Claves Del Día
Fecha de publicación: 2019-08-09

¿Quiénes son los candidatos en la segunda ronda electoral de Guatemala?

El médico derechista Alejandro Giammattei marcha favorito para ganar la presidencia de Guatemala el próximo domingo en un balotaje contra la socialdemócrata Sandra Torres

Por AFP

Guatemala, que elige a su presidente el domingo, es el país más poblado de América Central, castigado por 36 años de guerra civil, crimen organizado, corrupción y pobreza.

Los candidatos Alejandro Giammatte y Sandra Torres son los contendientes:

Alejandro Giammattei, quien busca por cuarta vez la presidencia de Guatemala, es un médico derechista que promete combatir la inseguridad con acciones drásticas, como revivir la pena de muerte y tratar a las violentas pandillas como terroristas.

Apoyado en muletas para caminar por una esclerosis múltiple hace 40 años, Giammattei encabeza las encuestas en el balotaje que disputará el domingo con la exprimera dama socialdemócrata Sandra Torres.

A sus 63 años, vuelve a luchar por la silla presidencial después de su primera candidatura en 2007, cuando quedó en tercer lugar y logró su mejor desempeño, tras lo cual su caudal electoral decayó en las carreras de 2011 y 2015.

En sus cuatro campañas, Giammattei ha militado en partidos políticos distintos, al igual que en sus dos infructuosos intentos por alcanzar la alcaldía de Ciudad de Guatemala, en 1999 y 2003. En esta ocasión, lo postula el partido derechista Vamos.

Según el portal de investigación guatemalteco Nómada, el aspirante es conocido por sus allegados por su carácter iracundo y su falta de control.

"Quienes lo rodean aseguran que (Giammattei) es alguien impulsivo, enojado, iracundo, con poco control, déspota, tirano, impredecible, caprichoso, vengativo, incontrolable, con nula inteligencia emocional", según el portal investigativo

Prisión

El candidato estuvo más de 10 meses en prisión en 2010 tras ser acusado de la ejecución de siete reos en una prisión en 2006, cuando era director del sistema penitenciario, pero quedó en libertad porque la fiscalía no pudo comprobar su participación en el caso.

En su libro "Relato de una injusticia", publicado en 2012, Giammattei cuenta que "la cárcel es una amarga experiencia que, sin lugar a dudas, ejerce grandes cambios en las personas" y hace ver "la vida desde una perspectiva diferente".

A raíz de su detención, el político es un duro crítico de la Comisión Internacional Contra la Impunidad en Guatemala (Cicig), adscrita a la ONU, que combate la corrupción en el país desde el 2006 y cuyo mandato termina el próximo 3 de setiembre.

Ante el vacío que dejará la Cicig, Giammattei propone pedir asistencia al FBI de Estados Unidos para la pesquisa criminal, y a Israel para adecuar los sistemas de inteligencia, dijo en una entrevista reciente con la AFP.

Padre de tres hijos y separado de su esposa Rosana Cáceres, Giammattei afirmó estar en contra del aborto y el matrimonio entre personas del mismo sexo y rechaza impulsar reformas constitucionales para adecuar al país "a una agenda globalista".

Terrorismo y pena capital

El candidato dice que en un eventual gobierno suyo combatirá "con tetosterona" la inseguridad, el narcotráfico, el crimen organizado y las pandillas.

Al mismo tiempo, quiere impulsar una ley de terrorismo porque "las organizaciones de pandillas son terroristas y tienen que ser tratadas como tales".

Para contener la inseguridad, que deja unos 4.500 muertos cada año en Guatemala, uno de los índices más altos de Latinoamérica, pretende crear un Consejo Nacional de Seguridad que estará encargado de la inteligencia, la investigación y la persecución penal.

Como parte de su estrategia de seguridad, pretende resucitar la pena de muerte, la cual está en suspenso desde el 2000 por un vacío legal.

"La aplicación de la pena de muerte está, es constitucional, y si las leyes están, hay que cumplirlas", aseveró.

También propone que los presos trabajen en las cárceles fabricando escritorios para escuelas, placas para carros, así como ropa de cama, toallas y almohadas de todos los hospitales.

Migración

Admite que la migración de guatemaltecos a Estados Unidos continuará porque es un problema "estructural" debido a la pobreza, aunque construyan muros y envíen soldados a la frontera para desanimar a las personas que van a buscar el "sueño americano".

No obstante, en su discurso de cierre de campaña, el pasado domingo, prometió atacar las causas de la emigración irregular a Estados Unidos.

El pasado 26 de julio, Guatemala firmó con Estados Unidos un acuerdo para convertir a esta nación centroamericana en un "tercer país seguro".

El tratado, que no ha entrado en vigencia, implica que Guatemala acogerá a migrantes que pidan asilo en Estados Unidos, lo cual ha provocado una ola de críticas de quienes afirman que el país carece de recursos económicos e infraestructura para esta función.

Miles de guatemaltecos se aventuran a cruzar México para llegar a Estados Unidos huyendo de la pobreza y la violencia, problemas comunes en el norte centroamericano donde operan las pandillas y el narcotráfico.

Torres, la exprimera dama que intenta ser la primera presidenta de Guatemala

La exprimera dama Sandra Torres buscará el domingo, por tercera vez, convertirse en la primera mujer en gobernar Guatemala, aunque las encuestas prevén una derrota frente al derechista Alejandro Giammattei, quien aspira a la magistratura por cuarta vez.

Torres, de 63 años, venció con una amplia ventaja a una veintena de candidatos en la primera vuelta electoral de junio, sin alcanzar la mayoría de votos necesarios para ganar en esa fase.

Ahora, los últimos sondeos rumbo al balotaje del domingo han revertido el favoritismo de la candidata, conocida por su carácter fuerte al punto de ser tachada de autoritaria, y bajo sospechas de corrupción.

Giammattei, del partido Vamos, tiene 61,1% de la intención del voto, contra 38,9% de Torres, según la encuesta de la firma Prodatos, publicada el 8 de agosto por el diario Prensa Libre.

Torres es postulada por la socialdemócrata Unidad Nacional de la Esperanza (UNE), que llevó al poder a su exesposo, el expresidente Álvaro Colom (2008-2012), de quien se divorció en 2011 para competir a la primera magistratura.

Torres intentó eludir una norma constitucional que prohíbe a los familiares del gobernante en turno aspirar a cargos públicos, pero la justicia frustró su primer intento por disputar la presidencia.

Logró competir en 2015, cuando perdió el balotaje con el actual presidente Jimmy Morales, un comediante que se vio favorecido por su imagen de candidato ajeno a la política tradicional.

"La población sabe que me he preparado para gobernar, que tengo experiencia y que voy a ir a dar resultados desde el primer día", afirmó Torres en una entrevista con una televisión local.

Su principal carta de campaña es atacar la pobreza con generación de empleo y el retorno de programas sociales que ella coordinó durante la administración de su exmarido y que emulaban los del gobierno de Luiz Inácio Lula da Silva en Brasil (2003-2010).

La pobreza, que alcanza a 59% de los 17,7 millones de guatemaltecos, es uno de los factores que empujan la emigración ilegal a Estados Unidos, además de la violencia criminal.

Personaje cuestionado

Torres nació el 5 de octubre de 1955 en el municipio de Melchor de Mencos, en el departamento norteño del Petén, una región con vastas áreas controladas por narcotraficantes. Antes de involucrarse en política fue empresaria textil y es licenciada en Comunicación.

En 2002 se divorció de su primer esposo, con quien tuvo cuatro hijos. Su imagen pública cobró relevancia en el gobierno de Colom por mostrar su carácter firme, que para sus allegados es un reflejo de su compromiso con las clases necesitadas.

Sectores conservadores la han acusado de haber militado en las guerrillas marxistas durante la guerra civil que vivió Guatemala (1960-1996), algo que ella ha negado.

"Si usted gana la elección no escoja el camino de la intolerancia, el autoritarismo y la represión a sus detractores, como lo hizo" en el gobierno de Colom, declaró recientemente el influyente empresario Dionisio Gutiérrez, uno de los principales detractores de Torres.

"El pueblo sabe que usted es una política cuestionada y con antecedentes que a cualquier ciudadano deben preocupar", agregó Gutiérrez, quien le recomendó retirarse de la política si pierde la elección.

Sobre Torres pesa un pedido de la fiscalía para investigarla por sospechas de finanzas ilegales en la UNE durante la campaña de 2015, pero los fueros de la candidatura han evitado el inicio de las pesquisas.

Torres logró que un juzgado ordenara al jefe de la Fiscalía Especial Contra la Impunidad (FECI), Juan Francisco Sandoval, no investigarla ni "acosarla", y también obtuvo una resolución legal a su favor para prohibir al diario El Periódico hacer cualquier tipo de publicación sobre ella, lo cual desató una ola de críticas en su contra.

"Gran gerente"

Entre sus promesas de campaña, Torres se ha mostrado contraria a la aprobación del matrimonio igualitario y a la legalización del aborto, ganando aplausos de los sectores religiosos, principalmente de las iglesias cristianas con amplia presencia en el país.

"He podido conocer a Sandra Torres. Es una gran gerente", declaró a la prensa local el excanciller guatemalteco Carlos Raúl Morales, candidato vicepresidencial de la UNE.

Morales, con una amplia carrera diplomática, aseguró que aceptó la invitación para acompañar a la candidata al considerar que es una opción viable para el desarrollo del país y porque considera a Torres como "una gran ejecutora".


RELACIONADAS