Claves Del Día
Fecha de publicación: 2018-10-19

Moody’s coloca la calificación de Costa Rica en revisión para rebaja

Costa Rica ha estado reportando grandes déficits gubernamentales durante varios años y Moody’s espera que el déficit fiscal de 2018 termine en 7,2% del PIB, en comparación con el 4% del PIB en 2011.

Por estrategiaynegocios.net

La firma calificadora de riesgo Moody’s colocó esta semana que las calificaciones de emisor a largo plazo Gobierno de Costa Rica y las calificaciones de bonos no garantizados en revisión para una rebaja.

En febrero del 2017 fue cuando agencia efectuó la última reducción en la calificación de riesgo de Costa Rica, y en ese acto, mantuvo la perspectiva negativa, lo que dejó al país en una capilla ardiente.

La nota del país paso de Ba1 a Ba2 con perspectiva negativa, esto significa que los bonos de Costa Rica en el extranjero son catalogados como especulativos.

Aquellos emisores con calificación Ba demuestran una calidad crediticia inferior a la media de los emisores y se consideran de grado especulativos. De confirmarse la rebaja, Costa Rica pasaría a Ba3.

¿Qué provocaría la rebaja en la nota?

La calificadora de riesgo advirtió de que, a partir de este momento, evaluará el contenido del paquete de reforma fiscal, su posible efecto en los indicadores de deuda del Gobierno y su probabilidad de aprobación.

Dada la actual revisión para la baja, una mejoría en la calificación es poco probable.

Los motivos que expone la calificadora son los siguiente:

1. Expectativas de un empeoramiento continuo de los indicadores fiscales y de la deuda pública y la evidencia de un aumento de las presiones de financiamiento.

2. Reservas sobre la capacidad del gobierno para implementar un plan de consolidación fiscal efectivo y revertir las tendencias fiscales negativas.

Durante el período de revisión, Moody’s evaluará la probabilidad de aprobación de una reforma fiscal integral que resulte efectiva para detener la tendencia al alza persistente en los indicadores de deuda del gobierno. De manera similar, la revisión explorará escenarios de financiamiento alternativos para determinar los riesgos crediticios asociados al acceso restringido al mercado.

Los máximos a largo plazo de Costa Rica no se vieron afectados por el anuncio de hoy.
Justificación de la medida

Costa Rica ha estado reportando grandes déficits gubernamentales durante varios años y Moody’s espera que el déficit fiscal de 2018 termine en 7,2% del PIB, en comparación con el 4% del PIB en 2011.

Los altos déficits aumentan la deuda pública, por lo que las estimaciones de Moody’s alcanzarán el 54% del PIB en 2018 frente al 30% en 2011.

Según la calificadora, los niveles de deuda ahora son materialmente peores que las de otros países con calificaciones similares, más aún en términos de la carga de los intereses, que equivalen al 24% de los ingresos del gobierno en comparación con una mediana del 8% para el Grupo de nota Ba.

Con las tendencias actuales que apuntan a un continuo deterioro fiscal, Moody’s espera un déficit fiscal cercano al 8% del PIB y una deuda pública cercana al 60% del PIB el próximo año, si no se promulgan reformas fiscales significativas.

La calificadora también resaltó le hecho de que el 28 de septiembre, el Banco Central de Costa Rica anunció que compraría 498 mil millones (1,4% del PIB de 2018) en notas del Tesoro del Ministerio de Hacienda, un mecanismo de financiamiento de emergencia que no se había utilizado durante más de dos décadas.

La decisión de las autoridades de utilizar las instalaciones del Banco Central destaca las crecientes presiones de financiamiento, ya que la mayor dependencia del gobierno en el financiamiento del mercado interno ha estado elevando las tasas de interés locales.

Moody’s anticipa presiones continuas ya que es probable que las necesidades de financiamiento anual del gobierno se mantengan por encima del 14% del PIB en 2018-2019, en comparación con el 11% del PIB en los cinco años anteriores.

Con información de crhoy.com y nacion.com

RELACIONADAS