Claves Del Día
Fecha de publicación: 2019-07-01
Foto de Valeria Regazzoli para E&N

Mesoamérica ingresa al negocio lácteo: compra 35% de la colombiana Alquería

El conglomerado de origen costarricense Mesoamérica emitió una clara señal de hacia cuáles sectores dirigirá sus futuras inversiones al estrechar su mano con la colombiana Alquería a mediados de este 2019.


Por estrategiaynegocios.net

Luis Javier Castro, fundador y presidente de Mesoamérica, explicó a Estrategia & Negocios cómo pasaron de enfocarse en energía en Centroamérica a tener inversiones en Telefónica Centroamérica, Energía, a dedicarse a la consolidación de televisión por cable con AMNET y así convertirse en una empresa latinoamericana en donde tenemos oficinas en Costa Rica y Colombia.

"Logramos una alianza con uno de los grupos más grandes del mundo que es un Target Spantion Plan OTTP que es un fondo de pensiones canadiense que maneja alrededor de US$200 billones en activos y nos hemos entrado en una alianza con ellos donde somos uno de sus socios estratégicos para Latinoamérica para hacer grandes inversiones de capital en toda la región", explicó Castro.

Mesoamérica también tiene inversiones energéticas en México en una alianza con ACTIS Inglaterra "donde tenemos 800 megas de producción en México, 400 solares y 400 eólicos". "Somos el productor privado de energía renovable más grande de México con 400 megas eólicos y 400 megas solares, con alrededor de mil empleados eso es en México", dijo el empresario costarricense.

La llegada al mundo lácteo

Alquería es la segunda compañía privada que más compra leche en Colombia, está vinculada a 13.000 pequeños y medianos ganaderos, con ocho plantas procesadoras y 17 centros de distribución. Sus productos (leche y yogur entre otros) se venden en siete regiones del país suramericano. Se trata de un cambio accionario que representó la salida del IFC, el brazo financiero del Banco Mundial, y la consolidación en la tradicional familia Cavelier, que por años ha manejado la empresa. Mesoamérica, el fondo centroamericano, se quedó con 35% de participación, mientras la familia mantendrá el 65% restante.

Los recursos de la operación –de monto confidencial– sirvieron para pagar a IFC su participación y para capitalizar la empresa, reducir su deuda y dejarla más liviana para los proyectos que vienen.

"Alquería es la empresa líder en el sector de leche, es una empresa que vende más de US$350 millones", subrayó Castro. El empresario costarricense destacó que la firma láctea es una empresa consolidada con visión sostenible. "Mi socio es tremendamente consciente que no solamente invierte, sino en las comunidades con las que trabaja. Tiene un foco muy grande en mejorar los niveles de educación de los municipios donde la empresa tiene sus plantas, un trabajo muy fuerte en el tema ambiental y un enfoque muy fuerte en que la empresa sea un ejemplo claro de sostenibilidad. Es una empresa clave donde nosotros nos sentimos socios en propósito, nosotros compramos una participación minoritaria del 35% y este socio nos ve como sus aleados para llevar la empresa al siguiente nivel".

combo-alqueria(800x600)

Mesoamérica ya tiene inversiones en cadenas de comida como Oma y Presto. Luis Javier Castro dijo a Dinero.com que en Mesoamérica hacen inversiones de largo plazo, mientras en el negocio tradicional los plazos de salida van hasta 8 años.

Abrieron en Colombia su primera oficina fuera de Centroamérica a finales de 2008, en busca de un mercado en crecimiento que les permitiera llegar a varios centros urbanos de más de un millón de habitantes. Pero a mediados de esta década, consolidaron una alianza con el fondo de pensiones de los profesores de Ontario (OTPP, por su sigla en inglés) para Latinoamérica –sin Brasil–, con el fin de hacer inversiones en el segmento de private equity con una visión de largo plazo. OTPP es un fondo de pensiones que maneja US$200.000 millones, y de ellos, en el caso de private equity, son cerca de US$35.000 millones.

Expansión láctea más allá de Colombia


Tanto Alquería como Mesoamérica ven posibilidades debido al bajo consumo per cápita de Colombia en algunos lácteos. “El desarrollo en yogures en el país es importantísimo, porque tenemos 4 litros per cápita y hace 25 años eran 2,5. En Chile hoy son 8 y en Argentina 16”, dijo Carlos Enrique Cavelier, presidente de Alquería, a Dinero.com. Pero además de proyectos y rentabilidades, a Alquería y Mesoamérica los une un ADN más profundo: el crecimiento sostenible y lo que ellos llaman ser aliados con propósito.

“Tenemos dos ideas importantes: nos puede ir bien haciendo el bien, y no podemos tener negocios exitosos en sociedades fracasadas”, resaltó Castro. Entre tanto, Cavelier ha logrado reconocimiento por su impulso a causas sociales, como en temas educativos y el banco de alimentos.

Ahora hay iniciativas que podrían profundizar en Colombia. Por ejemplo, las empresas en las que participa Mesoamérica tienen un programa que busca que no haya empleados en situación de pobreza. Tradicionalmente se cree que, por tener un empleo formal, el individuo no está en la línea de pobreza. Pero un hogar necesita ingresos al menos por dos salarios mínimos para no caer en esta situación.

“El programa busca darle educación financiera a esas personas por debajo de la línea de pobreza, apoyarlos a navegar el andamiaje burocrático para acceder a distintas iniciativas y llevar al núcleo familiar al menos a dos salarios mínimos de alguna manera”, dijo Castro. Entre 12% y 15% de los empleados en las empresas en Centroamérica estaban en esa situación. El modelo ya está incorporado en Oma, y Cavelier asegura que se requiere un cambio estructural: “que ningún lechero colombiano produzca menos de 100 litros, que equivale a los dos salarios mínimos, quitando gastos. Y 70% de la pobreza en Colombia está en el campo”, asegura.

Con esta movida, Alquería empieza una nueva etapa en la que tendrá varios frentes para consolidar en esta alianza, pero también la posibilidad de crecer en un nuevo entorno.

La marca colombiana podría tener una expansión a Centro América y a otros países de la región. "Podría también implicar entrar a otros sectores, del mundo de las comidas y entender bien el sistema que esta compañía afecta, un sistema donde está cercano ese mundo de los pequeños dueños de pulquerías y tiendas, está cercano obviamente al mundo agrícola, está cercano al mundo de la distribución comida en general, entonces como desde esa base podemos impactar positivamente ese sistema", afirmó Castro a E&N.

Los otros negocios de Mesoamérica

La firma de origen tico tiene junto con Bain Capital tienen una inversión minoritaria de Atento, un call center con presencia en toda América Latina que emplea a 150.000 empleados. "Nos consolidamos como una empresa que nace en Centroamérica y que evoluciona a una empresa latinoamericana de Private Equity y en paralelo durante estos 20 años tuvimos un roll muy importante en el negocio de fusiones y adquisiciones pero que a raíz de la crisis del año 2008 decidimos enfocarnos en el segmento de Private Equity y crecerlo bien a nivel latinoamericano en un solo segmento que seguir teniendo nuestros tres segmentos que teníamos asesoría estrategia, fusiones y adquisiciones y capital privado".



RELACIONADAS