Claves Del Día
Fecha de publicación: 2020-02-10
El Salvador vivió este domingo una jornada tensa, luego de que el choque que mantiene el poder Ejecutivo con el Legislativo escalara a niveles no vistos desde antes de la firma de los Acuerdos de Paz (1992). La jornada fue marcada por la militarización del recinto legislativo donde además hubo una masiva concentración convocada por el presidente Nayib Bukele
Galeria  Ver Fotogalería

El Salvador: Empresa privada llama al diálogo ante choque entre Ejecutivo y Legislativo

Al llamado de la ANEP y la Cámara de Comercio se suma la AMCHAM y otros incluso organismos internacionales como Human Right Watch y la Unión Europea.

Por estrategiaynegocios.net

El choque de poderes que vive El Salvador ha despertado diversas reacciones tanto dentro como fuera del país y uno de los sectores que hace un llamado a la cordura, el diálogo y el respeto a la institucionalidad es la empresa privada.

Recomendamos: El Salvador: Choque de poderes por préstamo para seguridad

El Salvador vivió este domingo una jornada tensa, luego de que el choque que mantiene el poder Ejecutivo con el Legislativo escalara a niveles no vistos desde antes de la firma de los Acuerdos de Paz (1992). La jornada fue marcada por la militarización del recinto legislativo donde además hubo una masiva concentración convocada por el presidente Nayib Bukele.

Asamblea ejército3(800x600)

La Asociación Nacional de la Empresa Privada (ANEP), principal gremial empresarial del país, emitió un comunicado donde valora que el enfrentamiento “perjudica innecesariamente la armonía social y deteriora el clima de inversiones”.

“La popularidad del presidente debe ser utilizada para convencer y no para generar crisis civil en la sociedad”, sostiene la ANEP.

Relacionado: Las 5 medidas de seguridad implementadas por el nuevo Gobierno de El Salvador

Según la Asociación el Ejecutivo “no puede excederse en sus funciones al interpretar la Constitución, colocando al país en una crisis institucional por un choque de poderes” destaca la gremial, en particular, por las diferencias en torno al aval legislativo de un préstamo.

Comunicado presidencia(800x600)

Esta semana, la presidencia de la República echó mano del Artículo 167 de la Constitución de la República que le da facultad al Consejo de Ministros de la presidencia para “convocar extraordinariamente a la Asamblea Legislativa, cuando los intereses de la República lo demanden”.

La administración Bukele busca que los diputados aprueben un préstamo por US$109 millones para financiar la tercera fase del plan de seguridad Control Territorial, uno de los principales estandartes del gobierno.

Recomendamos: ¿Por qué ganó Nayib Bukele, el candidato anti-sistema?

La Fundación Salvadoreña para el Desarrollo Económco y Social (Fusades), valora que la confrontación se ha acentuado desde el inicio del mes.

Mediante un comunicado emitido este domingo, la entidad recalca que "no existen condiciones extraordinarias de acuerdo con la Constitución para que el Consejo de Ministros convoque a la Asamblea Legislativa, dado que esta se encuentra sesionando normalmente, y es completamente permitido por la Constitución que haya casos en que no se le aprueben los préstamos que solicita”.

Bukele Asamblea 3(800x600)

“Se espera que finalmente prevalezca la sensatez y la cordura, y que se imponga el respeto a la institucionalidad democrática, que es el sistema en el que mejor se respeta la dignidad de todas las personas”, enfatiza el documento.

Fusades destaca que la convocatoria realizada por el Consejo de Ministros es jurídicamente “improcedente” por no existir la “situación extraordinaria” que la Constitución exige.

“Dicha disposición (el Artículo 167) se plasmó para responder a situaciones en que la Asamblea Legislativa entrará en períodos de vacaciones, y en casos de calamidad general y catástrofe. Ninguno de los dos supuestos se cumplen y, por ello, la convocatoria es inconstitucional, ya que, por una parte, la Asamblea está en funciones y no en vacaciones o receso, sino deliberando sobre el asunto, como es propio y natural en los parlamentos; y por otra parte, tampoco han sucedido los acontecimientos de calamidad general. Esta posición fue reafirmada de manera espontánea por más de una decena de organizaciones de la sociedad civil”, añade.

La Cámara de Comercio e Industria de El Salvador (CCIES) por su parte pidió respetar la institucionalidad y bajar el tono a la tensión política.

"Todavía estamos a tiempo para evitar que la tensión política escale a límites insospechados. Pedimos reflexión a nuestras autoridades antes que sea demasiado tarde. Hacemos un vehemente llamado a la comunidad internacional a mantener sus ojos en nuestro país. Podríamos estar delante de un muy peligroso punto de inflexión. Exigimos el inmediato retiro de las fuerzas armadas del recinto legislativo. Eso no es concebible en democracia", escribió la gremial en un hilo de Twitter, en tanto que su presidente, Javier Steiner, enfatizó que “en una verdadera democracia es inconcebible ver una Asamblea Legislativa tomada desde adentro con las Fuerzas Armadas. ¡Exigimos el respeto a la institucionalidad!”.

De interés: Los retos de Nayib Bukele en la presidencia de El Salvador

“El Salvador necesita unidad, democracia y entendimientos para salir adelante. Se deben evitar las amenazas e insurrecciones injustificadas. Al contrario, lo que exigimos es calma y paz! La independencia y respeto entre los tres poderes del estado es fundamental”, añadió Steiner.

Por su parte, Eduardo Cáder, presidente de la Asociación Salvadoreña de Industriales (ASI), insistió en la necesidad de que la seguridad se tome como un tema sin colores partidarios.

"Si el tema de fondo en discusión es la seguridad, está no tiene ideología y hago un llamado de objetividad patriótica a las partes, Ejecutivo y Asamblea, para negociar-resolver a favor del PAÍS siempre y cuando el gasto se justifique", publicó en su cuenta en Twitter.

De acuerdo con el líder empresarial es necesario que prime la sensatez y se evite profundizar el enfrentamiento. "Económicamente estamos bajo la lupa de calificadoras internacionales que miden estabilidad política y crecimiento o desarrollo económico", profundizó, mientras agregó la etiqueta #NoBotenlaimagenlograda.

Para la Cámara Americana de Comercio en El Salvador (AmCham) en esta coyuntura debe prevalecer el Estado de Derecho.

"Hacemos un llamado al Poder Ejecutivo y a la sociedad civil para que se respete el Estado de Derecho y el sistema democrático", destaca la entidad en un comunicado. Asimismo, arremetió contra el llamado a la insurrección que hizo Bukele tema que sostiene: "solo causa daño a la imagen de El Salvador ante la comuniudad internacional, los inversionistas y nuestros semejantes".

La AmCham enfatizó que la Fuerza Armada no debería involucrarse en esta situación, la que tildó de "delicada".

Centro de gobierno(800x600)

Organismos internacionales piden cordura

La Delegación de la Unión Europea (UE) El Salvador por su parte emitió un pronunciamiento en el que insta a “respetar el pluralismo político y la separación de poderes”.

“Las relaciones de la Unión Europea con sus socios siempre se han basado en un conjunto de principios universales, entre otros el Estado de Derecho, el respeto al pluralismo político y la separación de poderes, que garantizan una democracia estable y duradera”, explica la UE en su declaración.

Además, advierte de que “el irrespeto al orden constitucional rompería con 28 años de estabilidad democrática y causaría un gran daño a la convivencia y a la imagen internacional del país”.

Bruselas reconoce que “el problema de la seguridad ciudadana es una prioridad nacional" y expresa su apoyo a "todos los esfuerzos en este sentido", pero considera que "el enfrentamiento entre las instituciones del Estado en El Salvador ha causado una gran preocupación".

"Hacemos un llamamiento al Gobierno de El Salvador y a la Asamblea Legislativa para que la situación se resuelva de forma satisfactoria y pacífica y que la independencia de las instituciones se respete, con el pleno acatamiento a la Constitución”, apunta la UE.

En tanto, el Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos (OACNUDH) llama a El Salvador mantener un "diálogo" abierto y garantizar "el pleno respeto de la instirucionalidad democrática.

La OACNUDH reitera en su mensaje que se debe respetar "la independencia de las ramas del poder público", "condición necesaria para el cumplimiento de la Constitución y en conformidad con las obligaciones internacionales de derechos humanos adquiridas por el Estado".

Bukele Asamblea2(800x600)

Human Right Watch: Bukele que ha hecho exhibición de fuerza bruta

El director ejecutivo Human Rights Watch (HRW) para las Américas, José Miguel Vivanco, criticó que el presidente Nayib Bukele haya hecho uso de efectivos militares y de las fuerzas de seguridad, con el objetivo de presionar a los diputados.

Vivanco instó a la Organización de Estados Americanos (OEA) a convocar una reunión urgente en función de la Carta Democrática.

“¿Qué concepto tiene Nayib Bukele sobre democracia?” dijo Vivanco quien le responsabiliza de la “grave crisis constitucional” que vive en este momento El Salvador. Al no lograr apoyo del Congreso ordenó rodearlo por el Ejército y soldados con armas largas, que ingresaron al plenario de las sesiones”, escribió en su cuenta en Twitter.

Vivanco criticó además el tono religioso que Bukele imprimió a los eventos de hoy en el Palacio Legislativo salvadoreño, donde tras orar en la mesa de la Junta Directiva del Congreso dio un ultimatum de una semana a los legisladores para que aprueben el préstamo para seguridad antes de declararlos en desacato.

"Usar la religión en la política es una de las fórmulas típicas de los autócratas. Así lo enseña consistentemente la historia. Al parecer la ocupación militar del Congreso de El Salvador fue discutida por su presidente, Nayib Bukele, nada menos que directamente con Dios...", ironizó el representante de HRW.

EE.UU., Guatemala y Costa Rica se pronuncian

El embajador de Estados Unidos en El Salvador, Ronald Johnson, fue otra de las voces que hizo llamados al respeto de la institucionalidad.

Desde su cuenta en Twitter el diplomático estadounidense enfatizó que urge el consenso entre poderes de Estado. Desde la firma de los Acuerdos de Paz hemos apoyado el fortalecimiento de la democracia en El Salvador. Hacemos un llamado a todas las partes del estado y a todos los salvadoreños a trabajar y dialogar en búsqueda de consensos y a mantener la calma. Estamos con #ElSalvador", sentenció.

El 7 de febrero la sede diplomática ya había anticipado que “el Plan Control Territorial ha tenido resultados en reducir la violencia” y que esperaban que se encuentre “la mejor forma de darle continuidad”, pero respetando el rol de cada órgano del Estado. “Cuenten con nuestro apoyo para crear más seguridad y prosperidad”, publicó Johnson.

Por su parte, el presidente de Guatemala, Alejandro Giammattei, mostró su respaldo hacia el plan de seguridad que ejecuta Bukele, pero insistió en que

“Apoyamos al presidente Nayib Bukele en el esfuerzo por brindar la seguridad a través del plan Control Territorial y hacemos un llamado al diálogo y al fortalecimiento de la democracia en nuestro hermano país de El Salvador”, publicó el mandatario en su cuenta en Twitter.

El Gobierno de la República de Costa Rica, por su parte, hizo un llamado a “que se mantenga el respeto a la institucionalidad democrática en la República de El Salvador y llamó a promover un diálogo constructivo en un ambiente de paz”.

“Ante los hechos registrados en las últimas horas en El Salvador, la República de Costa Rica confía en que se mantenga el respeto a la independencia de poderes, y el respeto absoluto a la Constitución.

El Salvador ha logrado avances significativos en el fortalecimiento del Estado de Derecho y, por ello, Costa Rica confía en que prevalecerá el entendimiento y el diálogo respetuoso y constructivo, orientado al mantenimiento de la paz”, indicó la Cancillería a través de un comunicado.

RELACIONADAS