Claves Del Día
Fecha de publicación: 2019-05-09

Panamá: Merrill Lynch descarta agenda populista en gobierno de Cortizo

Bank of America Merrill Lynch analizó el plan de gobierno del recién electo presidente Laurentino Cortizo, y concluyó que con “confianza” puede afirmar que no existe ninguna medida verdaderamente populista en su agenda política. Al menos no populista en comparación con las recientes elecciones presidenciales en Latinoamérica, que han generado preocupación entre los inversionistas.

Por La Prensa (Panamá)

Dada la postura progresista del PRD, el reporte advierte de que existe la posibilidad de algún deslizamiento fiscal por una creciente ley de bienestar. Entre las políticas que podrían ejercer importante presión sobre el gasto social, destacan el objetivo de lograr gradualmente cobertura universal de salud y el programa Estudiar sin hambre, para proporcionar comidas gratis en escuelas publicas, y el programa Primer Empleo, que otorgaría incentivos fiscales a las empresas que contratan a trabajadores jóvenes.

Cortizo no ha hecho promesas de cancelar o expropiar los proyectos de inversión en curso; tampoco de introducir controles de precios o aumentar las inversiones de las empresas estatales de manera desproporcionada, o recargar con impuestos a ciertos grupos económicos.

El plan del gobierno de Cortizo apunta a estimular la inversión privada, al tiempo de promover el desarrollo social y la lucha contra la corrupción. La disciplina fiscal, según el plan, también ocupa un lugar destacado en la lista de prioridades, resalta el informe de la firma.

Sin embargo, Merrill Lynch detalla que si se examina detenidamente el documento de 121 páginas, se encuentran algunas políticas o propuestas que podrían plantear riesgos económicos en el futuro.

En este sentido, destaca que durante la campaña presidencial, Cortizo recalcó en la necesidad de “rescatar” la agricultura, y el plan del gobierno propone la implementación de medidas para la importación, específicamente restringir la entrada de ciertos bienes durante la época del año en que coinciden con las cosechas en el país. La propuesta establece un mayor uso de medidas comerciales correctivas, tales como salvaguardas o medidas antidumping para proteger a los productores agrícolas.

De acuerdo con Merrill Lynch, para un país como Panamá, donde el intercambio comercial tiene un peso importante en la economía, el proteccionismo podría tener implicaciones económicas “bastante significativas”.

Actualmente, la administración de Juan Carlos Varela negocia un acuerdo de libre comercio con China, con el objetivo de hacer de Panamá el cuarto país en América, después de Chile, Costa Rica y Perú, de tener un pacto comercial con el gigante asiático. “Creemos que la administración de Cortizo podría estar menos entusiasmada con la perspectivas de firmar un TLC con China”, recalcó el reporte.

Cortizo, por su lado, ha dicho que continuará con las negociaciones comerciales para incrementar el intercambio comercial entre los dos países.

Merrill Lynch, en tanto, retrata otro riesgo en el programa de descentralización, que se inició en 2016 y seguirá su proceso de maduración durante esta administración.

Al menos en el ámbito latinoamericano, la descentralización es una de esas propuestas efectivas para ganar votos de personas que se encuentran fuera de los centros de poder. Y al mismo tiempo representa riesgos económicos significativos “particularmente para las cuentas fiscales”, resalta el reporte, que además explica que las transferencias de presupuestos a gobiernos municipales pueden convertirse en un semillero para la corrupción, y es así como emergen los “virreyes locales”.

En el caso de la reforma constitucional, Merrill Lynch no espera que tenga consecuencias negativas en el ambiente para las inversiones. Destaca que la mayoría de los candidatos presidenciales estuvo de acuerdo en la necesidad de hacer cambios.

RELACIONADAS