Claves Del Día
Fecha de publicación: 2019-12-13

Más de US$6 millones anuales perderá Honduras por canon de Toncontín

El consecionario Palmerola Internacional Airport recibirá millonarios ingresos por operar la terminal capitalina y dejará de pagar unos 150 millones de lempiras anuales al Estado en concepto de canon.

Por La Prensa de Honduras

El Gobierno sirvió en bandeja de plata la operación y administración del aeropuerto Toncontín a la concesionaria Palmerola International Airport (PIA) del grupo Emco SA de CV y Aeropuertos de Múnich, sin que esta sociedad haya realizado ninguna inversión en mejoras y en modernización del aeródromo capitalino y sin haber pasado por un obligatorio proceso de licitación pública.

La semana pasada el Congreso Nacional a solicitud del Poder Ejecutivo aprobó una polémica adenda al contrato de concesión de Palmerola, mediante la cual le cede a Emco a partir de octubre de 2020 las operaciones aéreas nacionales e internacionales de Toncontín y, además, le amplía la concesión de 30 a 35 años y le prorroga el cronograma de finalización de las obras al segundo semestre de 2021.

Dicha reforma generó virulentas reacciones del empresariado nacional y de la sociedad hondureña, especialmente la capitalina, debido a que la concesión de la terminal aérea se realizó sin un proceso de licitación pública.

El contrato de concesión de Palmerola establece que al entrar en operaciones el nuevo aeródromo civil en Comayagua, el flujo de pasajeros de Toncontín se derivará a la nueva terminal y se procederá al cierre de operaciones de esta última, pero en ningún punto contempla que por retrasos u otros inconvenientes en la construcción de la nueva obra aeroportuaria, Toncontín debía pasar a manos de Emco SA de CV.

Repercusiones

Fuentes de la empresa privada consultadas por LA PRENSA indicaron que la entrega de Toncontín a la referida sociedad está plagada de irregularidades y obligatoriamente debió someterse a un proceso licitatorio o en cualquier caso debió ampliarle al actual concesionario la licencia para que continuara administrándolo, mientras Palmerola entraba en operación a finales de 2021.

Esta decisión tendrá repercusiones económicas para el estado y el pueblo hondureño en vista que Palmerola International Airport (PIA) no pagará ni un centavo en canon por los próximos 28 años, según lo estipulado en el contrato de concesión.

Este acuerdo dice que el concesionario comenzará a pagar el 10% del canon hasta que supere un tráfico de 600.000 pasajeros anuales, después del año 28.

La concesionaria aduce que el Gobierno le entregó el aeropuerto Toncontín sin un proceso de licitación, porque incumplió con los compromisos de hacer las obras que le correspondían como parte de la alianza público privada, pero no menciona que el Gobierno le aprobó a mediados de este año us$46 millones más para concluir el proyecto.

Desde el año 2000 a la fecha, Toncontín triplicó el tráfico de pasajeros y entre enero y diciembre de 2019 reportó más de 732,000 viajeros nacionales e internacionales. Actualmente, solo esta terminal aérea reporta al Estado un canon de 150 millones de lempiras anuales (Más de US$6 millones, al cambio actual), sin contar los ingresos económicos que genera al operador actual.

En ese mismo periodo, Aeropuertos de Honduras ha pagado más de 3,500 millones al estado en canon aeroportuario.

RELACIONADAS