Claves Del Día
Fecha de publicación: 2019-11-08

El euro emerge como apuesta valiente contra el dólar hacia 2020

Para aquellos que piensan apostar contra el resistente dólar, el dilema ha sido qué comprar en su lugar. La respuesta, para algunos, es a la vez obvia y valiente: el euro.

Por Bloomberg

Si bien el par euro-dólar es el que se comercializa más activamente en el mundo, las perspectivas para Europa no han sido exactamente destacables en los últimos tiempos. La zona del euro ha estado luchando con una economía regional caída, las consecuencias de las disputas comerciales mundiales y los riesgos derivados de la incertidumbre del brexit. También alberga grandes franjas de deuda con rendimientos negativos.

Todo eso ha sido un lastre para el euro, que se ha quedado atrás de la mayoría de sus pares más importantes este año. Pero a medida que algunos de estos desafíos retroceden, la moneda se está convirtiendo una vez más en una opción atractiva para algunos compradores, y en octubre tuvo su mejor mes frente al dólar desde principios de 2018. Algunos inversionistas apuestan a que una mejora gradual en el crecimiento y el progreso en las conversaciones entre Estados Unidos y China podría avivar el sentimiento de riesgo e impulsar el euro al alza.

“Un periodo de relativa estabilidad en las negociaciones comerciales” debería impulsar la moneda, asegura Francesca Fornasari, administradora de cartera en Insight Investment, que tiene US$844.000 millones en activos bajo administración. También hay “expectativas de un mayor cambio hacia la política fiscal como un medio para apoyar el crecimiento en Europa”.

En lo que va del año, no ha sido una buena idea apostar contra el dólar, incluso en medio de expectativas de que se debilitaría. El dólar se ha recuperado constantemente después de periodos de debilidad y alcanzó un máximo de más de dos años a principios de octubre. Antes del mes pasado, el euro cayó durante ocho de nueve meses.

El índice Bloomberg Dollar Spot ha aumentado más de 0,5% en lo que va de la semana.

Vientos en contra

Aún así, algunos de los principales vientos en contra del año para el euro están disminuyendo. Tanto los funcionarios chinos como los estadounidenses han hablado positivamente sobre las negociaciones en curso para llegar a un acuerdo comercial preliminar, lo que podría estimular aún más el apetito por el riesgo y eliminar la necesidad del dólar como refugio.

Además, la fecha límite para el brexit se ha retrasado hasta el 31 de enero, lo que elimina la amenaza de una salida sin acuerdo este año. La nueva presidente del Banco Central Europeo, Christine Lagarde, recientemente hizo sonar un tono más fuerte que su predecesor respecto a impulsar el estímulo fiscal para facilitar el crecimiento.

Estrategas de JPMorgan Chase & Co. liderados por Paul Meggyesi dicen que están “explorando oportunidades” para posiciones largas del euro frente al dólar, pero siguen siendo cautelosos, en parte debido al malestar económico. El grupo se siente alentado por los datos que muestran que la zona euro registró un superávit anual récord en su saldo básico, una medida que incluye cuenta corriente, patrimonio neto y flujos netos de inversión extranjera directa.

“Este superávit básico masivo debería amortiguar el euro contra una futura decepción económica”, escribieron los estrategas en una nota el 1 de noviembre.

Los datos económicos de la zona euro han sido más fuertes de lo esperado recientemente, y el índice Citi Economic Surprise para la región ha salido de un mínimo alcanzado el 10 de octubre, aunque el indicador continúa mostrando que los informes están por debajo de las previsiones. Un repunte en los pedidos de fábricas alemanes se sumó a las señales de que la economía de la zona euro ha superado lo peor de sus problemas recientes.

Trazar el futuro

Los patrones de precios también respaldan la idea de una recuperación del euro, según los estrategas técnicos de Citigroup Inc., dentro de los que se incluye Tom Fitzpatrick.

El par euro-dólar en octubre completó un mes alcista exterior, lo que significa que el rango de negociación del mes fue más amplio que el mes anterior, con precios que cerraron a un nivel más alto, dijeron los estrategas en una nota el 1 de noviembre. Por otro lado, el índice Bloomberg Dollar Spot y el índice del dólar estadounidense tuvieron meses externos bajistas, lo que sugiere una amplia debilidad del dólar, dijeron.

RELACIONADAS