Claves Del Día
Fecha de publicación: 2018-11-02
3d rendering humanoid robots working with headset and notebook

A debate en Costa Rica los retos de la robotización en el empleo

Hasta hace poco se nos pintaba un mundo postapocalíptico, con despidos masivos propiciados por la implementación masiva de la Inteligencia Artificial en las empresas. ¿Es así, o el futuro pinta distinto?

Por Daniel Zueras, eyn.net

¿Cuál va a ser el impacto en Costa Rica de la IV Revolución Industrial, en la que estamos inmersos? ¿Qué industrias van a ser las más afectadas? ¿Estamos preparados, como país, para afrontar todos estos cambios? ¿Son conscientes las empresas del cambio que vivimos?
Estas y otras preguntas, extrapolables a cualquier país del mundo, tratarán de responder expertos en la materia en el marco del conversatorio “Los retos de la automatización en la fuerza laboral costarricense y cómo enfrentarlos”, organizado por la Asociación Horizonte Positivo, y que acogerá el auditorio de la U Lead, el próximo martes, 6 de noviembre, a partir de las 9 am, y a lo largo de toda la mañana.

La automatización a través de la Inteligencia Artificial (IA) es una madeja, que todavía el mundo laboral está tratando de desenmarañar. Hoy ya no afecta solo a trabajos manuales, sino que ha entrado de lleno en el mundo de los servicios.

Hasta hace poco se nos pintaba un mundo postapocalíptico en el entorno del trabajo, debido a despidos masivos propiciados por la implementación masiva de la IA en las empresas.

Hoy, diversos estudios nos han hecho ver que todavía estamos a tiempo de aprovechar esa ola en la que ya estamos montado. Eso sí, para conseguirlo, es necesaria una reconversión profesional. Según la OCDE, un 32 % de las profesiones podrá sobrevivir, si se recicla a tiempo; y el informe Reworking the Revolution, de Accenture (de inicios de 2018) apunta que “en la era de la inteligencia artificial, el éxito comercial dependerá cada vez más de que las personas y las máquinas colaboren entre sí. AI elevará las capacidades de las personas ya que los trabajadores ayudan a las máquinas inteligentes a aprender y mejorar. Esto no solo impulsará la eficiencia, sino que creará nuevas formas de crecimiento e innovación”.

El mismo documento indica que si las empresas invirtieran en AI y Human-Machine Collaboration al mismo nivel que la quinta parte de las empresas, “podrían aumentar los ingresos en un 38 % y elevar los niveles de empleo en un 10 % entre 2018 y 2022”, pero para eso es necesario reconfigurar el empleo.

Costa Rica afronta sus propios retos. Desde Horizonte Positivo apunta que la estrategia país, respecto a esta IV Revolución Industrial no debe ser evitarla “sino acoplarse a ella de manera inteligente”, abundan en que no se puede hacer en solitario: “Esto no es tarea de un solo actor social por cuanto exige a las empresas a abrir y planear conforme a las nuevas tendencias, a los trabajadores a re educarse y capacitarse en las habilidades necesarias y al Gobierno a apoyar la transición a través de políticas aterrizadas al contexto actual. El paso hacia la IV Revolución no debe esquivarse, sino planearse”.

La educación es factor fundamental, y parece claro que la educación costarricense deberá readecuarse para no dejar atrapado el futuro de sus ciudadanos en la tela de araña del pasado. Los menos formados son los que corren un mayor riesgo de perder sus trabajos.
En el conversatorio participarán Munish Manchanda, Site Leader de Finanzas de Amazon para las Américas; Carlos Flores, director de Innovación y Soluciones Tecnológicas para América Central de Microsoft; Roberto Sasso, presidente del Club de Investigación Tecnológica; y José Francisco Pacheco, economista especialista en temas fiscales, desarrollo humano, y mercado laboral.

RELACIONADAS