Claves Del Día
Fecha de publicación: 2020-05-04

Costa Rica: Más de 400.000 personas perderían su trabajo durante pandemia

Según estudio, porcentajes de pobreza aumentarán. Nuevos niveles estarían entre un 24% y un 29%.

Por CRHoy

Pandemia; covid-19; derrumbe de la economía; desempleo. Pobreza y necesidad. Son términos a los que el país empieza a acostumbrarse después de casi dos meses desde que la enfermedad respiratoria viral apareció en el radar costarricense.

Puede leer: Estas son las reglas de reapertura de la economía en Costa Rica

Sin embargo, por más cotidianos que sean esos términos en la nueva realidad, las proyecciones sobre la magnitud de los efectos del coronavirus no dejan de provocar escalofríos.

Según el Instituto de Investigaciones en Ciencias Económicas (IICE) de la Universidad de Costa Rica (UCR), más de 400.000 trabajadores perderían su empleo durante la pandemia y Costa Rica enfrentaría nuevos niveles de pobreza escabrosos, no vistos desde hace muchos años.

Los economistas del IICE expusieron en su investigación “Estimación de los efectos del COVID-19 sobre la economía costarricense” que esos 400.000 puestos de trabajo en peligro de desaparecer, corresponden a un 24% de los trabajadores ocupados.

E identificaron que las ramas del comercio, al por mayor y al por menor, así como la actividad de reparación de vehículos y de motocicletas serían donde más caería el requerimiento laboral, con 110.667 puestos menos, un 32.5% del total en esas ocupaciones, con respecto al IV Trimestre del 2019.

Los servicios de alojamiento y de comida perderían durante la pandemia un 49.8% de los empleos, es decir, 70.035 puestos menos.

Otras actividades, como los servicios domésticos en los hogares y el transporte y almacenamiento, también terminarán esta etapa crítica muy golpeados en términos de empleo. En la primera, los economistas estimaron una pérdida de 49.128 empleos, un 30.9%; mientras que en la segunda la caída sería de 47.824 trabajos, un 41.9% menos en comparación con los últimos tres meses del año pasado.

Pobreza como no se veían hace años

De la mano del desempleo y la caída en el ingreso de los hogares vendría una oleada de pobreza como el país no la veía desde muchos años.

Según las estimaciones del IICE, la pobreza estaría entre un 24% y un 29% de los hogares por culpa de los coletazos de la pandemia en la economía tica.

Según la Encuesta Nacional de Hogares (Enaho) del 2019, que elaboró el Instituto Nacional de Estadística y Censos (INEC), a mediados del año pasado la pobreza alcanzaba a un 21% de los hogares del país.

La diferencia en los cálculos se debe a que los economistas plantearon dos escenarios para calcular la reducción en el ingreso de los hogares.

En el primero, la reducción en los niveles de ocupación y, por lo tanto, en los ingresos que se generan de esas ocupaciones, son iguales a la reducción de requerimientos de mano de obra.

Y en el segundo, la reducción en los niveles de ocupación se distribuye en dos grupos: el A, donde un 50% de la reducción de requerimientos se traduce en desempleo, y el B, donde un 50% de la caída en requerimientos se transforma en reducción de la jornada laboral a la mitad, hasta que se complete la reducción total de requerimientos.

Más noticias en Estrategia & Negocios

En el caso de la incidencia de la pobreza, el escenario dos es el menos perjudicial, con un 24% de hogares en pobreza. En este, la pobreza en el área rural sería de un 26,9% y la urbana sería de 22,9%.

El peor de los casos es el que plantea el supuesto uno, en el que la pobreza del país sería de un 29,8%; la rural de un 31.1% y la urbana de un 29,3%.

Golpe al PIB

El IICE estima que el producto interno bruto (PIB) costarricense caerá entre un 4% y el 5,8%. Los expertos preven que habrá dificultades para una recuperación rápida de la economía.

Por ejemplo, en el estudio citaron que si se eliminan las restricciones rápido, las cuales amarran a ciertos sectores de la economía, el país podría quedar expuesto a una nueva ola de contagios.

Y, si se eliminan las restricciones lento, la recuperación, igualmente, será lenta. Además, los hogares regresarán, tras la pandemias, con niveles de consumo menores.

Si se trata de la demanda externa, también observan complicaciones. Para el segundo trimestre, los expertos pronostican una baja de la actividad exportadora, sobre todo hacia Estados Unidos, lo cual influirá en las demás estimaciones.

Por sectores, los que más contribuirían con la caída del PIB serían, en primer lugar, el turismo, que en seis meses perdería -1,50%; en tres meses, la caída de los servicios de comida sería de más un 1% del PIB al cabo de tres meses.

RELACIONADAS