Claves Del Día
Fecha de publicación: 2018-12-18

El bitcoin perdió el 82% de su valor en un año

En diciembre de 2017, la criptomoneda tenía un valor de US$19.966, ahora comprar una de estas monedas virtuales cuesta US$3.994. Hace un año, estar en Bitcoin era un buen negocio.

Por Trecebits

Auge y caída. Esas son las palabras que mejor pueden definir el viaje del Bitcoin (BTC) desde el pasado 17 de diciembre de 2017 hasta hoy. Hace exactamente un año, la moneda virtual más famosa alcanzaba su precio máximo histórico: US$19.966. Un año después, la criptomoneda ha perdido un 82% de su valor, y su precio se sitúa en US$3.994.

Entender el por qué de esta caída no es fácil. El mercado de las criptomonedas es como el de la bolsa pero muchísimo más voluble. Las subidas y bajadas de precios son repentinas y pueden ser muy fuertes. Ethereum (ETH), otra de las criptomnedas más famosas, comenzó el año pasado valiendo menos de cien dólares y terminó el año, coincidiendo con la subida del BTC, con su precio multiplicado más de 10 veces.

Por supuesto, los que invirtiesen a precios tan bajos y vendiesen en lo más alto (punto conocido como ATH en inglés) hicieron un negocio redondo. Aún así, intentar prever los movimientos de un mercado tan volátil como el de las criptomonedas es difícil, por lo que muchos poseedores de BTC y otras criptos no vendieron en todo lo alto, suponiendo que la tendencia podría continuar.

Hoy, el panorama no es demasiado alentador. El 80% de las direcciones digitales que contienen BTC tienen menos de US$100. Aunque sin duda hay fortunas basadas en la criptomoneda, la gran mayoría de usuarios tiene un producto (y en poca cantidad) cuyo valor ha caído de manera brutal en tan solo un año, cual burbuja que se desinfla.

Aún así, no todo está perdido para los inversores de BTC y otras divisas. Esta volatilidad del mercado funciona en ambos sentidos, y aunque el BTC esté en un punto muy bajo en comparación son sus mejores tiempos, sigue valiendo muchísimo más de lo que valía hace solo unos años. La subida puede estar, o no, a la vuelta de la esquina.

RELACIONADAS