Claves Del Día
Fecha de publicación: 2019-06-06

México desplegaría 6.000 soldados a la frontera con Guatemala para detener a migrantes

Entre las negociaciones de México y Estados Unidos para enfrentar la crisis migratoria se plantea la posibilidad de que soldados mexicanos se ubiquen en fronteras para detener la migración, así como la posibilidad de que Guatemala reciba a solicitantes de asilo de Honduras y El Salvador.

Por Prensa Libre

Así lo informó este 6 de junio el diario The Washington Post, que cita a un funcionario mexicano y uno estadounidense bajo condición de anonimato.

Ambos gobiernos continúan las negociaciones en Washington hoy, para encontrar una solución antes de que el presidente estadounidense Donald Trump siga adelante con su amenaza de aplicar aranceles de cinco por ciento a México, a quien acusa de no hacer lo suficiente para evitar las olas de migrantes hacia su territorio.

El diario menciona que los migrantes guatemaltecos con solicitud de asilo que lleguen a Estados Unidos serían enviados a México y de Estados Unidos serían enviados a Guatemala los migrantes salvadoreños y hondureños, con la premisa de que regresen al primer país al que llegaron después de abandonar el suyo.

Esto se relaciona con las conversaciones que la semana pasada hubo aquí entre funcionarios guatemaltecos con Kevin McAleenan, secretario interino de Seguridad Nacional de Estados Unidos, informa el diario.

Despliegue militar

Sobre la mesa también está el compromiso de México de desplegar seis mil soldados hacia la frontera con Guatemala, algo que ya se había analizado en la reunión de ayer en Washington. Funcionarios de la administración de Trump creen que es fácil controlar la migración desde la frontera de nuestro país con México porque es más reducida y tiene barreras naturales.

Los funcionarios expresaron su optimismo de que el acuerdo es alcanzable y admitieron que no sabían si los términos tranquilizarán a Trump y aliviarían la amenaza arancelaria.

El funcionario de EE. UU. señaló que siguen habiendo diferencias significativas sobre la rapidez y la forma en que México puede reducir la migración no autorizada a través de medidas más estrictas, en comparación con el gobierno estadounidense que en mayo arrestó a 144 mil migrantes a lo largo de su frontera sur, el nivel más alto en 13 años.

Cifra récord
El vicepresidente estadounidense Mike Pence publicó el pasado miércoles una gráfica de la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza (CBP en inglés) que muestra que esa cifra de mayo representa casi el triple de hace un año.

La patrulla fronteriza dijo que el ritmo de llegada de los indocumentados, que ascienden a 677.000 desde octubre, es el más alto desde 2006.

“El presidente ha dejado claro que México debe hacer más”, dijo Pence que se reunió en la Casa Blanca con el canciller mexicano Marcelo Ebrard, el jefe de la diplomacia estadounidense, Mike Pompeo, y el secretario de Seguridad Interior, Kevin McAleenan, a cargo de la política migratoria.

RELACIONADAS