Claves Del Día
Fecha de publicación: 2018-11-16

Dos expresidentes de Honduras relacionados a Cartel de Sinaloa en corte de Nueva York

Los exmandatarios de Honduras Manuel Zelaya Rosales (2006 hasta 28 de junio de 2009) y Porfirio Lobo Sosa (2010 y 2014) reaccionaron ayer al ser consultados sobre las acusaciones originadas en la Corte Federal de Brooklyn que señalan que un presidente de Honduras fue sobornado por miembros del poderoso cartel de Sinaloa.

Por laprensa.hn

El Chapo Guzmán visitó varias veces Copán y Santa Bárbara, Honduras. Tuvo encuentros con miembros de la familia Valle Valle en Copán.

El miércoles, en el segundo día del juicio entablado por Estados Unidos contra Joaquín El Chapo Guzmán, el abogado de este capo mexicano, Jeffrey Lichtman, salpicó a los ex-Presidentes cuando pretendía ante el juez restarles credibilidad a los testigos de la Fiscalía.

Entre las personas que declararán contra El Chapo en este juicio figuran César Gastelum Serrano, un mexicano que, según el Departamento del Tesoro, dirigía el tráfico de cocaína en Centroamérica para el cartel de Sinaloa.

Ahora que Gastelum Serrano ya no es socio de El Chapo y colabora para Estados Unidos, Lichtman lo ha calificado como “basura, degenerado y mentiroso”.

Según Lichtman, Gastelum Serrano, a quien identifica como “narco colombiano”, sobornó a un presidente y a exfuncionarios hondureños que no identificó. Aseguró que este testigo mató a un fiscal de Honduras y estuvo involucrado en un plan para asesinar a un expresidente.

Pepe Lobo

“No tengo ni idea, mire, cuando aquellos delincuentes en el norte (Los Cachiros) habían dicho que me sobornaron a mí, si en mi Gobierno luché fuertemente contra el crimen organizado”, dijo Lobo Sosa al ser consultado por periodistas sobre la versión del abogado Lichtman.

El Espíritu

Mientras era buscado por la DEA, El Chapo estuvo escondido en El Espíritu, una aldea a 15 kilómetros de La Entrada, Copán.

“Yo empecé a luchar fuertemente contra la delincuencia, contra el crimen organizado y se empezó a incautar droga, dinero, se reformó la Ley Contra el Delito de Lavado de Activos. Yo negocié la extradición con Estados Unidos”, añadió el exmandatario.

Lobo Sosa dijo que “a estos delincuentes que hablan allá se les hizo la gran incautación en 2013 (...)” y preguntó “cómo podemos darle credibilidad a un delincuente”.

“Esos Cachiros son asesinos confesos de 78 personas, ¿qué moral pueden tener?”, dijo.
Gastelum Serrano, integrante del cartel del Pacífico de México y proveedor de El Chapo, era un socio estratégico del cartel de los hermanos Valle-Valle.

En 2010, por órdenes de la familia Valle Valle, según expediente judicial, varios sujetos sustrajeron (el 31 de octubre de 2010) de la Base Aérea Armando Escalón la aeronave King Air bimotor, color blanco, matrícula mexicana XB-KSC A200, serie BC23.

Las autoridades hondureñas mantenían en depósito la aeronave en la Base Aérea luego de que narcos la dejaran abandonada en septiembre de 2008 en el aeropuerto Villeda Morales.
Antes de llegar a San Pedro Sula, la nave estuvo en Cartagena, Colombia, y Maracaibo, Venezuela.

Manuel Zelaya

Ayer, el expresidente Zelaya se desmarcó de la acusación del abogado de Guzmán Loera solicitando que Estados Unidos extradite al que resulte implicado.

El Ministerio Público no ha anunciado que iniciará investigaciones tras las acusaciones surgidas en Estados Unidos. El exgobernante añadió: “Yo pienso que si esas cosas son verdad se tiene que llevar al que le comprueben que ha recibido, en ese caso por cooperar con el narcotráfico”.

Según Zelaya, “EUA tiene una ley de extradición, una ley que le permite actuar inmediatemente. Estados Unidos debe pedirlos inmediantemente”.

Juicio: El Chapo tenía comprada hasta la Interpol

El Chapo Guzmán tenía comprados a fiscales, policías y militares mexicanos y hasta a la Interpol, dijo ayer un testigo clave en el juicio contra el capo en Nueva York, que también relató paso a paso el nacimiento del cartel de Sinaloa y su violenta guerra con el cartel de Tijuana.

Jesús el Rey Zambada, empleado del cartel de Sinaloa durante dos décadas hasta su arresto en 2008 y hermano de Ismael (Mayo) Zambada, un capo de la misma organización que nunca pasó un día en prisión y fue coacusado junto con El Chapo, describió durante más de cuatro horas cómo corrompían a las más altas esferas gubernamentales de México.

El Rey, quien controlaba la actividad del cartel de Sinaloa en Ciudad de México, contó que pagaba sobornos al comandante de la Procuraduría General de la República (PGR) en la capital mexicana, a la Policía de Caminos, que controla puentes y aeropuertos, a la Policía Judicial Federal, a “autoridades militares” y “a Interpol también”.

El cartel controlaba varios estados, y en estos sobornaban “principalmente al gobernador, al procurador, al director de las Policías Federal y Municipal”. “Los sobornos para funcionarios en Ciudad de México eran de unos US$300.000 por mes”, contó al jurado Zambada (de 57 años), quien vestía traje de presidiario azul y camiseta naranja. Zambada dijo que también pagó en 2004 una coima de US$100.000 al general Gilberto Toledano, a cargo del estado de Guerrero, a pedido de El Chapo.

“Yo iba a importar cocaína de Colombia por el estado de Guerrero (...) y El Chapo me dijo ‘ahí está el general Toledano, es amigo mío, vaya a verlo y dele $100,000 de mi parte’”, contó.
El Rey relató asimismo cómo su hermano Mayo Zambada, próximo al capo Amado Carrillo Fuentes, decidió abandonar el cartel de Tijuana y asociarse a El Chapo y a Juan José Azul Esparragoza. Los cuatro se tornarían en los mayores líderes del cartel de Sinaloa. Y cómo entraron en una violenta guerra con el cartel de Tijuana, que quería el absoluto control de esa frontera.

Extraditado a Estados Unidos hace 22 meses, El Chapo (de 61 años) es acusado de enviar más de 155 toneladas de cocaína a Estados Unidos durante un cuarto de siglo. Su proceso durará más de cuatro meses. Si es hallado culpable podría ser condenado a cadena perpetua.

El testigo recordó una noche fatal de 1992 en una discoteca de Puerto Vallarta llamada Christine’s. Dijo que su hermano Mayo le había advertido que El Chapo quería matar allí a Ramón Arellano Félix, jefe de los sicarios del cartel de Tijuana. Su intento fracasó, pero dejó un reguero de muertos, varios pistoleros del cartel de Tijuana y clientes del lugar. En 1993, el cardenal Juan José Posadas fue asesinado en el aeropuerto de Guadalajara. Según el Rey, el Azul le dijo que los autores fueron Ramón Arellano Félix y sus sicarios, y que el verdadero blanco era El Chapo, quien debía viajar y se dirigía al aeropuerto en un coche de la misma marca. Pero el Gobierno mexicano acusó a Guzmán del asesinato, y este se escapó a Guatemala, adonde ese mismo año fue arrestado por primera vez.

RELACIONADAS