Claves Del Día
Fecha de publicación: 2020-03-28

¿Crees que la cuarentena se acabará en abril? Esto dice Bill Gates

Bill Gates se ha vuelto viral estos días por una conferencia de 2015 en la que predijo que la comunidad científica ‘no estaba lista para la próxima epidemi’ y que ‘si algo mata a más de 10 millones de personas en las próximas décadas, lo más probable es que sea un virus altamente infeccioso en lugar de una guerra’.

Por Agencias

El fundador de Microsoft, Bill Gates, que ha dedicado los últimos años a estudiar enfermedades como la influenza, el ébola y, ahora, la covid-19, estuvo respondiendo a preguntas que le hizo la gente en la red Reddit.

Puede leer: Casi la mitad del mundo se encierra

A muchos sorprendió por sus contundentes respuestas, pero la que llamó la atención fue la relacionada a la cuarentena o confinamiento.

“La fase actual tiene muchos casos en países ricos. Con las acciones correctas, incluidas las pruebas y el distanciamiento social (lo que yo llamo «cierre») dentro de 2-3 meses, los países ricos deberían haber evitado los altos niveles de infección. Me preocupa todo el daño económico, pero aún peor será como afecte esto a los países en desarrollo que no pueden hacer un distanciamiento social de la misma manera que los países ricos, y cuya capacidad hospitalaria es mucho menor”, indicó.

Con esto dejó la puerta cerrada a que las medidas tomadas por los gobiernos se acaben en abril.

Otras respuestas

Sobre la eficacia de cerrarlo todo: “La experiencia en China es la información más valiosa que tenemos. Hicieron su «cierre» y pudieron reducir el número de casos. Están haciendo pruebas ampliamente, por lo que ven los repuntes de inmediato, y hasta ahora no ha habido muchos. Evitaron una infección generalizada”.

“El único modelo que se sabe que funciona es un serio esfuerzo de distanciamiento social. Si no haces esto, la enfermedad se propagará a un alto porcentaje de la población y los hospitales estarán sobrecargados de casos. Si un país no controla sus casos, otros países evitarán que alguien entre o salga de él. Creo que los Países Bajos terminarán haciendo lo que otros están haciendo.”

Más detalles: Así golpea el Covid-19 a la región

Sobre el cierre de las escuelas y su impacto: “Es un gran problema que las escuelas vayan a estar cerradas, probablemente, durante los próximos meses. Me impresionan los enfoques creativos que muchos profesores están desarrollando para enseñar de forma remota, pero sé que no todos están preparados para hacerlo. Existen muchos buenos recursos en línea, como Khan Academy, CommonLit, Illustrative Mathematics, Zearn y Scholastic”. “Desafortunadamente, los estudiantes de bajos ingresos se verán más afectados por la situación que otros, por lo que necesitamos ayudar de cualquier forma”.

Sobre la necesidad de webs oficiales para autotestarse: “Necesitamos democratizar y escalar el sistema de pruebas con un sitio web de los CDC donde las personas accedan e ingresen a su situación. Las situaciones prioritarias se deben evaluar en menos de 24 horas. Esto es muy posible, ya que muchos países lo han hecho. Los trabajadores de la salud, por ejemplo, deberían tener prioridad. Las personas mayores deben tener prioridad. Podremos ponernos al día con la demanda de pruebas unas pocas semanas después de tener el sistema en marcha. Sin el sistema no sabemos lo que hace falta: bastoncillos, reactivos, etcétera”.

Sobre los ensayos clínicos para una vacuna: “Hay más de seis esfuerzos diferentes para hacer una vacuna. Algunos usan un nuevo enfoque llamado ARN que no está probado. Hará falta mucha fabricación para los diferentes enfoques, sabiendo que algunos de ellos no funcionarán. Necesitaremos literalmente miles de millones de vacunas para proteger el mundo. Las vacunas requieren pruebas para asegurarnos de que sean seguras y efectivas. Algunas vacunas como la de la gripe no lo son para los ancianos. Las primeras vacunas que recibamos serán para trabajadores de la salud y trabajadores críticos. Esto podría suceder antes de 18 meses, si todo va bien”.

“Muchos países ricos podrán mantener un número pequeño de casos si hacen lo correcto, pero a los países en desarrollo les resultará muy difícil detener la propagación, por lo que una vacuna es crucial”.

Sobre terapias alternativas a la vacuna: “Podríamos tener un producto terapéutico mucho antes que una vacuna. Idealmente, esto reduciría la cantidad de personas que necesitan cuidados intensivos, incluidos los respiradores”. “Podría ser un antiviral o anticuerpos u otra cosa. Una idea que se está explorando es usar la sangre (plasma) de las personas que se recuperan. Esto puede tener anticuerpos para proteger a las personas. Si funciona, sería la forma más rápida de proteger a los trabajadores de la salud y a los pacientes con enfermedades graves”.

Sobre estar más preparados en el futuro: “Necesitamos tener la capacidad de escalar diagnósticos, medicamentos y vacunas muy rápidamente. Existe la tecnología para hacerlo bien, si se realizan las inversiones adecuadas. Los países pueden trabajar juntos en esto. Creamos CEPI (Coalición para la Innovación en Preparación para Epidemias), que trabajó un poco en las vacunas, pero que necesita ser financiada a un nivel más alto para tener capacidad de fabricación para todo el mundo”.

“Creo que después de que esta [epidemia] esté bajo control, los gobiernos y otros invertirán mucho en estar listos para la próxima. Esto requerirá una cooperación global, particularmente para ayudar a los países en desarrollo, que serán los más afectados. Un buen ejemplo es la necesidad de probar terapias donde sea que esté la enfermedad, para ayudar al mundo entero. El virus no respeta las fronteras nacionales.”

La fundación de Bill Gates se ha comprometido a donar US$100 millones para la investigación y la lucha contra la Covid-19 en todo el mundo, más otros US$5 millones en el estado de Washington, donde tiene su sede. Gates es el segundo hombre más rico del mundo, con un patrimonio de US$98.000 millones.

RELACIONADAS