Claves Del Día
Fecha de publicación: 2019-01-02

Las compras de tecnológicas alcanzaron las US$580.000 millones en 2018

La industria tecnológica ha cerrado en 2018 un año histórico en fusiones y adquisiciones de gigantes del sector.

Por Expansión

La adquisición de Red Hat por parte de IBM, valorada en US$36.600 millones, encabeza el ránking de un año en el que se frustró la megaopa de Broadcom por Qualcomm.

La industria tecnológica ha cerrado en 2018 un año histórico en fusiones y adquisiciones gracias a las grandes operaciones protagonizadas por gigantes del sector, que buscan a través de compras fortalecerse en la batalla digital. Según datos de Dealogic a los que ha tenido acceso Expansión, se han anunciado operaciones de carácter tecnológico y digital por valor de US$663.204 millones, 581.000 millones de euros, 24% más que en 2017.

La adquisición de Red Hat por parte de IBM por US$36.600 millones y la operación de compra de acciones de Dell para volver a cotizar en la Bolsa de Nueva York, valorada en US$23.900 millones, encabezan un ránking en el que también hay grandes operaciones protagonizadas por compañías como Broadcom, Walmart, SAP y Microsoft.

Eso sí, no se bate el récord del 2015, cuando las fusiones y adquisiciones de empresas de tecnología sumaron un volumen de US$714.100 millones. Ese año, se anunció la mayor operación de la historia del sector: la fusión de Dell y EMC, valorada en US$67.000 millones.

Este récord habría sido pulverizado si no se hubiera malogrado la megaopa de US$142.000 millones -incluida deuda- del fabricante de semiconductores Broadcom sobre su competidor estadounidense Qualcomm. La operación, que habría sido la mayor de la historia del sector tecnológico, se frustró tras el veto del Gobierno de Estados Unidos, que alegó riesgos para la seguridad nacional.

Tras la fallida operación, Broadcom anunció este verano la compra por US$18.900 millones de la empresa de software estadounidense CA Technologies, un movimiento que sorprendió a Wall Street por la falta de sinergias de una adquisición que, según los analistas de Evercore, responde más “a la ingeniería financiera que a una razón estratégica”.

Valoraciones

Broadcom pagó una generosa prima del 20% para hacerse con esta empresa, conocida sobre todo por su software para grandes servidores empresariales. Mayor aún fue la prima que IBM ofreció por Red Hat, que se elevó hasta un inusual 63%. La costosa adquisición de Red Hat anunciada el pasado mes de octubre, la mayor en la historia de IBM, se explica por la necesidad de la histórica tecnológica de buscar nuevas fuentes de ingresos ante la desacelaración del crecimiento de su negocio tradicional. Con esta compañía, IBM quiere impulsar su negocio cloud.

En una reciente visita a Madrid, Antonio Neri, presidente de Hewlett-Packard Enterprise, no dudó en indicar que algunas valoraciones que se manejan en estos momentos en el sector tecnológico “no tienen sentido” y desmarcó la estrategia de su compañía, otro de los históricos del sector, de operaciones “de ingeniería financiera”, en una referencia clara a algunos de los grandes movimientos que se han visto últimamente en esta industria.

Miguel Kindelán, responsable del banco de inversión GP Bullhound en España, explica que las primas pagadas responden a dos factores. En primer lugar, para defender una posición de mercado, como ha hecho IBM, que busca con Red Hat “recuperar posiciones en cloud frente a Amazon y Microsoft “. Asimismo, destaca la búsqueda de sinergias de la venta cruzada de productos y complementariedad de oferta.

La necesidad de las tecnológicas tradicionales de fortalecer su presencia en áreas clave en la transformación digital de las empresas, con el cloud computing a la cabeza, es uno de los impulsores de la actividad de compras del sector. Por ejemplo, la compañía alemana SAP pagará US$8.000 millones de dólares (7.100 millones de euros) por la firma de software cloud Qualtrics, un precio muy por encima de los US$4.500 millones que la firma estadounidense esperaba alcanzar con su oferta pública de acciones (OPV).

Empresas tradicionales

Además de las operaciones entre compañías de esta industria, este año se han visto movimientos interesantes protagonizados por empresas de otros sectores. Es el caso de Walmart, que en mayo anunció la compra del 77% del grupo de cibercomercio indio Flipkart por US$16.000 millones. La cadena de supermercados estadounidense se impuso así a Amazon, que también pujó por Flipkart .

Todo hace pensar que 2019 será también un año con una fuerte actividad de fusiones y adquisiciones en tecnología. “Estamos viviendo una etapa de consolidación sin precedentes”, explica Kindelán, quien asegura que veremos operaciones protagonizadas por actores de industrias en plena transformación digital. “Los ganadores serán aquellos que demuestren mayor agilidad en su estrategia digital, y esto sólo se consigue mediante adquisiciones”, vaticina.

Eso sí, las tensiones comerciales entre Estados Unidos y China pueden dificultar algunas operaciones en el sector. Este año, por ejemplo, Qualcomm renunció a comprar la holandesa de chips NXP, valorada en US$44.000 millones, tras no recibir el visto bueno de los reguladores de la competencia chinos.

RELACIONADAS