Claves Del Día
Fecha de publicación: 2019-06-24

Este es el mayor error de Microsoft, según Bill Gates

La tecnológica no pudo desarrollar un sistema operativo para móviles que rivalizara con iOS. La falta de una propuetsa sólida le dejó a Google un mercado de US$400.000 millones.

Por La Vanguadia

El desarrollo de tecnologías tiene sus momentos y Microsoft, que partía con ventaja en la creación de un sistema operativo para teléfonos móviles, siempre llegó tarde. El propio fundador de la gran multinacional del software, Bill Gates, ha confesado que su “mayor error” fue no haber puesto lo necesario para que su empresa ganara la carrera por el smartphone a Android de Google, que acabó por hacerse con un mercado que valoró en US$400.000 millones.

Durante una entrevista en la empresa de capital riesgo Village Global, Gates señaló que “en el mundo del software, especialmente para las plataformas, se trata de mercados en los que el ganador se lo lleva todo”.

Bill Gates se culpó a sí mismo, pese a que él había abandonado la dirección ejecutiva en el año 2000. El iPhone, que revolucionaría la telefonía móvil, se lanzó en el 2007. “El mayor error de todos los tiempos es la mala administración en la que participé que hizo que Microsoft no fuera lo que es Android. Es decir, Android es la plataforma telefónica estándar que no es de Apple. Era algo natural que Microsoft ganara. Realmente es el ganador el que se lo lleva todo”. Para el fundador de Microsoft sólo había “espacio para un solo sistema operativo que no sea Apple, ¿y cuánto vale eso? US#400.000 millones”.

Pese a la confesión de Gates, en el mundo de la telefonía móvil siempre se ha considerado responsable en este asunto a su sucesor, Steve Ballmer, especialmente por la reacción de desprecio, con sonoras carcajadas incluidas, que mostró hacia el iPhone de Apple cuando fue presentado por Steve Jobs. Cuando le preguntaron por aquel nuevo móvil que sólo tenía pantalla y un solo botón central, Ballmer se rió a carcajadas y lo llamó “el teléfono más caro del mundo ”, descartándolo para el mercado corporativo porque no tenía teclado.

Google compró Android en el 2005 por US$50 millones. Al principio fue concebido para ser usado con teclados, pero la compañía del buscador reaccionó al ver el primer iPhone y enseguida dispuso de las primeras versiones pensadas para ser utilizadas sólo con la pantalla táctil. Fue un éxito. Antes de eso, a los directivos de Google les preocupaba que la estrategia móvil de Microsoft tuviera éxito.Con el paso del tiempo, se vio que no era así. Android acabó por imponerse y, de hecho, en el 2007 el propio Gates se pasó a un móvil con este sistema operativo.

A pesar de la lamentación, Bill Gates está gratamente sorprendido por la fortaleza de Microsoft. “Me sorprende –explicó– que pese a haber cometido uno de los mayores errores de todos los tiempos, y con una demanda antimonopolio y varias cosas más, nuestros otros activos, como Windows y Office, sigan siendo muy fuertes, por lo que somos una empresa líder”.

RELACIONADAS