Claves Del Día
Fecha de publicación: 2019-04-16

Empresarios europeos, al rescate de Notre Dame

En Francia solo se habla de restauración. El hombre más rico de Europa y cuarto del mundo, Bernard Arnault, fue el primero en salir al rescate de la catedral de Nôtre Dame.

Por La Prensa (Panamá)

Con un patrimonio total que rondaba los US$68.400 millones, el accionista mayoritario del holding Moët Hennessy Louis Vuitton SE (LVHM), propietaria de marcas de moda como Louis Vuitton o Christian Dior, anunció que donará 200 millones de euros (cerca de US$226 millones) para la reconstrucción del prodigio arquitectónico de París.

Tras sus pasos, varios multimillonarios han querido participar en la restauración del monumento más visitado de Europa que este lunes fue devastado por las llamas ante la mirada atónita de turistas y franceses.

François-Henri Pinault, esposo de Salma Hayek, y dueño de medios de comunicación y marcas como Puma, Gucci e Yves Saint Laurent también contribuyó con 100 millones de euros (Unos US$113 millones) en la tarea de volver a dar esplendor al monumento que junto con la Torre Eiffel ha definido el paisaje de la capital francesa.

El incendio se originó en torno a las 7:00 p.m. (hora local de París) y en menos de 60 minutos derribó la aguja de la catedral y parte del techo.

El ministro francés de Cultura, Franck Riester, explicó que “a priori”, no fue “criminal” y señaló que parece que el fuego “partió del lugar donde están los andamios” que se habían levantado para restaurar la flecha. Más de 400 bomberos participaron en el feroz combate contra el fuego que ya ha sido extinguido.

Los fondos para la recuperación de parte del emblemático templo gótico llegan también de la petrolera Total que donará otros 100 millones de euros.

louisvuitton(800x600)

El consejero delegado del quinto grupo petrolero a nivel mundial, Patrick Pouyanné, lo anunció en un mensaje en Twitter que cerró con la frase en latín "Fluctuat nec mergitur" (Es batida por las olas pero no hundida), lema vinculado a la ciudad francesa y su resistencia frente a las adversidades.

Más de 400 bomberos participaron en el feroz combate contra el fuego, que ya ha sido extinguido.

Por su parte, el grupo cosmético L'Oréal quiso sumarse a la ola de solidaridad y entregará 200 millones de euros (unos US$226 millones) para la recuperación de la catedral gala, de los cuales 100 millones de euros (cerca de US$113 millones) serán asignados desde la fundación Bettencourt Schueller.

Asimismo, la Fábrica de la Moneda de París ha anunciado que reeditará una moneda conmemorativa de Notre Dame de París, recuperando un diseño de 2013 que refleja la estampa de la catedral por una cara y el principal rosetón por la otra, y que los fondos por la venta se destinarán a la reconstrucción del templo parisino.

El Vaticano, sin embargo, descartó una donación económica, pero puso a disposición su “competencia técnica” en la restauración.

El presidente del Consejo Pontificio de la Cultura y de la Pontificia Comisión de Arqueología Sacra, el cardenal italiano Gianfranco Ravasi, arguyó que desde 1905, cuando se expropiaron los bienes de la Iglesia católica en Francia, la catedral de Nôtre Dame es propiedad del Estado francés y no del Vaticano.

“Tenemos competencias de alta cualidad reconocidas en el mundo entero y podría pensarse en una eventual oferta de este nivel. Habrá que ver el estado real de la situación de la catedral”, dijo a este respecto.

Mientras tanto, se multiplican los llamamientos a la cooperación ciudadana. La Fundación del Patrimonio, una organización independiente que organiza campañas de donaciones, ha puesto en marcha una recaudación de fondos que ya suma más de 3.3 millones de euros (3.7 millones de dólares).

Situada en la punta de la isla de la Cité y rodeada por las aguas del río Sena, la catedral de Nôtre Dame recibió más de 14 millones de visitantes en 2018. Su construcción empezó en el siglo XIII y se acabó en el siglo XV, sobrevivió a la Revolución francesa y a las dos Guerras Mundiales.

RELACIONADAS