Claves Del Día
Fecha de publicación: 2019-02-14

Airbus anuncia el fin de la producción del gigante A380

Airbus se vio obligado a poner fin a la producción de su buque insignia después de que el principal cliente del A380, la aerolínea del Golfo Emirates, redujera su cartera de pedidos de este avión en 39 unidades.

Por AFP

El fabricante aeronáutico europeo Airbus anunció este jueves que dejará de fabricar su superjumbo A380, el avión de línea más grande de la historia de la aviación, después de que la aerolínea Emirates redujera su cartera de pedidos.

Los últimos ejemplares de este aparato con capacidad para hasta 850 pasajeros serán entregados en 2021.

Airbus se vio obligado a poner fin a la producción de su buque insignia después de que el principal cliente del A380, la aerolínea del Golfo Emirates, redujera su cartera de pedidos de este avión en 39 unidades.

"La consecuencia de esta decisión es que nuestro libro de pedidos ya no es suficiente para permitirnos mantener la producción del A380", declaró el presidente del grupo, Tom Enders, en un comunicado.

El programa A380 se mantuvo en vida en los últimos tres años gracias a una reducción de su producción que pasó de 27 aparatos en 2015 a uno por mes en 2018.

A inicios de 2018 Emirates Airlines le lanzó un salvavidas con un pedido de 36 aparatos - con una opción de compra para 10 unidades -, lo que habría dado a Airbus "una visibilidad para al menos los próximos 10 años", según dijo entonces Tom Enders. Pero el auxilio duró poco.

El superjumbo de Airbus no pudo resistir la competencia de los nuevos aviones bi-reactores de larga distancia, como el 787 de Boeing.

Para competir con el 787 de Boeing, Airbus lanzó el A350, más fácil de llenar y más rentable.

El precio catálogo del A380 es de US$445,6 millones.

Tras un acuerdo con Airbus, Emirates remplazó la anulación de los 39 A380 por la compra de 40 A330neo y 30 A350, por un monto de US$21.400 millones.

"Emirates apoyó el A380 desde el primer momento", dijo Jeque Ahmed ben Said Al Maktum, presidente de la compañía del Golfo, citado en un comunicado que confirma la entrega de 14 aparatos de aquí a finales del 2021.

El avión "seguirá siendo un pilar" de la flota de Emirates, agregó.

Emirates había convertido el A380 en un símbolo de lujo con cabinas privadas con ducha y un salón con un bar.

En total, Airbus recibió por el A380 un total de 321 pedidos, de los cuales 178 por parte de Emirates, según la web de la compañía europea.

Amortiguar el impacto

En cuanto a los empleos, Airbus prometió que los 3.000 a 3.500 puestos de trabajo afectados por esta decisión serán asignados a otros puestos.

Airbus confía en que la producción del A320 y el nuevo pedido de Emirates permitirán amortiguar el impacto.

"Esperamos reunirnos con la dirección para saber cuáles serán las consecuencias sociales. Estamos tranquilos, la buena salud de otros programas debería permitir el repliegue de los empleados, por lo menos en Francia. En España o Reino Unido podría ser diferente", declaró Françoise Vallin, coordinadora de Airbus Group du CFE-CGC, un sindicato francés del grupo.

En el plano financiero, en 2018 Airbus cumplió con sus objetivos logrando un beneficio neto de 3.054 millones de euros, en alza de 29%.

La facturación fue de 63.707 millones de euros (+8%), indicó el comunicado de la empresa.

Airbus prevé entregar en 2019 entre 880 y 890 aviones comerciales, agregó el comunicado.

"A pesar de que 2018 nos planteó una serie de desafíos, cumplimos nuestros compromisos alcanzando una rentabilidad récord gracias a un sólido rendimiento operativo, en especial en el cuarto trimestre", afirmó Tom Enders.

"Contando con una cartera de pedidos de alrededor de 7.600 aviones, nos proponemos continuar incrementando aún más la producción de aparatos", agregó.

Adiós al titán aéreo

El A380, cuyo fin fue anunciado este jueves, era el emblema del fabricante europeo Airbus, pensado para remplazar al mítico 747 del estadounidense Boeing, pero la llegada de aparatos más pequeños y más rentables frenaron el éxito comercial de este superjumbo.

El gigante, que tiene la capacidad de dos aviones tradicionales, puede transportar a 525 pasajeros en una configuración típica de tres clases y a hasta 853 en chárter.

El Boeing 747-400, su gran rival, que tenía el anterior récord de capacidad, puede acomodar a 416 pasajeros.

El A380 tiene una capacidad de 320.000 litros de combustible, por lo que pesa hasta 578 toneladas en total en el despegue. Puede recorrer hasta 15.200 kilómetros y tiene la tasa de emisión de CO2 más pequeña por pasajero y por kilómetro.

El superjumbo de Airbus tiene una longitud de 80 metros (70,6 metros el B747-400) y una altura de 24 metros.

Un 40% de la estructura y de los elementos de este avión son fabricados con compuestos de fibras de carbono y nuevos materiales metálicos. La bóveda superior del fuselaje es de un nuevo material llamado Glare, una mezcla de aluminio y fibras de cristal impregnadas en resina que es un 10% menos pesado que el aluminio tradicional pero mucho más resistente.

El A380 puede ser equipado con reactores del tipo Trent 900 del británico Rolls-Royce, o del tipo GP 7200 de Engine Alliance, una alianza de General Electric y Pratt and Whitney.

El primer aparato A380, propiedad de la compañía Singapore Airlines, entró en servicio el 25 de octubre de 2007.

Este avión ofrece la mejor relación costo por asiento en el mercado, a condición de que esté lleno al 100%, según Sébastien Maire, experto aeronáutico de la firma Kea & Partners.

En efecto, el A380, que tiene actualmente 232 ejemplares en servicio, permite llenar el equivalente a dos aviones con un costo de explotación inferior de 20% en comparación a un Boeing 747.

Pero para alcanzar este objetivo el avión debe estar lleno, algo que no consigue actualmente en varias rutas.

Frente al crecimiento del tráfico aéreo, que todos los 15 años se multiplica por dos, Airbus esperaba que su A380 terminaría imponiéndose. Pero no fue así. Y el constructor europeo tuvo que frenar su producción.

En 2015 fabricó 27 ejemplares, frente a uno por mes en 2018. En 2020, el ritmo bajará a seis aviones por año.

RELACIONADAS