Claves Del Día
Fecha de publicación: 2019-03-11

Crisis en Nicaragua paralizó US$6.300 millones en mercancías de Centroamérica

Las protestas en 2018 inmovilizaron 6.000 camiones con mercancías, según investigación del BID.

Por El Nuevo Diario (Nicaragua)

Un estudio del Banco Interamericano de Desarrollo (BID) indica que el cierre de las carreteras en 10 departamentos nicaragüenses, por la crisis del año pasado, provocó que unos 6,000 camiones procedentes de Honduras, El Salvador, Costa Rica, Panamá y la misma Nicaragua permanecieran estancados entre mayo y junio de 2018, paralizando mercancías por un valor de US$6.300 millones.

El monto representa más del 50% del comercio anual del istmo, según el estudio del BID, titulado “Ante los desafíos externos, fortalezas internas: Entorno económico de Centroamérica y República Dominicana”.

“Si bien a partir de mediados de julio no han vuelto a ocurrir eventos que bloqueen masivamente las carreteras, se estima que los cierres en junio afectaron a un total de bienes valorados en US$6,300 millones o 2.6% del PIB regional”, cuantifica el informe. Esos US$6.300 millones equivalen a más del 50% del comercio anual en el istmo, según el BID.

Los países más afectados por la crisis nicaragüense son Guatemala, Costa Rica y Panamá, “debido al volumen de sus bienes que transitan por Nicaragua”. El BID identifica que los químicos, calzado, ropa y textiles fueron los más afectados por el cierre de las vías nicaragüenses.

Panamá experimentó el mayor impacto por la reducción de productos químicos y conexos, pues importa por la vía terrestre la mayor parte de esta clase de bienes. Por otra parte, los estragos en el comercio de alimentos afectó sobre todo a El Salvador, pues estas representaron 23,2% de sus importaciones alimenticias anuales, equivalente a US$355 millones.

En ese aspecto de la importación de alimentos, los otros países más perjudicados son, en este orden, Nicaragua, Guatemala, y Costa Rica.

El informe del BID no explica si estos alimentos son perecederos que sufrieron pérdidas, solo remarca que el comercio de este tipo de productos sufrió afectaciones por los tranques en Nicaragua.

La crisis de Nicaragua representó uno de los desafíos de crecimiento regional, al igual que otros factores como encarecimiento del financiamiento; sin embargo, Centroamérica, Panamá y República Dominicana (CARD), en su conjunto, crecieron 3,8% en 2018.

“El año 2018 para la región de Centroamérica, Panamá y República Dominicana (CARD) se caracterizó por un entorno de gran incertidumbre y desafíos económicos. Entre estos se incluyen una menor liquidez, un aumento del costo de financiamiento, una mayor presión fiscal en varios países, retos migratorios y una crisis sociopolítica en Nicaragua, con efectos negativos en el comercio centroamericano”, señala el documento.

En el ámbito externo, el BID destaca aspectos como la reducción en los precios internacionales de importantes productos de exportación para la región, como el azúcar y el café, el inicio de un ciclo de alzas monetarias aún en proceso en Estados Unidos y una reducción de la tasa a los ingresos corporativos en aquel país.

RELACIONADAS