Claves Del Día
Fecha de publicación: 2020-05-21
Foto iStock
Galeria  Ver Fotogalería

Ranking de Bancos E&N: Industria encara el mayor desafío de su historia

En 2019, la banca centroamericana registró un crecimiento moderado con buenos resultados en las utilidades, las cuales llegaron a US$1.361,2 millones.

Por Pablo Balcáceres / Unidad de Inteligencia E&N

La pandemia del coronavirus ha estremecido los cimientos de la economía real provocando un descomunal impacto que ha contagiado al sistema financiero regional. ¿Será capaz la banca de generar los anticuerpos para mantenerse saludable, tal como lo manifestaron los resultados de finales de 2019? Estrategia & Negocios presenta, en este contexto desafiante, el Ranking de Bancos y Grupos Financieros de Centroamérica 2020.

La banca lucha en la primera línea del combate económico contra la pandemia del coronavirus: sus decisiones, hoy más que nunca, inciden sobre la carga financiera de las familias y empresas de Centroamérica. El confinamiento para hacer frente a la emergencia sanitaria ha paralizado a los sectores productivos a escala mundial, un contagio que ya llegó a las instituciones financieras. Que los bancos manifiesten síntomas leves o graves dependerá mucho de la evolución de la crisis en los próximos meses.

iStock-1216157444(800x600)

El impacto de la pandemia global marca el presente y el futuro del sector financiero. E&N presenta su Ranking Bancario de Centroamérica 2020 en un contexto inédito, que los mismos bancos centrales han calificado como la mayor crisis financiera desde la Gran Depresión. Este especial toma una fotografía a los sistemas bancarios pre-crisis, al mismo tiempo que identifica los riesgos a los cuales están expuestos y analiza las oportunidades que la crisis actual ha potenciado.

Puede leer: Centroamérica busca resistir al embate de la crisis del COVID-19

En el confinamiento que vive Centroamérica, tan solo los servicios esenciales se mantuvieron operando, entre estos el sector financiero, con un fuerte componente del teletrabajo.

iStock-1219002160(800x600)

La crisis proviene de la economía real e impone una prueba de fuego para la banca centroamericana y la posición financiera de los bancos en la región, advierten los analistas consultados por E&N. Estos deberán afrontar, además, desafíos muy particulares dados tanto por las condiciones preexistentes en cada país como por las resoluciones en la atención del COVID-19.

“La liquidez es el nombre del juego para todos, para las familias, para las empresas, para los bancos, por supuesto, que tienen la misión de refinanciar a millones de clientes”, resume Óscar Jasaui, presidente de Pacific Credit Rating (PCR). En términos generales, aunque el entorno económico se encuentre prácticamente detenido, la banca centroamericana posee adecuada capitalización para soportar los embates de la crisis, aunque el panorama podría complicarse si la misma se prolonga durante varios meses.

“La mayor parte de los bancos que calificamos en Centroamérica tienen niveles patrimoniales buenos, obviamente estos niveles se pueden afectar por pérdidas potenciales o por deterioro de la cartera de préstamos, también son sensibles al crecimiento o decrecimiento de los créditos”, analiza Rolando Martínez, director Senior de Instituciones Financieras de Fitch Ratings en Centroamérica.

Descargue nuestra edición impresa ¡GRATIS!

¿En qué estado llegó el sector bancario al año 2020? El coronavirus acometió a la banca en un proceso de recuperación, tras una fuerte expansión en los años pasados. Hace una década, el crédito venía creciendo a un ritmo del 15 %, mientras que en la actualidad se ha moderado en torno al 5 %, apunta Alfredo Calvo, director y Líder de Sector Calificaciones de Instituciones Financieras de S&P Global Ratings.

CENTROAMÉRICA: DESEMPEÑO 2019

En términos generales, durante el año 2019 la banca de Centroamérica registró un crecimiento moderado, con buenos resultados en el apartado de las utilidades, las cuales llegaron a US $1.361,2 millones, un incremento anual del 10,8 % en 2019. Las cifras no incluyen a Panamá, país al que se dedica un ranking especial. Las bases de depósitos también se nutrieron y, aunque estos no tocaron los US$100.000 millones, se encuentran a poca distancia, con US$98.091,3 millones, un avance anual del 9,07 %. Destacan los crecimientos de doble dígito en El Salvador, Honduras y Costa Rica.

A menor ritmo crecieron los activos y los créditos, siempre en terreno positivo: los activos sumaron US$142.279,8 millones, un avance anual del 6,15 %; mientras que el saldo de la cartera crediticia se situó en US$85.777,5, un aumento del 3,26%. La competencia entre la banca costarricense, líder por activos, con la guatemalteca se ha estrechado. Costa Rica reporta unos US$46.205,8 millones en activos, un 32,48 % de participación en el mercado; en tanto, Guatemala se lleva una cuota del 31,92%, gracias a sus US$45.420,4 millones. Por su lado, Honduras, El Salvador y Nicaragua comparten el 35,6 % de la cuota del sistema bancario centroamericano.

Captura de Pantalla 2020-05-21 a la(s) 15(800x600)

EL EFECTO NICARAGUA

A pesar de que la cuota de Nicaragua en el consolidado regional es la menor de la región (4,59 %), sus resultados en 2019 influyeron en la fotografía grupal. Debido a una crisis política prolongada, en aquel país los créditos se desplomaron un -20 % el año pasado, las utilidades cayeron fuertemente, (-23,9 %); la base de depósitos lo hizo en -9,1% y los activos descendieron en -5,8 %.

De hecho, excluyendo a Nicaragua del análisis, las cifras en el istmo mejoran considerablemente su rendimiento, pues el avance se acelera al 14,68 %; los créditos también se benefician con un 4,56 % de aumento.

“En Nicaragua la banca venía acostumbrada a trabajar en un entorno de crisis desde abril de 2018 y a finales de 2019 los depósitos ya notaban una mejoría. La crisis internacional actual vendrá a atrasar esta recuperación, pero en este momento muestra niveles de patrimonio y liquidez muy altos y superiores que al inicio de la crisis local”, plantea Rolando Martínez, de Fitch Ratings.

LOS BANCOS LÍDERES

Costa Rica y Guatemala disputan la supremacía bancaria regional y esto se refleja en los líderes del Ranking de Bancos de Centroamérica. Por activos, Banco Industrial de Guatemala se consolidó un año más como el primer lugar entre 68 bancos a escala regional, gracias a sus US$12.733,9 millones de activos, y un crecimiento del 4,8%; Banco Nacional de Costa Rica le sigue de cerca, con un peso de US$12.421,6 millones.
El tercer lugar lo afianza el Banco de Desarrollo Rural de Guatemala (Banrural) que, dicho sea de paso, tuvo el mejor crecimiento anual del Top 10 por el orden del 11,3 %, para acumular US$9.699,1 millones en activos.

La lista del Top 10 la completan, desde el cuarto lugar hasta el décimo: Banco de Costa Rica, G&T Continental de Guatemala, BAC San José, Banco Popular de Costa Rica, FICOHSA de Honduras, Banco Agrícola de El Salvador y Banco Atlántida de Honduras. Las primeras 10 posiciones conservaron sus posiciones con respecto al Ranking 2019, y representaron el 54,1 % de los activos totales de la banca regional, con un ritmo de crecimiento del 6,27%.

El tramo del 11 al 20 del ranking 2020 tuvo varios movimientos: BAC en Guatemala y BAC en Honduras subieron dos posiciones; Banco de Occidente, una y Scotiabank de Costa Rica descendió tres. Resalta, además, que los bancos de origen hondureño están abriendo nuevos mercados a una velocidad prometedora. Banco Atlántida en El Salvador y FICOHSA en Guatemala engrosaron sus activos en 28,8 % y en 25,1 %, respectivamente.
Este robustecimiento los vitaminó para que escalaran un puesto en los rankings por activos de las plazas financieras mencionadas. Con US$628,6 millones de activos, Banco Atlántida desplazó a G&T Continental de la octava posición en la banca salvadoreña; y FICOHSA (US$345,5 millones en activos) hizo lo suyo con Citibank en Guatemala, al quitarla de la décima posición.

De 68 bancos en la región centroamericana, 31 de ellos reportaron activos por más de US$1.000 millones, es decir el 45,5 % de los jugadores del sistema bancario regional. Además, 19 gozaron de crecimientos de doble dígito, es decir, superior al 10 %. En cuanto al Ranking por Créditos, el Banco Nacional de Costa Rica triunfó en el primer lugar, con US$7.311,4 millones de saldo de cartera crediticia y Banco Industrial de Guatemala fue segundo, con US$6.777,8 millones. Los bancos costarricenses colman el resto de las primeras cinco posiciones, mostrando su fortaleza como proveedores crediticios: Banco de Costa Rica, BAC San José y Banco Popular.

En el Ranking por Depósitos, el Banco Nacional de Costa Rica destronó a Banco Industrial de la primera posición. Por otra parte, los bancos guatemaltecos se adueñaron de posiciones claves en el Ranking por Utilidades: Banco Industrial, Banrural, Bantrab y BAC en Guatemala ocupan cuatro de los primeros cinco lugares, junto a Banco Agrícola en El Salvador.

Entérese de los principales hallazgos del Ranking de Bancos de Centroamérica y Panamá en 2020:

Encuentros E&N en VIVO_(800x600)

RELACIONADAS