para Costa Rica, Latinoamérica y el resto del mundo pero no cambia tan fácilmente de rumbo o de intereses superiores”, afirma Rosmery Hernández, directora de la Escuela de Relaciones Internacionales de la Universidad Nacional (UNA), publicó El Financiero de Costa Rica.

Con la llegada de Biden al mandato se fortalecería el multilateralismo en la gobernanza mundial, apunta Nuria Marín, abogada y analista internacional. Uno de los puntos comunes con Costa Rica podría ser la lucha contra el cambio climático.

Más inversión privada

El plan de Joe Biden para Centroamérica busca que las economías de la región crezcan de forma sustentable para la creación de empleos.

Para eso, el plan contempla:

- Trabajar con los bancos multilaterales, como el Banco Mundial y el Banco Interamericano de Desarrollo (BID) para promover la inversión de infraestructura y promover la inversión extranjera. Así enlazar al sector privado.

- Reducir las barreras para la inversión del sector privado al priorizar el fortalecimiento del Estado de Derecho y así mejorar la competitividad de los países del Triángulo Norte. La idea es modernizar y estandarizar los trámites en aduanas.

- Dirigir al Representante de Comercio de EE.UU. y al Departamento de Comercio para evaluar si los países de Centroamérica han cumplido sus compromisos con el DR-CAFTA incluyendo asegurarse de que las prácticas laborales no están en desventaje. "Al maximizar nuestros tratados comerciales también generamos grandes oportunidades para los negocios de Estados Unidos y sus inversores. EE.UU. es la principal fuente de inversión directa extranjera de Centroamérica".

- Impulsar las microfinanzas y la banca inclusiva en Centroamérica con prioridad en los programas de empoderan a las mujeres. Los envíos de remesas constituyen un porcentaje importante del PIB de los países del Triángulo Norte: 10% del PIB de Guatemala hasta 20% del PIB de El Salvador y Honduras. "Como presidente, crearé mecanismos para ayudar a los receptores de remesas, especialmente para mujeres, inversión y el inicio de pequeños negocios".

- Énfasis en el desarrollo económico para modernizar puertos, carreteras y redes eléctricas para que la industria local pueda competir de forma global. En el corto plazo, Biden buscaría redoblar la capacidad del SIEPAC, para generar más electricidad en la región.

Combate a la corrupción y más seguridad

“Centroamérica nunca va a ser capaz de movilizar inversión privada en la escala que necesita o para llevar los servicios que su gente necesita sin combatir la corrupción”, subraya el documento.

Para Biden, la corrupción aleja la inversión, debilita las instituciones y "a falta de recursos en áreas estratégicas empuja a mucha gente a la vulnerabilidad y les motiva a emprender el peligroso viaje de manera irregular al país norteamericano". Por eso, insiste en crear una Comisión regional para combatir la corrupción y fortalecer la vigilacia de la Organización de Naciones Unidas (ONU) o la Organización de Estados Americanos (OEA).

También habría una revocatoria de visas americanas a los funcionarios públicos involucrados en escándalos de corrupción, así como el congelamiento de sus bienes. También señaló que buscará fortalecer las capacidades fiscales e investigadores en la persecución de este tipo de delitos, así como incrementar la presencia de personal de los departamentos federales de Justicia y del Tesoro.

Este plan busca combatir los retos de la criminalidad por medio de la capacitación de los cuerpos de seguridad de la región y la capacitación del aparato judicial para reducir la impunidad. Asimismo, apuesta por crear programas vocacionales y de prevención de violencia para jóvenes de comunidades vulnerables.

Finalmente, promete esfuerzos para combatir la violencia doméstica e intrafamiliar, que sigue siendo “un factor de migración para mujeres y niños”. “El progreso depende de la creación de un ambiente seguro pero no puede ser el único enfoque “, dice el plan de Biden. Por ello, contempla esfuerzos para reducir la pobreza y la inseguridad alimentaria en la región. También ofrece inversiones en capital humano, competitividad y productividad. “La respuesta a la inmigración irregular de Donald Trump ha sido ‘draconiana’”, critica el documento.

RELACIONADAS