Claves Del Día
Fecha de publicación: 2020-05-05
FOTO AFP

Honduras: Catracho, el tratamiento que evita llegar al respirador

El co-investigador principal es el médico hondureño en el extranjero Miguel Sierra-Hoffman y como coinvestigadores los galenos especialistas honureños: Emilio Barrueto, Ronald Cardona, David Cortes, Luis Enamorado, José Luis García, Diego Paz, Hector Pineda, Walter Rodríguez, Marcelino Vásquez y Allan Zelaya.

Por La Prensa de Honduras

La tecnología ha sido un aliado importante para los médicos de todos los países porque ante la falta de estudios sobre la pandemia del covid-19 han decidido intercambiar experiencias y apoyarse para salir adelante y buscar salvar vidas con tratamientos menos costosos. Honduras no ha sido la excepción.

Puede leer: Honduras extiende toque de queda por dos semanas más

Producto de esas conexiones y de experiencias médicas nace el tratamiento Catracho cuyo nombre resultó un acróstico conformado con nombres de medicamentos Colchicina, anti inflamatorio, ToZ tocilizumab, iveRmectina, Anticoagulante, Cloroquina o hidroxicloroquina, High flow O2 (oxigeno de alto flujo) y prOnación.

Uno de los medicamentos de la fórmula Catracho es la Colchicina y se hizo un estudio piloto del beneficio del uso de este medicamento que está siendo utilizado para el manejo de pacientes con Covid-19. Los investigadores principales son los médicos hondureños Fernando Valerio y Oscar Díaz.

El co-investigador principal es el médico hondureño en el extranjero Miguel Sierra-Hoffman y como coinvestigadores los galenos especialistas honureños: Emilio Barrueto, Ronald Cardona, David Cortes, Luis Enamorado, José Luis García, Diego Paz, Hector Pineda, Walter Rodríguez, Marcelino Vásquez y Allan Zelaya.

Recomiendan no salir a la calle aunque las autoridades lo permitan, pues la única forma de frenar el contagio es quedándose en casa.

El jefe de la Unidad de Cuidados Intensivos del Instituto Hondureño de Seguridad Social(Ihss), Óscar Diaz, explicó que el protocolo Catracho lo está llevando adelante el médico hondureño que reside en EUA, Miguel Sierra. El es intensivista igual que nosotros pero tiene otra especialidad incluyendo enfermedades infecciosas.

“Yo tuve un webinar con médicos hondureños donde expusimos los resultados de los pacientes que atendimos en el Ihss cuando ya nos empezó a ir mejor que al principio de la epidemia”.

El doctor Sierra nos contactó para compartir ideas porque habían varias cosas que el hacía y que coincidían con nosotros. “Vimos que había una serie de elementos en común en el tratamiento y en el entendimiento de la enfermedad que podían ser útiles y sobre todo ideas novedosas en relación a algunos medicamentos que son de accesos más factibles desde el punto de vista económico.

“Él nos empezó a compartir su experiencia y decidimos echar a andar un trabajo de investigación más serio ya con rigor estadístico para tener conclusiones más serias pero, estamos en este proceso y estamos unificando el protocolo de atención” dijo.

El tratamiento lo que busca es reducir la cantidad de enfermos que se complican y ocupan entrar a cuidados intensivos.

“No es la cura y eso lo decimos responsablemente. Es una estrategia de tratamiento para tratar de optimizar los recursos que tenemos y sobre todo el tema de cuidados intensivos porque para nuestro país es crítico porque son muy pocas camas y personal y si a nosotros nos agarra una avalancha de casos como ha ocurrido en otros países la vamos a ver muy fea” detalló.

La experiencia del equipo de las unidades de cuidados intensivos de San Pedro Sula ha sido muy dinámica en la que se ha ido aprendiendo sobre la marcha y se ha logrado afinar y refinando la estrategia de manejo en todas las etapas clínicas del COVID-19.

El equipo ha logrado cada día mejores resultados con pacientes que, de ser manejados como inicialmente se les estaba tratando, no hubiesen presentado la evolución que están teniendo recientemente.

Síganos: Estamos en Google Noticias

En el protocolo establecen que parte de la problemática para el manejo de pacientes graves y críticos son las limitaciones en cuanto a disponibilidad de recursos dentro de los cuales están los fármacos altamente especializados que se están empleando en los protocolos de todas partes del mundo.

Ante ese panorama se diseñó un estudio para unirnos al esfuerzo científico de comprobar que a fármacos ya conocidos con efectos antiinflamatorios que anteriormente se les ha conocido también efecto antiviral se le puede dar utilidad en el manejo del COVID-19 entre ellos la Colchicina.

El médico intensivista, Fernando Valerio, explicó que el objetivo primordial del protocolo que se está haciendo es demostrar que la Colchicina es segura y efectiva en controlar la desregulación inflamatoria y tormenta de citoquinas, elementos fundamentales en la fisiopatología, morbilidad y mortalidad del COVID-19.

“Se llevará a cabo en las unidades de COVID-19 de San Pedro Sula, por el equipo de trabajo a cargo del grupo de intensivistas. La Colchicina se agregará al tratamiento estándar que se está brindando en las unidades de COVID-19” dijo.

RELACIONADAS