Claves Del Día
Fecha de publicación: 2019-02-21

Así cambia el mapa de la telefonía móvil en Centroamérica con la salida de Telefónica

Tras poco más de dos décadas en Centroamérica el mapa de los operadores de telefonía móvil en el istmo cambia con la abrupta salida de Telefónica. La multinacional española vendió en dos bloques su operación, acuerdos que en conjunto alcanzan un valor de US$2.998 millones.

Por estrategiaynegocios.net

Telefónica llegó a Centroamérica a finales de la década de 1990, con la ola de privatizaciones en el sector. La compañía logró abrirse espacios hasta consolidar una operación centroamericana, donde incluso contó con respaldos de socios locales como la guatemalteca Multi Inversiones.

Sin embargo, la crisis de su matriz le ha obligado a reconfigurar su estructura, lo que incluye la venta de algunas de sus operaciones en el istmo, las que se manejan bajo la marca Movistar, mientras ya analiza deshacerse de sus centros de datos.

La salida de la región (en algunos mercados sujeto a la aprobación de los reguladores) planteará desafíos para los mercados, la española introdujo un modelo agresivo, una apuesta por la data y diferenciación de oferta. El mapa paulatinamente dejará el aqua de la marca española para dar paso al rojo y azul de Claro (filial de la mexicana América Móvil) y de Tigo (filial de la multinacional con sede en Luxemburgo Millicom International Celullar), respectivamente.

El primer gran acuerdo fue por la venta de las operaciones en Guatemala y El Salvador, un acuerdo por el que América Móvil pagó US$648 millones.

El segundo, que involucra a los mercados de Nicaragua, Costa Rica y Panamá -en donde cuenta con una posición de liderazgo- se elevó a US$1.650 millones, una cifra que acordó con Tigo tras una puja que involucró a AT&T y Liberty Latin America.

La operación del sur del istmo atendía -en forma combinada- a 8,7 millones de usuarios, mientras que la de Guatemala y El Salvador era de cuatro millones de abonados en servicios que incluyen telefonía móvil y servicios de televisión por cable y satélite.

En total Telefónica había logrado atender a una comunidad de 12,7 millones de usuarios. La salida provocará una reconfiguración del mercado y dejará dos grandes competidores regionales: América Móvil (Claro) y Millicom (Tigo), empresas que afianzan un portafolio de servicios especializados más allá de las redes de telefonía, ya que incluyen a datos, televisión y programas para pymes, soluciones que van ganando peso en una economía que está en el cambio hacia la digitalización.

Conozca el panorama tras los acuerdos y el estado de los mercados al cuarto trimestre de 2018 con datos de GSMA Intelligence.

Guatemala

Tras la salida de telefónica Claro entrará en una lucha directa con Tigo. América Móvil pagó US$333 millones por Telefónica. De acuerdo con datos de la Superintendencia de Telecomunicaciones (SIT), Claro poseerá 46,84% de cuota en los suscriptores contra el 53,16% que ya tiene Tigo.

Guatemala tiene una población de 17,4 millones y cuenta con 20,4 millones de conexiones, mientras el 94% del mercado de telefonía móvil se ubica en el segmento de prepago.

El Salvador

La Superintendencia General de Electricidad y Telecomunicaciones (Siget) mantiene en reserva los datos actuales de participación de mercado de las operadoras de telefonía. El mercado es uno de los más competidos del istmo, hasta hoy tiene cinco operadores en el rubro: Claro, Digicel, Movistar, Red y Tigo.

América Móvil (matriz de Claro) alcanzó un acuerdo de compra por US$333 millones, el cual está a la espera del aval del regulador de competencia.

De acuerdo con el último dato de GSMA Intelligence, el país (de 6,4 millones de habitantes) tiene 10,2 millones de conexiones, sin embargo, el 83% obedece al segmento de pregago.

El acuerdo de compra de la operación de Telefónica dejaría con ventaja a Claro, compañía perteneciente al grupo de empresas del magnate mexicano Carlos Slim. Tomando como referencia las frecuencias asignadas la unión de las compañías dejaría una holgada ventaja a Claro sobre su rival. La Superintendencia de Competencia (SC) de El Salvador explicó hoy poy la mañana que no ha recibido aún la solicitud de autorización de concentración económica por parte de AMX – Claro para adquirir formalmente a Telefónica de El Salvador.

En 2012, la SC negó la solicitud de Claro (América Móvil) para comprar la operación de Digicel en El Salvador porque indicó en ese momento: “tiene altas probabilidades de generar efectos adversos sobre la dinámica de la competencia y el bienestar de los consumidores en los mercados de telefonía fija y móvil”.

Hoy, la SC informó que "cada caso de compra es súmamente particular". Agregó: "la denegación de la SC a la concentración de Claro – Digicel no está relacionada en ningún detalle con lo que está sucediendo en esta oportunidad".

Honduras

Este mercado no estuvo involucrado en los últimos movimientos ya que es el único mercado donde Telefónica no tenía operaciones, pero donde hay una lucha abierta entre Claro y Tigo. El país de 9,5 millones de habitantes tiene 8,4 millones de conexiones y el 91% de la plaza corresponde a la modalidad de prepago.

En la plaza también compite Hondutel.

Nicaragua

Millicom pagó US$430 millones por la operación de Telefónica y se consolida como el operador número uno de la plaza donde participan Claro, CooTel (Xinwei Telecom).

El país tiene 6,3 millones de habitantes, cuenta con 9,6 millones de conexiones, pero el índice de prepago es del 78%.

Costa Rica

Según Millicom, la transacción le deja el control del operador número dos de la plaza, un mercado con alto consumo de datos móviles y donde las redes 4G ya cubren el 85% de la población, el índice más alto de la región centroamericana.

El número uno es Kölbi, la filial del estatal Instituto Costarricense de Electricidad, compañía que hasta 2011 era el único operador móvil.

Costa Rica tiene una población de cinco millones de habitantes y cuenta con 8,9 millones de conexiones y el 77% son de prepago.

Panamá

En el mercado panameño Tigo también hace un debut con la compra del operador dominante y complementa una operación que ya cuenta con el control de Cable Onda, una inversión que confirmó en octubre y que le deja las puertas abiertas para ofrecer el triple play.

En Panamá la empresa compite con Claro, Digicel y Cable&Wireless con su marca +Móvil.

El país tiene una población de 4,2 millones de habitantes, pero tiene 4,7 millones de conexiones y donde el 86% es de prepago.

RELACIONADAS