Claves Del Día
Fecha de publicación: 2020-07-12

Coronavirus: ¿Cuál es la clave para la recuperación económica?

Las autoridades han implementado medidas para estimular el crecimiento, incluidos 500 millones de yuanes en vales de compras, pagos en efectivo a algunos hogares y exenciones de impuestos hasta el final del año.

Por Bloomberg

Tres meses después de que reabriera su economía, la recuperación desigual de Wuhan ofrece una visión sobre el difícil camino de regreso a la normalidad para las ciudades después de contener el coronavirus.

A partir de mayo, la producción de las fábricas, las ventas minoristas y las exportaciones en la ciudad no estaban ni cerca del mismo nivel que el año pasado. Esto a pesar de que algunas fábricas trabajaron durante el confinamiento y la actividad normal se reanudó en abril. El consumo privado siguió retrasando la producción de las fábricas, reflejando la divergencia observada en China.

El fin de la cuarentena de Wuhan el 8 de abril fue un momento triunfante para China y una importante muestra de confianza de que había contenido con éxito el virus mortal en el lugar donde estalló por primera vez. Si bien las fábricas y las oficinas volvieron rápidamente al negocio, los consumidores tardaron más en regresar, y los residentes fueron cautelosos y los hábitos como cocinar en casa y comprar en línea persistieron después de la cuarentena de 76 días.

Luego, justo cuando las personas comenzaban a aventurarse más afuera, con el distanciamiento social y los controles de temperatura como un nuevo accesorio regular, la repentina aparición de un nuevo grupo de infecciones en mayo una vez más puso a la ciudad al límite. Regresaron las restricciones y el gobierno local evaluó a toda la población de 11 millones en solo dos semanas. Desde entonces, la ciudad no ha reportado un solo caso.

"La trayectoria de la economía de Wuhan y el resto de China muestran que la recuperación posterior al virus será rápida, aunque en un camino de dos vías", dijo Wen Bin, investigador de China Minsheng Banking Corp en Beijing. "Es probable que se sigan produciendo pequeños brotes de nuevas infecciones durante la recuperación, pero probablemente no afectará el amplio impulso económico".

La reciente lluvia torrencial en Wuhan también ha dificultado la recuperación del consumo, dijo Wen. Los aguaceros y las inundaciones resultantes en el sur de China afectaron a más de 30 millones de personas y causaron pérdidas económicas por 61.800 millones de yuanes (8 mil 800 millones de dólares), informó el viernes la Televisión Central de China, citando datos del gobierno.

Los números de pasajeros en el metro de Wuhan siguen siendo menos de la mitad del nivel anterior al virus, aunque eso está aumentando constantemente. Una razón podría ser que las personas están optando por conducir en lugar de tomar el transporte público para evitar entrar en contacto con extraños. Los concesionarios de automóviles le dijeron a Bloomberg en abril que estaban viendo una fuerte demanda a raíz del virus.

Las autoridades han implementado medidas para estimular el crecimiento, incluidos 500 millones de yuanes en vales de compras, pagos en efectivo a algunos hogares y exenciones de impuestos hasta el final del año. El gobierno nacional también prometió expandir las zonas de libre comercio en la provincia de Hubei, de las cuales Wuhan es la capital, para atraer la inversión a la región.

Hábitos del consumidor

La campaña de pruebas masivas también fue un gran refuerzo de confianza, según el dueño del restaurante Xiong Fei, quien opera cinco establecimientos que sirven diferentes cocinas en toda la ciudad. Sus restaurantes vieron la mayor cantidad de clientes en mayo el día después de que Wuhan anunciara los resultados de la operación de pruebas a gran escala, dijo.

"Incluso un pequeño brote podría causar pánico entre las personas que les impide directamente salir a cenar", dijo Xiong, quien aún no ha reabierto los otros cinco restaurantes que posee. Xiong dijo que las ganancias han caído hasta un 80% porque tiene que gastar más dinero en marketing y promociones para atraer a los comensales vacilantes.

Por el contrario, los hábitos de consumo cambiantes están beneficiando a aquellos que atienden a las personas que prefieren comer en casa.

Yu Yang, propietario de una fábrica que produce una versión instantánea de "fideos secos calientes", un favorito local, vuelve a vender los 7 mil a 8 mil cuencos al día que vendía antes del virus. Con más personas comprando el plato prefabricado en línea y a granel, ha expandido su negocio en línea y comenzó a vender en la cercana ciudad de Changsha.

Dependencia comercial
Como centro de fabricación, Wuhan ha visto un aumento en el comercio desde la reapertura. El valor de las exportaciones e importaciones de Wuhan aumentó un 19.3 por ciento en mayo respecto al año anterior, el cuarto ritmo más rápido en China, según datos de aduanas locales.

Los pedidos de equipo de protección y suministros médicos ayudaron a impulsar el aumento en los envíos al extranjero, con más de siete veces máscaras y otros productos textiles. Wuhan también es el hogar de empresas de tecnología, entre ellas el gigante de chips de memoria Yangtze Memory Technologies y la planta de fabricación clave de Lenovo, que ayudó a impulsar las importaciones de equipos mecánicos como semiconductores y circuitos en un 21 por ciento en mayo.

Pero los exportadores que dependen de industrias alimentadas por el consumo están sufriendo. Benny Xiao, director de operaciones internacionales de Wuhan Boyuan Paper & Plastic, que vende principalmente tazas a aerolíneas y hoteles, dijo que su compañía no tiene un solo pedido de Estados Unidos, Europa y el sudeste asiático al menos hasta agosto.

Las perspectivas son más alentadoras para Yao Jun, fundador de Wuhan Welhel Photoelectric, que fabrica cascos y caretas. Los pedidos de equipo de protección de América del Sur se han duplicado a medida que aumentaron los casos de coronavirus, mientras que sus clientes industriales en los Estados Unidos y Europa no han reducido drásticamente los pedidos.

"El negocio es muy bueno ahora", dijo Yao. "Wuhan finalmente salió del nubarrón del coronavirus".

RELACIONADAS