Claves Del Día
Fecha de publicación: 2018-12-13

Desde Nicaragua, Gioconda Belli, una voz potente contra la tiranía

Poeta y novelista de origen nicaragüense, Belli es una de las figuras literarias latinoamericanas de mayor proyección internacional y una de las voces más críticas en la crisis que vive su país desde abril.

Por estrategiaynegocios.net

Gioconda Belli, poeta y novelista nicaragüense, es una de las figuras literarias latinoamericanas de mayor proyección internacional. A lo largo de los años, su voz poderosa se ha alzado a favor de la mujer, la liberación de Nicaragua, la libertad de información y de expresión, los derechos humanos, y actualmente, en contra la dictadura de Daniel Ortega y en respaldo a la lucha cívica del pueblo nicaragüense.

“Los acontecimientos que se han dado en Nicaragua desde este pasado 18 de abril, cuando una protesta ciudadana fue reprimida violentamente, no cesan de asombrarnos con su horror. Hemos visto a uno de aquellos (Daniel Ortega) que lideró la victoria de la Revolución Sandinista en 1979, convertirse en un tirano”, dijo Gioconda Belli, este 15 de noviembre, al recibir el Premio Hermann Kesten, en reconocimiento a su trayectoria de lucha a favor de la libertad de la palabra.

A partir del 18 de abril, cuando una protesta cívica en contra de unas reformas al sistema de Seguridad Social fue reprimida con lujo de violencia en varias ciudades del país, el régimen autoritario de Daniel Ortega y de su esposa, Rosario Murillo, desataron una ola de represión brutal que ha dejado centenares de muertos, de heridos, de prisioneros políticos y una cifra desconocida de desaparecidos. Sin embargo, la resistencia cívica sigue latente en Nicaragua.

De cara al año 2019, su profundo deseo es que se produzca un cambio positivo en Nicaragua.

“Que podamos tener unas elecciones limpias y transparentes y un gobierno democrático que haga justicia y nos enrrumbe al progreso con libertad”, apuntó a E&N.

Ganadora de numerosos premios literarios, Gioconda señaló que admira a Madelaine Caracas, “universitaria comprometida con el país, que ha sido muy valiente y parte de un grupo de jóvenes que han viajado por varios países, relatando y creando conciencia sobre lo que pasa en Nicaragua”.

También dijo que la ha inspirado la valentía y creatividad del pueblo nicaragüense para desafiar la instalación de una nueva dictadura y la solidaridad de Costa Rica, de su presidente Carlos Alvarado y de su Ministra de Relaciones Exteriores y Vicepresidenta, Epsy Campbell.

“La historia nos enseña que nunca han faltado los hombres y mujeres que nos salvan de la desesperanza; que, así como hay monstruos que asesinan, nunca faltan quienes luchen por la libertad y la decencia. Me libro del derrotismo afirmando que son nuestras expectativas de ver resultados en nuestras cortas existencias lo que conspira en nuestra siquis y con frecuencia nos hace perder la tenacidad y la fe. Por eso, en vez de pensar en lo trágico que es ver Nicaragua sumida en esta represión, prefiero celebrar la rebeldía de mis compatriotas, pensar que es herencia de la revolución un pueblo que no tolera más dictaduras”, afirmó al recibir el Premio Herman Kesten.

El pasado 20 de octubre, ella también recibió el Premio del Festival Eñe, en la capital española, en reconocimiento “a su obra, trayectoria y su compromiso cívico”. Además del oficio literario, Gioconda Belli es la presidenta del Capitulo de PEN en Nicaragua.

madalaine(800x600)

Madelaine Caracas, compromiso con la justicia y la libertad

El pasado 16 de mayo, en la sesión inaugural del Diálogo Nacional, esta joven universitaria, feminista y artista plástica, se levantó de su asiento, tomó por asalto la palabra y con voz poderosa, leyó los nombres de cada uno de los jóvenes estudiantes asesinados por las fuerzas policiales y paramilitares, en ese casi primer mes de violenta represión.

Cuatro días después, Madelaine Caracas se sumó a la Caravana Informativa por la Solidaridad con Nicaragua, que recorrió más de diez países de Europa, denunciando los crímenes y la represión del gobierno de Daniel Ortega y Rosario Murillo. En la actualidad, ella permanece en Costa Rica bajo el estatus de refugiada política.

“De mi país me inspira la gente, la capacidad de resistencia y lucha de los nicaragüenses, su compromiso con la vida, su solidaridad y unidad en situaciones de crisis, me inspira el espíritu inagotable de salir adelante, la creatividad de los nicaragüenses y su uso de las expresiones artísticas como medio de denuncia”, aseguró a E&N.

Y de Centroamérica, “me inspira la capacidad que tiene esta franja territorial de transformarse, me inspiran las fuerzas de sus comunidades, sus luchas por el territorio y ambientales, por las mujeres, contra la corrupción, y la lucha por ser países más justos y democráticos”, agregó.

Entre sus aspiraciones y metas están regresar a Nicaragua sin ser arrestada por la dictadura, eso significa seguir articulando con los nicaragüenses dentro y fuera del país, para seguir generando acciones que contribuyan a la salida de Ortega.

RELACIONADAS