Claves Del Día
Fecha de publicación: 2019-06-03

Costa Rica reduce encaja bancario para ayudar a reactivar economía

La reducción del encaje comenzará a regir el 16 de junio, según el BCCR.

Por estrategiaynegocios.net

El Banco Central de Costa Rica (BCCR) anunció este lunes la reducción del encaje bancario de 15% a 12% para aumentar la disponibilidad de crédito y reducir las tasas de interés, como una medida por reactivar la economía.

La reducción "podría estimular las condiciones crediticias en una coyuntura en que el ritmo de actividad económica se ha desacelerado, el nivel de producción está por debajo de su potencial, la tasa de desempleo es alta y el crédito al sector privado se ha desacelerado", dijo el presidente del BCCR, Rodrigo Cubero, al anunciar la medida.

La Cámara de Comercio de Costa Rica emitió un comunicado donde se destacó que desde la gremial están muy satisfechos con la decisión.

“Disminuir temporalmente el Encaje Mínimo Legal, permitiría mayor disponibilidad de recursos por parte de la Banca Comercial para prestar al público y con ello, mejorar la colocación de los créditos y disminuir los márgenes de intermediación. El Encaje Mínimo Legal (EML) en Costa Rica actualmente es del 15%, mientras que en otros países se ubica en rangos entre el 8%-12%. Para esto se requiere un acuerdo de la Junta Directiva del Banco Central de Costa Rica”, destaca la entidad.

La Cámara añade que esta acción podría estimular las condiciones crediticias en una coyuntura en que el ritmo de actividad económica se ha desacelerado en Costa Rica.

La disposición se aplica a captaciones bancarias en colones para aumentar la disponibilidad de recursos para créditos en la moneda local. El dólar estadounidense circula en Costa Rica como una segunda moneda.

El encaje bancario es el porcentaje de los activos líquidos que los bancos deben tener como reserva.

"El Encaje Mínimo Legal consiste en una reserva de dinero que los bancos públicos y privados, las empresas financieras, no bancarias y las mutuales deben mantener en el Banco Central de Costa Rica en la forma de depósitos en cuenta corriente", añade la Cámara de Conercio.

Entre otras medidas esta cámara subrayó la importancia de: Mejorar la comunicación con los ciudadanos y sectores productivos para generar confianza; Disminuir la base mínima contributiva de la Caja Costarricense del Seguro Social (CCSS); Disminuir los márgenes de intermediación financiera; permitir la Depreciación fiscal acelerada de activos fijos; Reducir las Comisiones que cobran los bancos a los comercios por pagos con tarjetas de crédito y débito; Estimular la colocación de crédito.

La reducción del encaje comenzará a regir el 16 de junio, según el BCCR.

La baja del encaje se da en momentos de preocupación en el país por el elevado nivel de desempleo, de 11,3%, y con un débil crecimiento económico, de 2,7% en 2018. El BCCR proyectó un crecimiento levemente superior en 2019, de 3,2%.

El grupo financiero ACOBO destacó que la reducción del encaje se da en un momento propicio por cuanto no se vislumbran presiones inflacionarias.

Sin embargo, la Unión Costarricense de Cámaras y Asociaciones del Sector Empresarial Privado (UCCAEP) consideró que la reducción debía ser mayor, para alcanzar al menos 10%.

"Es urgente aplicar una serie de medidas para reactivar la economía del país y generar más opciones de trabajo, y la reducción del encaje mínimo legal era una de ellas", destacó en un comunicado la UCCAEP, principal gremio empresarial del país.


“El anuncio del BCCR de reducir el Encaje Mínimo Legal en colones busca liberar recursos que antes las entidades financieras no podían utilizar para prestar, lo que aumenta la oferta de recursos para prestar y al mismo tiempo busca reducir las tasas de interés de los nuevos préstamos para incentivar la colocación del crédito. Esta decisión se adopta en un entorno en donde las expectativas de inflación futura no observan presiones al alza (el peso de los elementos deflacionarios es mayor que el peso de los elementos inflacionarios), lo cual le brinda espacio al BCCR para tomar la decisión. El objetivo último de esta medida (incentivar el crédito) dependerá de la demanda por crédito de las personas y empresas, que a la postre depende, entre otras, del nivel de confianza que tengan respecto al futuro de la economía. También dependerá del uso que las entidades financieras hagan de estos nuevos recursos disponibles”, destacó Luis Diego Herrera, analista económico de Grupo Financiero ACOBO

RELACIONADAS