Claves Del Día
Fecha de publicación: 2020-06-24
Coronavirus (COVID-19) Outbreak in USA Statistics close-up on digital display. Quarantine map.

El PIB de Estados Unidos no se recuperará hasta finales de 2021

La tasa de desempleo se situará entre el 4% y el 6% en 2025. La economía sufrió una contracción del 5% en el primer trimestre

Por Economiahoy.mx

Los economistas de Morgan Stanley hacen balance del impacto económico de la pandemia del coronavirus en Estados Unidos, donde consideran que la recesión se convertirá en las más corta de la historia pero también tendrá un impacto sin precedentes. En un informe distribuido entre sus clientes, el banco considera que los próximos 18 meses serán decisivos para determinar la profundidad de las cicatrices que la actual contracción pueda causar estructuralmente.

En sus previsiones de mediados de año, Morgan Stanley baraja un escenario base donde el PIB regresará a los niveles previos al brote del covid-19 a finales del próximo año. En estas circunstancias, se asume que se encontrará una vacuna en la primavera de 2021 y el país sufrirá una segunda ola de infección en otoño, que activará algunos ceses selectivos de la actividad. El resultado será un crecimiento a medio plazo del 1.7% y una tasa de desempleo que se situará en el 4% en 2025, cuando la deuda pública ascenderá al 126% del PIB.

En un escenario más pesimista, los economistas del banco estadounidenses observan un avance económico de tan solo un 1% y un 1.25% que llegará acompañado de un desempleo que no bajará del 6% en 2025 y una deuda pública del 167% del PIB. Es aquí donde también se observa una ciclo de impagos empresariales liderado por una fuerte contracción en los beneficios empresariales.

No obstante, si se encontrase una vacuna antes de la próxima primavera que garantice un regreso a la normalidad previa a la pandemia, el crecimiento medio del PIB en los próximos 5 años será del 2.4% y la tasa de desempleo volvería de nuevo al pleno empleo del 3.5% del pasado mes de febrero. La deuda pública quedaría en el 97% del PIB.

De esta forma, tras analizar la producción, el mercado laboral, la productividad y el gasto del consumidor, Morgan Stanley baraja cuatro escenarios plausibles, que oscilan entre una robusta recuperación, una nueva normalidad, una vuelta a la normalidad y profundas cicatrices estructurales que se dejarán notar hasta 2025.

En estos momentos, según los datos del Departamento de Comercio, la economía de Estados Unidos sufrió una contracción del 5% en el primer trimestre del año y se experimenta en el trimestre en curso un crecimiento negativo del 45.5%, de acuerdo al indicador GDPNow que elabora la Reserva Federal de Atlanta.

A la espera de conocer la evolución de la pandemia y sus daños colaterales en la economía, la morosidad hipotecaria en Estados Unidos creció en mayo a su nivel más alto desde noviembre de 2011. El número de prestatarios con más de 30 días de retraso en el pago de sus préstamos aumentó a 4.3 millones, 723,000 más que el mes anterior, según Black Knight Inc. De esta forma, más del 8% de todas las hipotecas del país han sufrido algún tipo de impago o se encuentran en proceso de desahucio.

RELACIONADAS