Claves Del Día
Fecha de publicación: 2020-02-09
Salvadoran President Nayib Bukele gestures as he speaks to supporters during a protest outside the Legislative Assembly to make pressure on deputies to approve a loan to invest in security, in San Salvador on February 9, 2020. (Photo by MARVIN RECINOS / AFP)
Galeria  Ver Fotogalería

El Salvador: Bukele da ultimátum a diputados y agudiza choque de poderes

El Ejecutivo militarizó la sede del Congreso este domingo. El presidente Bukele dijo que los diputados estaban en "desacato" y que "si quisieramos apretar el botón solo apretamos el botón" dejando abierta la posibilidad de disolver o intervenir al otro poder de estado.

Por estrategiaynegocios.net

El Salvador vivió una jornada tensa la tarde de este domingo, luego de que el choque que mantiene el Ejecutivo con el Legislativo escalara a niveles inéditos desde antes de la firma de los Acuerdos de Paz (1992).

El gobierno del presidente Nayib Bukele militarizó la sede del Congreso en medio de una polémica por la no aprobación de un préstamo por US$109 millones para financiar la tercera etapa del plan de seguridad "Control territorial".

Francotiradores(800x600)

En varias zonas de la capital el refuerzo policial se hizo acompañar de militares con chalecos antibalas y armas de guerra, incluso se pudieron ver francontiradores que se apostaron en los edificios del Centro Gobierno, donde se encuentra la sede de la Asamblea Legislativa.

De interés: Los retos de Nayib Bukele en la presidencia de El Salvador

Al interior del recinto los militares y equipos especiales de la Policía custodiaron incluso los pasillos del hemiciclo. Fuera del edificio el Ejecutivo movilizó a decenas ciudadanos que atendieron al llamado hecho por el presidente Bukele para manifestarse contra la negativa de los diputados para reunirse tras una cuestionada convocatoria extraordinaria convocada para la mañana del domingo 9 de febrero, cuyo punto único sería la discusión del dictamen sobre el préstamo.

Militares Asamblea(800x600)

Presidencia echó mano del artículo 167 de la Constitución de la República, inciso séptimo, que le da facultad al Consejo de Ministros de la presidencia para “convocar extraordinariamente a la Asamblea Legislativa, cuando los intereses de la República lo demanden".

La Asamblea recibió la solicitud la noche del 6 de febrero, mientras estaban en sesión plenaria, pero rechazaron la convocatoria presidencial.

Con 67 votos –de 84– los diputados aprobaron una respuesta de cuatro páginas al Consejo de Ministros en la cual señalaron que el préstamo es analizado y que no existen condiciones que justifiquen una convocatoria extraordinaria por no ser "una emergencia constitucional".

Bukele correligionarios(800x600)

Discurso presidencial

Desde la tarde del sábado empleados del Ejecutivo montaron una tarima en el Centro de Gobierno en la que la tarde del domingo el presidente Bukele descalificó a los diputados de la oposición y a quienes reprochó por no haber acatado la convocatoria de su Consejo de Ministros y a la que solo respondió una veintena de legisladores (de 84), la mayoría del oficialista Gran Alianza por la Unidad Nacional (GANA) y del Partido de Concertación Nacional (PCN).

Recomendamos: ¿Por qué ganó Nayib Bukele, el candidato anti-sistema?

El mandatario ofreció su discurso ante una multitud que gritó "insurrección, insurrección" y la que le respondió ofreciéndole su respaldo. Bukele criticó además las lecturas de inconstitucionalidad hechas por la oposición y tanques de pensamiento. Asimismo, dijo que no hay necesidad de que la Sala de lo Constitucional de la Corte Suprema de Justicia (CSJ) haga una lectura sobre el proceder del Ejecutivo.

"Cualquier niño de seis años puede decir claramente ese artículo. Me extraña que haya abogados que digan que el artículo no dice eso (...) no necesitamos que la Sala de lo Constitucional interprete algo, que interprete un artículo textual ¿Quién nos va a decir cómo se lee algo que está claro?, argumentó.

Asamblea ejército3.1(800x600)

En el choque entre el Ejecutivo y el Legislativo el poder Judicial aún no ha emitido opiniones, pero ante la Sala de lo Constitucional se han interpuesto al menos dos demandas por inconstitucionalidad por la movida jurídica del Ejecutivo.

En su primera intervención ante sus correligionarios el presidente tildó de "delincuentes" y "sinvergüenzas" a los diputados opositores a quienes reclamó por los vínculos con pandillas y de su negativa para aprobar los fondos para la seguridad pública. "Negociaron la sangre del pueblo salvadoreño a cambio de votos", reclamó al referirse a los casos que investiga la Fiscalía en donde se vincula a funcionarios como Norman Quijano, expresidente del Congreso, exalcalde de San Salvador, excandidato a la presidencia (201)4 y uno de las figuras más reconocidas del partido ARENA, así como al exministro de seguridad del gobierno deñ FMLN (2014-2019) Arístides Valencia, entre otros funcionarios y exfuncionarios.

Insistió en que al no acudir a la cita de su Consejo de Ministros, los diputados "rompieron el orden constitucional" y añadió: "la constitución no es letra muerta", ante el aplauso de sus correligionarios.

Lea también: Enero 2020 cierra con la cifra más baja de homicidios en casi 30 años

"Nosotros estamos haciendo historia y los que digan que no, que miren este mar de gente, enfrente de la Asamblea Legislativa, con su presidente, hablándoles... con el apoyo de la Fuerza Armada y la Policía Nacional Civil, que está acá no para reprimir al pueblo, sino para apoyar al pueblo", enfatizó.

Artículo 167(800x600)

El presidente Bukele se escuda en el Artículo 167, numeral 7 de la Constitución de la República, que abre una puerta para que el Ejecutivo, a través del Consejo de Ministros, llame a la Asamblea a una sesión extraordinaria.

Esta tarde, sin embargo, insistió en que la negativa de los legisladores le habilita para invocar el Artículo 87 que se refiere al derecho de insurrección.

“El Artículo 87 que no me da el poder a mí, se lo da al pueblo salvadoreño de que cuando funcionarios rompen el orden constitucional el pueblo tiene derecho a la insurrección”, dijo Bukele en su discurso transmitido en redes sociales.

Artículo 87(800x600)

Tras su primera intervención, Bukele pidió permiso al auditorio parea ingresar al recinto legislativo.

El discurso tomó tintes religiosos cuando insistió que “la decisión que vamos a tomar ahora la vamos a poner en manos de Dios. Vamos hacer una oración”, dejando abierta la posibilidad de intervenir en el Legislativo.

Bukele ingreso Asamblea(800x600)

“Les quiero pedir que me permitan entrar. Quienes son creyentes en Dios los que no lo son les pido que nos toleren... les quiero pedir que me dejen entrar al Salón Azul a hacer una oración y que Dios nos dé sabiduría sobre los pasos que vamos a tomar y luego la decisión estará en ustedes”, dijo.

Tras unos minutos en el hemiciclo Bukele volvió a la tarima, donde recalcó: “el pueblo salvadoreño completo sabe, nuestros adversarios lo saben, la comunidad internacional lo sabe, nuestra Fuerza Armada lo sabe, nuestra Policía Nacional Civil lo sabe, todos los poderes fácticos del país lo saben: si quisiéramos apretar el botón, solo apretamos el botón. Pero yo le pregunté a Dios y Dios me dijo: ‘paciencia, paciencia, paciencia’”.

Bukele oración(800x600)

El mandatario sostuvo que confía en lograr mayoría en el Legislativo en las urnas durante las elecciones de 2021 y se preguntó: “¿Por qué la vamos a tomar por la fuerza (la Asamblea)? Aunque la Constitución les dé el derecho y yo no se los voy a impedir… Yo les pido, yo les pido: paciencia”, dijo.

Destacado: La deuda de El Salvador supera los US$20.000 millones

Sin embargo, arremetió tras afirmar que si los diputados no aprueban el préstamo esta semana volverá a convocar a sus correligionarios. " Si estos sinvergüenzas no aprueban esta semana la Fase 3 del Plan Control Territorial nos volvemos a convocar aquí el próximo domingo. Le volvemos pedir sabiduría a Dios ", dijo a sus simpatizantes quienes llegaron por sus medios o fueron transportados por vehículos oficiales.

En tanto, remató argumentando que "ningún pueblo que haya ido en contra de Dios ha triunfado. Demos una semana más a estos sinvergüenzas. Los convocamos de nuevo si no aprueban el plan (…) sino, yo no me voy a poner entre el pueblo y el Artículo 87 de la Constitución", concluyó.

Críticas

El choque entre los poderes Legislativo y Ejecutivo provocó la preocupación de diferentes sectores en virtud de la intervención de los militares y policías que se sumaron a la posición del mandatario.

Destacado: Empresa privada llama al diálogo y comunidad internacional condena militarización

El cardenal Gregorio Rosa Chávez advirtió que el país está ante un conflicto evidente con "dos posturas bastante radicales", por lo que instó a las partes a "bajar los niveles de confrontación y volver a los niveles de la racionalidad".

Por su parte, el analista y exministro de Justicia Francisco Bertrand, tras calificar fuera de lugar el llamado de Bukele a la Asamblea, dijo que el país ha vivido la situación "más grave" de las últimas décadas y similar a las que sucedían normalmente en los años 1950 y 1960 durante los regímenes militares.

La Unión Europea también expresó este domingo en un comunicado la "gran preocupación" que ha causado el "enfrentamiento" entre las instituciones salvadoreñas.

En tanto, la Fundación Salvadoreña para el Desarrollo Económico y Social (Fusades), el principal tanque de pensamiento del país, pidió el "retiro de las Fuerzas Armadas" del recinto legislativo, entre otras medidas, para desactivar la crisis.

Las pandillas son responsables de gran parte de la violencia en El Salvador, uno de los países sin guerra más violentos del mundo, con un promedio anual de 35,6 homicidios por cada 100.000 habitantes en 2019.

Crédito de la discordia

Bukele busca que el legislativo le apruebe un préstamo de US$109 millones concedido por el Banco Centroamericano de Integración Económica (BCIE), fondos que serán usados para equipar a la Policía y el Ejército.

De interés: Los retos de Nayib Bukele en la presidencia de El Salvador

El detalle de gastos incluye la compra de helicópteros, un buque para búsqueda y rescate, cámaras de videovigilancia, drones, patrullas, uniformes policiales, radios, ambulancias, camiones, lentes de visión nocturna y equipo para el Hospital Militar.

Bukele escoltas(800x600)

Los diputados tenían listo el dictamen pero le retiraron el apoyo, alegando que temen que US$25,9 millones del préstamo se destinen a la empresa SeguriTech Integral Security, una firma dedicada a la videovigilancia que pagó un viaje del viceministro de Seguridad y director de Centros Penales, Osiris Luna.

Luna fue el protagonista de un escándalo desde finales del año pasado tras difundirse fotos de él y una acompañante en un viaje en jet privado. La filtración movilizó a cientos en redes sociales a cuestionar quién había pagado el viaje y se convirtió en una de las grandes crisis de la gestión de Bukele.

El Ejecutivo trató de mantener en reserva la información, confirmó que se trataba de un viaje oficial, pero aseguró que no se había erogado fondos públicos. Una investigación de El Faro confirmó que el viaje fue pagado por Seguritech.

Sin embargo, el pulso entre la Asamblea y el Ejecutivo tiene otras dimensiones como el llamado a interpelación de los titulares de Salud y de la compañía estatal de aguas sobre una crisis en la calidad del servicio en enero, algo que Bukele critica y que señala ocurre en medio de una investigación fiscal contra el expresidente del Congreso, Norman Quijano, de ARENA, -y a otros dipútados y exfuncionarios de gobierno- por negociaciones con las pandillas.

Con información de AFP.

RELACIONADAS