Claves Del Día
Fecha de publicación: 2020-08-25

Huracán Laura amenaza con destruir la infraestructura energética de EEUU

Ya se ha paralizado el 82% de la producción petrolera en la costa estadounidense del Golfo de México.

Por Bloomberg

El huracán Laura -de categoría 3- amenaza con acumular fuerza y golpear la costa este de Estados Unidos sobre los estados de Texas y Louisiana, forzando a sus residentes a evacuar la zona pese a las medidas sanitarias por el covid-19.

Se estima que los vientos provocados por Laura llegarán a 185 kilómetros por hora, de cuero con el Centro Nacional de Huracanes de ese país.

Laura ya ha afectado la producción de petróleo en aguas profundas y ha causado el cierre de refinerías y terminales de exportación. Laura será el primer gran fenómeno meteorológico en golpear la costa del Golfo de México desde 2018, cuando arribó el huracán Michael. "Laura se intensificará rápidamente durante las siguientes 24 horas antes de tocar tierra", dijo Elizabeth Palumbi, meteoróloga de Maxar. "Los modelos indican un movimiento hacia el oeste, así que hay riesgos desde Corpus Christi hasta la parte central de Louisiana".

La amenaza meteorológica ha causado la paralización del 82% de la producción de petróleo en la costa del Golfo de México y el 57% de la producción de gas natural, de acuerdo con el Buró de Seguridad Ambiental.

Las refinerías de la costa del Golfo de México y las plantas petroquímicas están localizadas en áreas cercanas al nivel del mar, vulnerables a inundaciones. En 2017, una planta química de Arkema S.A. a 25 millas al este de Houston se incendió y explotó tras inundarse por el huracán Harvey. En septiembre, Exxon cerró su refinería de Beaumont en Texas por la inundación que ocasionó la tormenta tropical Imelda.

Los especialistas estiman que Laura podría hacer subir el nivel del mar entre 2 y 3 metros, unque no será tan devastadora como Harvey, que tocó tierra como huracán categoría 4 y causó lluvias en toda la costa durante siete días. Las plataformas energéticas que hay en la costa estadounidense del Golfo de México representan el 17% de la producción petrolera del país y cerca del 3.0% de la producción de gas.

Las refinerías de Motiva Enterprises, Valero Energy y Total SE ya han decidido cerrar sus instalaciones en Port Arthur, Texas, mientras que Exxon Beaumont todavía sopesa la decisión.

Con la trayectoria actual, se estima que Laura podría causar pérdidas por US$5.000 millones, pero si su intensidad empeora, esa cifra podría incrementarse a US$12.000 millones, estima Chuck Watson, analista de desastres de Enki Research. Entre el 10% y el 12% de la capacidad de refinación de Estados Unidos quedaría paralizada durante más de seis meses.

"Estoy preocupado por la vulnerabilidad de las principales refinerías que están concentradas en esa zona", escribió Watson en su blog.

Gas Natural Licuado

Laura amenaza con destruir el epicentro de la producción estadounidense del gas natural licuado de exportación, pues pasará por encima de las terminales.

"Aunque estas terminales han sido construidas para soportar fuertes vientos de huracanes, las tormentas impedirán que se acerquen nuevas embarcaciones", dijo Daniel Myers, analista de Gerber & Associates.

Otras instalaciones que están en peligro son las terminales petroleras de Chevron en Fourchon y Empire, Louisiana. La empresa ya cerró sus oleoductos en el Golfo de México.

El puerto petrolero de Louisiana ha suspendido sus actividades marítimas.

El gobernador de Texas, Greg Abbot y el gobernador de Louisiana, Bel Edwards y el gobernador de Mississipi, Tate Reeves han declarado respectivamente emergencias para sus estados. Laura ya ha cobrado la vida de nueve personas en Haití y la República Dominicana.

RELACIONADAS