Claves Del Día
Fecha de publicación: 2019-04-15
Galeria  Ver Fotogalería

¿Será posible rescatar el patrimonio de la catedral de Notre Dame?

Inicialmente el secretario de Estado del Interior de Francia, Laurent Nuñez, dijo que 'no es seguro' que se pueda salvar la histórica catedral. Sin embargo, tras cuatro horas de faena los bomberos aseguran que la estructura del edificio fue salvada.

Por estrategiaynegocios.net

La catedral Notre Dame de París -devastada por un incendio- es un edificio emblemático de Francia y el monumento histórico más visitado de Europa.

Entre 12 y 14 millones de personas -es decir una media de 35.000 por día- visitan cada año esta obra maestra de la arquitectura gótica, situada en la île de la Cité, en el corazón del París medieval.

Sin embargo, de acuerdo con fuentes oficiales "no es seguro" que se pueda salvar la catedral. Notre Dame fue presa de un violento incendio y pese a la movilización de 400 bomberos y la empleo de 10 mangueras, los daños son severos, según indicó el secretario de Estado del Interior Laurent Nuñez.

Notre Dame4.1(800x600)

"No estamos seguros de poder frenar la propagación en la torre norte. Si esta se derrumba los dejo imaginar la magnitud de los daños", declaró Nuñez acompañado del general Jean-Claude Gallet, comandante de la Brigada de Bomberos de París.

En general los equipos de socorro no estaban seguros de poder evitar la destrucción completa de la emblemática catedral, dañada durante la revolución francesa en el siglo XVIII pero que había sobrevivido a varias guerras, incluyendo las dos mundiales del siglo XX.

Los bomberos que han trabajado por más de cuatro horas para apagar el fuego y habrían lograron salvar la "estructura" del monumento "en su totalidad".

Notre Dame6(800x600)

"Podemos considerar que la estructura de Notre Dame está a salvo y preservada en su totalidad", indicó el jefe de los bomberos de París, el general Jean-Claude Gallet.

Una tarea difícil

Utilizar aviones cisterna para apagar las llamas que consumen la catedral -como lo sugirió Donald Trump en un tuit- no es una opción ya que podría destruir todo el monumento, indicó el lunes la dirección francesa de seguridad civil.

"#NotreDame Lanzar agua por avión en este tipo de edificio podría provocar el colapso de toda la estructura", tuiteó la dirección de seguridad civil de París, mientras que las llamas devoraban desde hace más de dos horas a la emblemática catedral, cuya aguja se derrumbó.

"Es tan horrible ver el enorme incendio en la catedral de Notre Dame en París. Tal vez se puedan usar aviones cisterna para apagarlo. ¡Debe actuarse rápidamente!", tuiteó Trump.

Es un "fuego difícil", dijeron los bomberos a la AFP. Alrededor de 400 bomberos están movilizados para intentar apagar las llamas, según el ministerio del Interior.

Las llamas se extendieron muy rápidamente en la histórica estructura, dijeron los bomberos. Parece haber partido de un andamio de obras instalado en el tejado del edificio, construido entre los siglos XII y XIV.

El siniestro desencadenó una ola de emoción internacional, y el presidente francés Emmanuel Macron canceló un esperado discurso sobre la crisis de los "chalecos amarillos".

La catedral es un símbolo europeo y su construcción, iniciada a mediados del siglo XII, se prolongó durante unos 200 años.

Conmoción mundial

El mundo deploraba impotente este lunes el incendio que arrasaba la catedral Notre Dame de París, "símbolo de Francia" y la cultura Europea según la canciller alemana Angela Merkel, mientras Donald Trump calificó el siniestro como algo "horrible de ver".

Los principales canales de noticias estadounidenses alteraron sus programas para transmitir imágenes en vivo del incendio. Melania Trump, primera dama de Estados Unidos, dijo tener el "corazón roto" por los parisinos, al ver las llamar devorar la catedral.

"Estas horribles imágenes de Notre Dame en llamas duelen. Notre Dame es un símbolo de Francia y de nuestra cultura europea. Nuestros pensamientos están con los amigos franceses", tuiteó el portavoz de Merkel, Steffen Seibert.

Notre Dame2.1(800x600)

El ministro de Relaciones Exteriores alemán, Heiko Maas, consideró por su parte poco antes que el incendio golpeaba "también el corazón" de los alemanes.

Las principales cadenas de información continua alemanas también retransmitieron en directo las imágenes del siniestro.

Lo mismo sucedió en Italia, donde el jefe de gobierno Guiseppe Conte deploró "un golpe en el corazón para los franceses y para todos los europeos".

850 años de historia en llamas

El jefe del gobierno español también destacó el golpe asestado a la civilización europea.

"El incendio de Notre Dame es una catástrofe para Francia. Y lo es para España y para Europa. Las llamas arrasan 850 años de historia, de arquitectura, de pintura, de escultura. Será difícil olvidarlo. Francia puede contar con nosotros para recuperar la grandeza de su patrimonio".

La UNESCO también ofreció de inmediato su disposición a ayudar a restaurar este "patrimonio inestimable", dijo su directora general Andrey Azoulay. La catedral fue declarada patrimonio de la humanidad en 1991 por el organismo con sede en París.

Desde Nueva York, el secretario general de la ONU Antonio Guterres dijo estar "horripilado" por la destrucción de "una joya única del patrimonio mundial que reina sobre París desde el siglo XIV".

Notre Dame es de todos

También desde Estados Unidos donde se encontraba de visita, el presidente de Ecuador Lenin Moreno dijo que vio con "tristeza infinita" las imágenes del incendio "de un monumento patrimonio de la humanidad".

"La catedral de Notre Dame nos pertenece a todos. Debemos ayudar a cuidar la memoria y la historia del mundo. Estamos perdiendo un tesoro, una página de la cultura mundial”.

El presidente Carlos Alvarado, dijo en Twitter que Costa Rica se solidariza con Francia "ante el devastador incendio que afecta la Catedral de Notre Dame, ícono de la historia de esa nación y Europa. Este es uno de los tantos riesgos que enfrentan las valiosas obras arquitectónicas que poseemos, hemos heredado y debemos preservar”.

Un testigo de la historia de Europa

Durante la Revolución Francesa, la catedral sufrió numerosos actos vandálicos, en los que se desarmó su aguja, se saqueó su tesoro y las grandes estatuas del pórtico resultaron destruidas.

Los revolucionarios incluso organizaron un "culto de la razón" el 10 de noviembre de 1793, poco antes que el culto católico fuera prohibido en París. La catedral acabó transformada en almacén.

Devuelta al culto en 1802, se convertirá en el personaje central de una novela de Víctor Hugo publicada en 1831. Poco después, Eugène Viollet-le-Duc estará a cargo de su restauración. Trabajará hasta su muerte en estas inmensas obras durante dos décadas.

Notre Dame consiguió escapar indemne a las dos guerras mundiales. Sus campanas sonaron para anunciar, el 25 de agosto de 1944, la liberación de París.

Mucho más recientemente, las nueve campanas gigantes de las catedral fueron reemplazadas en 2013. Su aguja, que cayó devorada por las llamas este lunes, estaba siendo renovada.

2.000 misas cada año

En su interior fue celebrada la victoria de la Segunda Guerra Mundial, el inicio del proceso de rehabilitación de Juana de Arco, la boda de Enrique de Navarra, futuro Enrique IV, con Marguerita de Valois y la coronación de Napoleón I.

Más recientemente, se llevaron a cabo entre sus muros las ceremonias fúnebres en honor de los jefes de Estado, como Raymond Poincaré y el general Charles De Gaulle, y de grandes personajes, como el poeta Paul Claudel o el Abad Pierre.

La catedral, que también es un santuario mariano con rango de basílica, sigue asegurando sus funciones como edificio religioso: se celebran cinco misas diarias, y siete los domingos. Con las fiestas y las celebraciones excepcionales, son más de 2.000 misas al año.

Notre Dame es también el punto de salida kilométrica de todas las carreteras nacionales que salen de París.

En estos últimos años, el edificio vivió a ritmo de las tragedias que golpearon el país. Sus campanas redoblaron al día siguiente del asesinato de los periodistas y dibujantes del diario satírico Charlie Hebdo en enero de 2015.

Las más altas autoridades civiles y religiosas se congregaron bajo sus bóvedas en julio de 2016 para rendir homenaje al padre Jacques Hamel, degollado por dos yihadistas en su iglesia cerca de Rouen, en el norte.

En septiembre de 2016, cerca de este símbolo de la ciudad, fue hallado un coche cargado con botellas de gas. Un comando de tres mujeres militantes del grupo yihadista Estado Islámico, lo había dejado allí.

En junio de 2017, un yihadista actuando "por Siria" atacó a un policía con un martillo en la explanada delante de la catedral.

Con información de AFP.

RELACIONADAS