Claves Del Día
Fecha de publicación: 2020-01-07

Investigan posible nuevo fallo en el diseño del Boeing 737 MAX

Durante la inspección de seguridad del Boeing 737 MAX, encargada por la Administración Federal de Aviación de EEUU, se detectó un nuevo defecto que podría estar relacionado a los dos accidentes ocurridos en 2018 y 2019, de Lion Air y Ethiopian Airlines, respectivamente.

Por Agencias

Según los datos preliminares, las aeronaves se estrellaron debido al mal funcionamiento del sistema de estabilización de vuelo, conocido como el MCAS por sus siglas en inglés. Dicho sistema bajaba automáticamente el timón de la aeronave, haciendo que cayera en picada.

Sin embargo, durante la reciente inspección, los ingenieros de Boeing se toparon con un aspecto del diseño preocupante: el cableado que controla las superficies de control ubicadas en la cola del avión. Dicha información proviene de un ingeniero de alto rango dentro de la compañía, así como de otras tres personas familiarizadas con el tema, informa la cadena estadounidense CNN.

Actualmente se está indagando si las dos secciones de cableado que ejercen estas funciones se encuentran demasiado cerca entre sí y podrían causar un cortocircuito, que por su parte podría llevar a un accidente aéreo.

Por su parte, un portavoz del fabricante estadounidense indicó que aún es demasiado temprano para "especular" si el nuevo descubrimiento llevará a más modificaciones en el avión y por consiguiente mayores retrasos en su vuelta al servicio.

De hecho, estaba previsto que la nueva certificación de la aeronave tendría lugar en 2019, pero debido a los retrasos en la inspección de los Boeing 737 MAX esta se pospuso hasta 2020. Visto este cambio, la compañía estadounidense congeló la fabricación de estos aviones, que desde principios de 2019 se encontraban estacionados por todo el mundo.

RELACIONADAS