Claves Del Día
Fecha de publicación: 2019-07-12

EE.UU: Cuál es el perfil de los migrantes que busca detener ICE

La Oficina de Inmigración y Aduanas (ICE) advirtió el jueves que todos los extranjeros “que violen las leyes de inmigración pueden estar sujetos a ser arrestados y detenidos” y quienes tengan una orden de deportación final “serán deportados de Estados Unidos”.

Por Univision Noticias

Al ser consultado sobre los reportes de que los operativos de la agencia iniciarán este domingo, un vocero de ICE explicó este jueves que "por razones de seguridad” y la “protección del personal” de la agencia “no ofrecerá detalles específicos relacionados con las operaciones de cumplimiento”.

A la pregunta respecto a los reportes de que los operativos de la agencia iniciarán este fin de semana y qué clase de inmigrantes serán el objetivo de estas redadas, la agencia respondió que “por razones de seguridad” y la “protección del personal” de la agencia, “no ofrecerá detalles específicos relacionados con las operaciones de cumplimiento”.

“Como siempre, ICE prioriza el arresto y la deportación de extranjeros presentes ilegalmente que representan una amenaza para la seguridad nacional, la seguridad pública y la seguridad fronteriza”, dijo Matthew Bourke, vocero de ICE.

El blanco de 2018
En la respuesta enviada por ICE a Univision, la agencia recordó que durante el año fiscal 2018 el 90% de los extranjeros arrestados “tenían una o más condenas criminales pendientes o eran fugitivos”.

ICE identifica como fugitivos a extranjeros con orden de deportación final que permanecen en el país o aquellos individuos que firmaron una salida voluntaria y no se fueron en la fecha acordada con las autoridades federales.

La agencia también mencionó a aquellos extranjeros que fueron deportados previamente y regresaron sin autorización al país (reentry), un delito criminal que incluso se castiga con cárcel.

Todos en la mira
Bourke previno además que “todas las personas que violen las leyes de inmigración pueden estar sujetas a arresto por parte de ICE, detenidos y, si se encuentran removibles por una orden final de deportación, serán expulsados de los Estados Unidos”.

La amenaza de redadas y deportaciones masivas fue lanzada en junio por el presidente Donald Trump, un plan que forma parte de su política migratoria de tolerancia cero.

El mandatario mencionó que el operativo tenía en la mira a millones de extranjeros no autorizados, pero horas antes del inicio de las redadas cambió de parecer, las detuvo y le concedió al Congreso un plazo de dos semanas para que republicanos y demócratas se pongan de acuerdo y cambien la ley de asilo.

Trump viene exigiendo desde hace meses que el legislativo anule varias protecciones a menores que le impiden al gobierno deportar aceleradamente a solicitantes de asilo en la frontera, donde se vive una crisis humanitaria sin precedentes que ha puesto en jaque la capacidad de respuesta del gobierno para que los tribunales de inmigración resuelvan miles de casos de asilo.

La última advertencia
El miércoles fuentes del Departamento de Seguridad Nacional (DHS) que prefirieron no revelar su identidad dijeron a Univision Noticias que las operaciones de redadas y deportaciones anunciadas y luego suspendidas por el presidente en junio eran "inminentes".

Simultáneamente, el director interino del servicio de inmigración, Kenneth Cuccinelli, dijo poco antes de ingresar a la Casa Blanca, que las redadas masivas de migrantes anunciadas por el mandatario "sin duda van a ocurrir". Sin embargo, el funcionario no dio más detalles ni explicó a partir de cuándo se van a producir y en qué estados o ciudades.

El diario The New York Times dijo poco después que las deportaciones comenzarían este domingo.

Bourke dijo que por razones de seguridad de la agencia no respondería a la pregunta respecto a la fecha de inicio de las redadas de ICE.



Las prioridades de Trump
El 25 de enero del año pasado, cinco días después de instalarse en la Casa Blanca, Trump firmó la Orden Ejecutiva 13768 sobre las jurisdicciones o ciudades santuario. En ella, el mandatario estableció nuevas prioridades de deportación y decretó que la permanencia indocumentada era una amenaza a la seguridad pública y nacional, tal y como mencionó Blurke en su respuesta a Univision Noticias.

Las prioridades de deportación fijadas por Trump afectan a extranjeros:

Quienes hayan sido condenados por cualquier delito;
Quienes hayan sido acusados de cualquier delito, cuando dicho cargo no haya sido resuelto;
Quienes hayan cometido actos que constituyen un delito penal imputable;
Quienes hayan incurrido en fraude o tergiversación deliberada en relación con cualquier asunto oficial o solicitud ante un organismo gubernamental;
Quienes hayan abusado de cualquier programa relacionado con la recepción de beneficios públicos;
Quienes estén sujetos a una orden final de deportación, y no hayan cumplido con su obligación legal de abandonar Estados Unidos; o
Quienes a juicio de un funcionario de inmigración supongan un riesgo para la seguridad pública o la seguridad nacional.
Las prioridades de 2017 incluyen una segunda lista de casos en los que se incluye a inmigrantes legales que, por alguna razón, perdieron sus derechos de permanencia en Estados Unidos y el gobierno estima que, al ser excluidos de cualquier beneficio migratorio, se convierten en deportables.
Abogados y activistas consultados por Univision Noticias recomendaron a la comunidad inmigrante estar preparados, conocer sus derechos y tener listo un Plan B en caso de ser detenidos por ICE.

RELACIONADAS