Claves Del Día
Fecha de publicación: 2019-10-12

La huelga de GM le cuesta US$450 millones semanales a EEUU

Cada puesto de trabajo de la armadora impulsa a otros 10,5 puestos en la economía estadounidense. También estaría eliminando US$857 millones semanales en prestaciones.

Por Expansión (México)

La huelga de casi 50.000 trabajadores de la armadora estadounidense General Motors (GM) -afiliados al sindicato UAW- tendría un costo aproximado de US$450 millones semanales, y reduce el fondo del sindicato hasta US$12 millones semanales, según una investigación del Centro de Investigación Automotriz (CAR, por su sigla en inglés).

Kristin Dziczek, investigadora de las áreas de industria, laboral y económica de CAR, explica que el impacto en ventas de una huelga para una armadora puede ser relativamente bajo si el paro es de corto plazo, en un escenario en el que la compañía tenga un suficiente inventario e, incluso, los trabajadores pueden compensar con horas extra la producción perdida, además de recuperar parcialmente los salarios perdidos una vez que regresen a trabajar.

Sin embargo, cuando una huelga dura más de una semana, se hace más desafiante compensar la producción perdida y los costos comienzan a acumularse, tanto para la compañía como para el sindicato. “Entre más dure el paro de labores, mayor es el impacto para las empresas y trabajadores en la cadena de suministro, así como para la economía en general”, refiere.

Pero el impacto real podría ser difícil de determinar. Dziczek agrega que cada puesto laboral en la producción de vehículos, motores, transmisiones y otros componentes, impulsa a otros 10,5 trabajos en la economía estadounidense, de los cuales 3.2 son de la industria de proveedores.

De maner similar, CAR estima que la compensación laboral semanal es US$857 millones menor por cada semana de huelga, lo que se relaciona con una reducción de US$108 millones en pago de impuestos que se destinan a programas de seguridad social como seguros de desempleo y médicos, entre otros.

Además, hay una reducción de US$114 millones en contribuciones al erario estadounidense. Dziczek advierte que los efectos multiplicadores de los puestos del sector manufacturero automotriz están entre los más altos de cualquier industria de la economía estadounidense.

“La huelga es lo suficientemente larga no sólo para afectar a varios sectores de la economía, sino también para expandirse más allá de los límites de los nueve estados que albergan a las plantas donde trabajan los agremiados a UAW. GM, el sindicato, proveedores, los gobiernos federal, estatal y local, y muchos otros negocios caen en pérdidas por cada día que la huelga continúa”, concluye.

RELACIONADAS