Claves Del Día
Fecha de publicación: 2019-08-10

Nicaragua: Crece temor por un embargo económico de EEUU

La incertidumbre sobre este tema ya se siente en el sector empresarial. Sergio Maltés, presiente de la Cámara de Industrias de Nicaragua, manifestó que sería un golpe fuerte, ya que entre el 70% y el 80% de las exportaciones de este sector son dirigidas al mercado de EEUU.

Por VOA

Luego de que el gobierno de Estados Unidos impuso un embargo económico al gobierno en disputa de Nicolás Maduro en Venezuela, en Nicaragua aumentan los temores por un camino hacia el mismo futuro si no se retoman inmediatamente las negociaciones entre el gobierno y la oposición política.

Así lo advirtió el exdiplomático Bosco Matamoros: “De no darse esas condiciones, ese diálogo, que el interlocutor es la Alianza, estamos caminando en una situación paralela a la venezolana, nosotros estamos en ese mismo camino, yo no excluyo bajo ningún aspecto la posibilidad de que se le aplique un embargo a Nicaragua, no solamente en sus relaciones comerciales, su capacidad de importar y exportar y también el congelamiento de activos que pueda tener en los Estados Unidos”.

Matamoros además explicó que la posibilidad de un embargo económico afectaría a empresarios nicaragüenses que manejan relaciones comerciales con Estados Unidos. “Podría afectar a empresas que conducen relaciones comerciales, a empresas que conducen operaciones financieras y a la misma capacidad del gobierno de sostenerse en el caso de que no se den estos cambios”, dijo el analista la Voz de América.

La incertidumbre sobre este tema ya se siente en el sector empresarial. Sergio Maltés, presiente de la Cámara de Industrias de Nicaragua, manifestó que sería un golpe fuerte, ya que entre el 70% y el 80% de las exportaciones de este sector son dirigidas a los Estados Unidos. “Prácticamente se desintegraría la economía de este país”, aseguró el empresario a la VOA.

Enfatizó además en que estas amenazas deben motivar al gobierno para retomar de manera consciente y responsable las negociaciones con la oposición política, para encontrar una salida pacífica y definitiva a la crisis que vive el país desde abril del año 2018.

El gobierno de Nicaragua no se ha pronunciado hasta el momento sobre el embargo a Venezuela o sobre la posibilidad de que una medida similar de presión se aplique en el país, pero tampoco muestra indicios de retomar las negociaciones. La vicepresidenta de la República y esposa de Daniel Ortega, Rosario Murillo, únicamente informó a través de los medios oficiales sobre el avance del trabajo de las comisiones de reconciliación, paz y justicia.

“Las comisiones de reconciliación, justicia y paz que se han formado 5.995 en todo el país. Este esfuerzo de encuentro de concordia de diálogo horizontal entre nosotros las familias nicaragüenses, que queremos seguridad, que queremos trabajo, que queremos prosperar que queremos vivir en paz”, expresó.

Las especulaciones se incrementaron en el país luego que el consejero de seguridad nacional de la Casa Blanca, John Bolton, asegurara en Lima que el embargo funcionó una vez en Nicaragua y que volvería a funcionar, dejando de esta manera una posibilidad abierta para aplicar esta medida de presión en el país si el gobierno de Daniel Ortega no escucha las demandas de libertad, justicia, democracia y adelanto de elecciones.

RELACIONADAS