Claves Del Día
Fecha de publicación: 2019-02-05

EEUU analiza medidas contra aliados europeos si siguen usando equipos de Huawei

Un funcionario del Departamento de Estado dijo que la administración está presionando para que sus socios, especialmente los de la OTAN, no utilicen productos de la empresa china.

Por Bloomberg

Estados Unidos analiza responder si un país aliado ignora las advertencias contra la asociación con fabricantes chinos de equipos de telecomunicaciones como Huawei, declaró un funcionario del Departamento de Estado de esa nación mientras Washington aumenta la presión sobre sus socios europeos.

Debido a las estrechas conexiones entre Estados Unidos y sus aliados, especialmente los de la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN), una emergencia militar podría obligar a ambas partes a comunicarse a través de un sistema de Huawei, señaló el funcionario, que no estaba autorizado a hablar públicamente sobre el asunto.

Estados Unidos no se encuentra en una etapa en la que pueda describir qué repercusiones habría, dijo la persona, pero agregó que Washington continúa instando a sus aliados a no firmar contratos con ciertos proveedores chinos.

El Gobierno estadounidense presentó el 28 de enero cargos penales contra Huawei por la venta de equipos que podrían ser utilizados por el Partido Comunista de China para espiar, además de por violación a las sanciones que EU tiene sobre Irán.

Los comentarios se producen a medida que Estados Unidos continúa presionando a los aliados en Europa y otros lugares para que eviten el uso de Huawei u otros equipos chinos en sistemas comerciales, mientras los países se preparan para implementar la próxima generación de tecnología de red, conocida como 5G.

El funcionario estadounidense indicó que él y sus colegas se reunirán durante las próximas semanas con funcionarios de las capitales europeas, incluidas Bruselas, París y Berlín, así como con funcionarios de la Comisión Europea y aliados de la OTAN.

El jefe digital de la Unión Europea instó en enero a los estados miembros del bloque a considerar el riesgo de asociarse con Huawei y otras empresas chinas pues argumentó que la Ley de Inteligencia Nacional de China, aprobada en 2017, ha aumentado el riesgo de tratar con ellos.

Dicha ley obliga a cualquier organización y ciudadano a apoyar y ayudar a la inteligencia nacional en sus investigaciones y mantener información relacionada con dichas investigaciones.

Al respecto, Huawei rechazó las acusaciones de que es un facilitador para el espionaje chino y criticó que poner en una lista negra a la compañía china sin pruebas perjudicará a la industria e interrumpirá la nueva tecnología de alta velocidad.

La empresa señaló anteriormente que había encomendado una opinión legal para analizar las consecuencias de la ley. Dicho análisis explica que la ley no requiere que coopere con la inteligencia del Estado si contradice los derechos e intereses legítimos de individuos y organizaciones, dijo un portavoz.

El funcionario de EE.UU. señaló que la Inteligencia Nacional y otras leyes chinas recientes son motivo de preocupación de la Unión Americana, y agregó que los individuos o las empresas no tienen recursos para resistirse a ninguna solicitud del Estado chino.

La misión china en la UE declaró con anterioridad que se oponía a tales interpretaciones de las leyes chinas y que esas reglas "nunca dan a ninguna institución el mandato de obligar a las empresas a construir 'puertas traseras obligatorias'. Tales medidas nunca han sucedido", enfatizó.

RELACIONADAS