Claves Del Día
Fecha de publicación: 2019-11-02
(COMBO) This combination of file pictures created on October 31, 2019 shows the logo of Italian auto maker Fiat (L) in a cars dealer on January 12, 2017 in Saluzzo, near Turin, and the Peugeot logo pictured at the 2014 Paris Auto Show on October 3, 2014 in Paris. - PSA and Fiat Chrysler unveiled on October 31 a plan for a 50-50 merger of their operations to create the world's fourth-largest car manufacturer that would generate billions in savings without factory closures. In a joint statement the French and US-Italian carmakers said their boards of directors "have each unanimously agreed to work towards a full combination of their respective businesses by way of a 50/50 merger". (Photos by MARCO BERTORELLO and Joël SAGET / AFP)

EEUU revisará acuerdo Fiat-Peugeot por lazos con China

Dongfeng Motor Corp. de China posee el 12% de PSA, la matriz de Peugeot, que esta semana acordó una alianza con el fabricante de automóviles italoestadounidense Fiat. La fusión crearía la cuarta compañía automotriz más grande del mundo.

Por Bloomberg

La administración de Trump tiene la intención de investigar la fusión propuesta de Fiat Chrysler Automóviles NV y PSA Group de Francia debido a que el acuerdo otorgaría a un fabricante de automóviles chino una participación en la compañía combinada, dijo el asesor económico de Estados Unidos, Larry Kudlow.

“Con respecto a la perspectiva china, la analizaremos detenidamente”, dijo Kudlow el viernes en Bloomberg Television.

Dongfeng Motor Corp. de China posee el 12% de PSA, la matriz de Peugeot, que esta semana acordó una alianza con el fabricante de automóviles italoestadounidense Fiat. La fusión crearía la cuarta compañía automotriz más grande del mundo.

El acuerdo se produce en medio de una elevada preocupación de EE.UU. respecto a la inversión china en empresas estadounidenses. El año pasado, Trump firmó una nueva legislación que endurece las revisiones de seguridad nacional de las inversiones extranjeras en empresas estadounidenses, una medida que se considera dirigida principalmente a los compradores chinos.

“Con respecto a la historia china, obviamente estamos alertas y en guardia”, dijo Kudlow. “Tenemos que asegurarnos de que los avances comerciales de China ocurran no solo en detrimento de nuestra economía sino también de nuestra propia seguridad nacional”.

RELACIONADAS