Claves Del Día
Fecha de publicación: 2019-09-20
Esta semana El Salvador desplegará anunció el despliegue de un contingente de 800 policías y militares para patrullar puntos ciegos de la fronteras salvadoreñas.

El Salvador firma acuerdo migratorio con EEUU

La medida, firmada con la administración de Nayib Bukele, supone el último esfuerzo de Washington para frenar la llegada de inmigrantes indocumentados a la frontera sur. El gobierno de Donald Trump ya ha llegado a acuerdos similares con Guatemala y Honduras.

Por estrategiaynegocios.net

Estados Unidos y El Salvador alcanzaron este viernes un acuerdo migratorio, informaron en rueda de prensa conjunta en Washington el secretario interino de Seguridad Interior, Kevin McAleenan, y la canciller salvadoreña, Alexandra Hill.

"El fondo de este acuerdo es el asilo. Busca reconocer el desarrollo que ha hecho El Salvador de su propio sistema de asilo y su compromiso para ampliar esa capacidad", dijo el secretario interino del Departamento de Seguridad Nacional (DHS), Kevin McAleenan, acompañado por la canciller de ese país, Alexandra Hill, durante una rueda de prensa conjunta en Washington.

Además de reconocer al gobierno de Nayib Bukele por desplegar a cientos de policías en la frontera, McAleenan explicó que la cooperación incluye entre sus "usos potenciales" que los inmigrantes que crucen por El Salvador puedan pedir asilo en este país.

¿Un tercer país seguro?

El gobierno de Trump ha firmado convenios similares al de este viernes con Honduras y Guatemala para que esos países, los mayores emisores de migrantes hacia EEUU, amplíen su capacidad de recibir a solicitantes de asilo.

A finales de agosto, El Salvador firmó un acuerdo inicial para combatir la migración irregular, pero en aquel momento rechazó catalogarlo como un acuerdo para convertirse en un 'tercer país seguro', un convenio que también ha buscado con Honduras y Guatemala.

La medida, acordada durante una visita al país de Kevin McAleenan, secretario interino de Seguridad Nacional, implicaba contrarrestar a las pandillas y aumentar la seguridad fronteriza.

“Puedo confirmarle que este no es un acuerdo de tercer país seguro”, afirmó McAleenan en conferencia de prensa entonces desde la Casa Presidencial tras sostener una prolongada reunión con Bukele, la canciller Alexandra Hill Tinoco y el ministro de Justicia y Seguridad Pública, Rogelio Rivas, para analizar la colaboración en materia de seguridad regional. Este viernes tampoco utilizó el término para definir el acuerdo que alcanzaron.

A los pocos días de la firma, El Salvador desplegó una nueva Patrulla Fronteriza con cerca de 1.000 oficiales salvadoreños en la frontera con Guatemala.

Sin embargo, de acuerdo a declaraciones del asesor presidencial estadounidense Mauricio Claver-Carone en una conferencia de prensa telefónica -citadas por Diario El Mundo-, Estados Unidos busca poner fin a los asilos fraudulentos y además los los solicitantes de asilo legítimos –por persecución política, religiosa, étnica, entre otros– lo soliciten antes a un país de tránsito que pedirlo a los Estados Unidos.

El funcionario estadounidense explicó que si un venezolano o nicaragüense sufre persecución no sería perseguido en El Salvador, destacando que no solo Estados Unidos sería un territorio en donde estas personas se encontrarían protegidas.

Consultado por Diario El Mundo sobre la capacidad de asilo que tiene El Salvador respondió que Estados Unidos, directa o indirectamente a través del Agencia de la Organización de las Naciones Unidas para los Refugiados (Acnur), ayudará para actuar “consistentemente” al flujo y a su capacidad.

La estrategia de los Estados Unidos es contener la migración ilegal por razones económicas y atender las legítimas solicitudes de asilo de una manera regional y no solo por Estados Unidos.

Tras la visita de McAleenan, EEUU y El Salvador acordaron también compartir con otros países información biométrica para facilitar las capturas de prófugos o personas con pasaportes falsos.

El Salvador es considerado uno de los más violentos del mundo, entre otras cosas por la criminalidad desatada que generan las pandillas y que hacen que muchos de sus ciudadanos huyan hacia otros países, como estados Unidos. Para 2018, los homicidios en este país superaron a los de Honduras (40 por cada 100,000 habitantes) y Guatemala (23 por cada 100,000 habitantes), todos países del llamado Triángulo Norte. Para el año pasado, la tasa de asesinatos se ubicó en 51 por cada 100,000 habitantes.

"Este acuerdo forma parte de una estrategia integrada para combatir al crimen organizado, fortalecer la seguridad en la frontera y reducir el tráfico ilegal y la trata de personas, así como la migración forzada. Este acuerdo es un esfuerzo bilateral para proteger la integridad física y evitar los peligros que conlleva la migración irregular", se lee en un comunicado difundido por la Embajada de Estados Unidos en El Salvador este viernes.

En la rueda de prensa posterior a la firma, Hill aseguró que además buscan una solución para casi 200.000 salvadoreños que permanecen en Estados Unidos bajo el Estatus de Protección Temporal (TPS), un beneficio migratorio que será válido para ellos hasta el 2 de enero de 2020.

El secretario estadounidense explicó que "el núcleo de este acuerdo es reconocer el desarrollo de un sistema de asilo propio de El Salvador y ayudarlos a desarrollar esa capacidad".

Para McAleenan este acuerdo se suma al "buen trabajo" que Estados Unidos está haciendo con Guatemala, que junto con El Salvador y Honduras conforman el Triángulo del Norte de América central, de donde la gente migra hacia Estados Unidos huyendo de la pobreza y la violencia.

Trump declaró en 2018 una política de "tolerancia cero" en la frontera con México ante la creciente llegada de indocumentados, la mayoría familias de Centroamérica.

Con información de AFP/Univision/Diario El Mundo

RELACIONADAS