Claves Del Día
Fecha de publicación: 2019-03-23

¿El exceso de trabajo está matando a la gente?

El libro 'Muriendo por un salario' presenta el caso de Kenji Hamada, un hombre de 42 años que murió de un ataque al corazón en su escritorio en Tokio. Trabajaba 75 horas a la semana y demoraba cerca de dos horas en llegar a la oficina.

Por estrategiaynegocios.net

Jeffrey Pfeffer, un profesor de la Universidad de Stanford, autor de "Muriendo por un salario", afirma que en estos tiempos: "El trabajo está matando a la gente y a nadie le importa". Esta afirmación la sustenta con un caso de la vida real, que es el centro de su más reciente libro.

En las páginas de su más reciente creación se presenta el caso de Kenji Hamada, un hombre de 42 años que murió de un ataque al corazón en su escritorio en Tokio. Trabajaba 75 horas a la semana y demoraba cerca de dos horas en llegar a la oficina. Justo antes de su muerte, había trabajado 40 días seguidos sin parar y su viuda declaró que Kenji estaba excesivamente estresado.

En la publicación, el autor pone en contexto los efectos de un sistema de trabajo que en ocasiones se torna "inhumano" por la excesiva carga laboral y por la 'adicción al trabajo' de muchos de los nuevos profesionales.

Según la evidencia recopilada por Pfeffer, en Estados Unidos, el 61% de los empleados considera que el estrés los ha enfermado y el 7% asegura haber sido hospitalizado por causas relacionadas con el trabajo.

De hecho, sus estimaciones apuntan a que el estrés está relacionado con la muerte anual de 120.000 trabajadores estadounidenses. El Instituto Estadounidense del Estrés calcula que el costo anual es de US$300.000 millones al año.


Tras la publicación de su libro, BBC habló con el autor y esto fue parte de lo que les dijo (Para leer la entrevista completa clic aquí)

Pfeffer dice que el trabajo se ha vuelto inhumano, pero ¿Quién es responsable de este fenómeno?

'Si piensas en los años 50 o los 60, los directivos decían que era necesario equilibrar los intereses de los empleados, los clientes, los accionistas. Ahora todo está centrado en los accionistas', 'Bajo ese sistema, muchos empleados se vuelven drogadictos, porque terminan consumiendo cocaína y otras drogas para mantenerse despiertos', agrega.

RELACIONADAS