Claves Del Día
Fecha de publicación: 2019-02-15

EEUU: Trump declara emergencia nacional y obtiene fondos para construir el muro

El mandatario estadounidense finalmente dispondrá de unos US$8.000 millones -US$3.000 millones más de los que exigía al Congreso- para financiar la construcción del muro en la frontera con México.

Por Univision

El presidente Donald Trump declaró este este viernes en la mañana la emergencia nacional para poder conseguir el dinero del muro en la frontera con México, saltándose así el Congreso para obtener los fondos para su polémica promesa.

La Casa Blanca indicó que destinará aproximadamente US$8.000 millones para levantar la barrera, que servirá para frenar lo que el presidente calificó como una "invasión".

"Voy a firmar la emergencia nacional", afirmó desde la Casa Blanca, lo que con total seguridad va a lanzar una batalla política y legal. El propio presidente reconoció que espera demandas para paralizar la medida e indicó que seguramente acabará en la Corte Suprema.

"Posiblemente obtendremos otra mala decisión (judicial), y luego obtendremos otra mala decisión, y luego terminaremos en la Corte Suprema", dijo Trump, comparando el proceso el que se vivió con su también polémico veto migratorio. "Y luego, con suerte, tendremos una buena", añadió.

El presidente volvió a mencionar a las caravanas de migrantes de centroamericanos que han llegado a la frontera para pedir asilo para justificar la medida, pese a que los inmigrantes han indicado que buscan entrar legalmente al país. Igualmente, se refirió a familiares de personas que murieron a manos de inmigrantes indocumentados, algunas de ellas presentes durante su discurso.

"Tenemos una invasión de drogas, una invasión de pandillas, una invasión de gente", insistió durante su intervención. "Queremos tener un país seguro (...) Si tenemos drogas en la frontera o tráfico humano (...) es muy difícil de hacer Estados Unidos glorioso otra vez", recalcó haciendo referencia a su eslogan de campaña con el que llegó a la Casa Blanca.

"Tenemos que hacerlo de una manera u otra", dijo Trump al referirse a una solución para la frontera donde, según él, hay una crisis humanitaria. "Tenemos una gran cantidad de drogas que entran principalmente por la frontera sur", añadió, sin especificar que la mayoría lo hace por puertos legales de entrada.

¿De dónde llegará el dinero?

Poco antes de que el presidente hiciera el anuncio formal, el jefe de gabinete encargado Rick Mulvaney ratificó lo que habían informado ya varios medios sobre de dónde pensaba la Casa Blanca sacar el dinero para el muro. El presidente espera obtener US$3.500 millones con la declaración del estado de emergencia y fondos del presupuesto para obras militares del Pentágono.

Además, contará con US$2.500 millones saldrán de fondos ya aprobados para un programa de incautación de narcóticos también del Pentágono.

Por su parte, el Departamento del Tesoro aportará US$600 millones más con su fondo de decomisos por drogas. A este dinero se sumarán los US$1.375 millones incluidos en el proyecto bipartidista aprobado el jueves en por las dos cámaras.

Un futuro incierto

No está claro qué va a ocurrir desde este momento, ya que con total seguridad se iniciará una batalla que seguramente acabaría en los tribunales, lo que bloquearía la medida, al menos, temporalmente.

Los líderes demócratas de la Cámara de Representantes y el Senado, Nancy Pelosi y Chuck Schumer, respectivamente, criticaron al presidente y afirmaron que " el Congreso no puede dejar que el presidente haga trizas la Constitución".

Por su parte, los congresistas demócratas Alexandría Ocasio-Cortes, de Nueva York, y Joaquín Castro, de Texas, han anunciado que presentarán un proyecto en el Congreso para bloquear la medida.

La decisión de declarar una emergencia nacional llega pocas horas de que se acabe el plazo dado por el propio presidente para alcanzar un acuerdo que evite un segundo cierre de gobierno.

El primer cierre comenzó el 22 de diciembre y acabó 35 días después cuando Trump cedió al aceptar un acuerdo parlamentario para financiar temporalmente al gobierno hasta el 15 de febrero, aunque anunció un periodo de menos de un mes para encontrar una solución que acaba esta noche a las 12:00.

En aquel momento, Trump exigía US$5.700 millones al Congreso para poder financiar 234 nuevas millas de la barrera de acero, pero los demócratas se negaron desde el principio a entregarle ninguna cantidad.

Ahora, tras semanas de negociaciones, un equipo bipartidista llegó a un acuerdo en el que se incluye dinero para seguridad nacional, pero lejos del dinero que solicitaba el mandatario y sin posibilidad de avanzar un muro de concreto. Sí se incluye, sin embargo, dinero para levantar nuevas 55 millas con barreras de acero.

Con la declaración de emergencia nacional, el presidente no necesita la aprobación del Congreso y obtendría los fondos para el muro.

La oposición, organizaciones humanitarias y hasta informes del propio gobierno sostienen que realmente no hay una crisis en la frontera. Pese a que aún siguen llegando indocumentados a la frontera, no se ha alcanzado los niveles de años pasados, en los que nunca se tomó esta medida.

Por ese motivo, los demócratas califican la medida como un intento propagandístico para su base.

El líder de la minoría del Senado, el demócrata Chuck Schumer, dijo que si el presidente sigue adelante con su declaración de emergencia será un "tremendo error".

"Sería un acto ilegal. Un grave abuso del poder de la presidencia y un intento desesperado por distraer del hecho de que el presidente Trump rompió su promesa central: que México pague por el muro", dijo Schumer en el Senado.

Por su parte, la presidenta de la Cámara de Representantes en la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi, dijo en una rueda de prensa la tarde del jueves: "Primero tenemos que ver qué dice el presidente". Asimismo, avanzó que no descartan iniciar una contienda legal.

Pelosi añadió que el presupuesto "es mucho más que la frontera entre EEUU y México" y aclaró que “no es una emergencia lo que pasa en la frontera” añadiendo que la declaración de una emergencia de Trump sería sobre una crisis que él mismo creó.

La demócrata luego deslizó que si este gobierno republicano declara una emergencia nacional sobre el tema de la frontera, podría abrir la puerta a que en un futuro un presidente demócrata haga lo mismo sobre otros asuntos afines a su agenda, por ejemplo, en temas de violencia armada.

RELACIONADAS