Claves Del Día
Fecha de publicación: 2018-05-14

Adiós a Thelma Aldana, la fiscal más desafiante

La fiscal general de Guatemala que llevó frente a la justicia a dos de los últimos tres presidentes guatemaltecos entrega su cargo este 17 de mayo a su sucesora María Consuelo Porras. Ningún otro de sus antecesores encabezó una fiscalía con casos de alto impacto que hoy tienen bajo proceso a poderosos políticos, altos funcionarios del Estado, jueces, parlamentarios y grandes empresarios.

Por Velia Jaramillo - estrategiaynegocios.net

No había transcurrido ni un año de haber asumido como Fiscal General de Guatemala -en mayo de 2014- cuando Thelma Aldana, al frente del Ministerio Público (MP) presentó el caso de defraudación aduanera “La Línea” que implicó a altos funcionarios, y que en septiembre de 2015 llevaría frente a la justicia al aún presidente en funciones, Otto Pérez Molina y a la entonces vicepresidenta Roxana Baldetti. “Quizá el momento más difícil fue cuando se solicitó la orden de captura contra el presidente Otto Pérez Molina”, nos dijo, cuando recapituló sobre los 4 años de su gestión.

Si algo caracterizó la gestión de Aldana fue el empoderamiento del Ministerio Público, una institución desacreditada y gris que en los últimos años impulsó investigaciones de estructuras criminales y redes corruptas vinculadas con el Estado y alianzas oscuras que llevaron a la justicia a funcionarios de todos los poderes. Solo durante el 2015, Comisión Internacional Contra la Imunidad en Guatemala (CICIG) y el Ministerio Público de Guatemala (MP) presentaron 21 investigaciones criminales, dentro de las cuales más de 184 personas fueron imputadas, incluyendo diputados, jueces, ministros de Estado, un excandidato vicepresidencial, el presidente del Banco de Guatemala y el expresidente de la república, Otto Pérez Molina.

En los años siguientes, nuevos casos implicaron al antecesor de Pérez Molina, el expresidente Álvaro Colom junto a parte de sus ministros, y al actual mandatario, Jimmy Morales.

Pero el accionar de la fiscalía en conjunto con CICIG llevaría a Aldana a presenciar otra transformación: el despertar de las protestas ciudadanas en Guatemala. Indignados frente a las denuncias de corrupción, miles de guatemaltecos se plantaron en la plaza durante 22 semanas consecutivas a mediados de 2015 demandando investigaciones y castigo a los corruptos.

Aldana no estuvo físicamente en la plaza en esas semanas, pero si fue una figura presente en pancartas y representaciones de aquellos días. La plaza la respaldó con consignas y con pancartas: “Apoyemos a la fiscal de hierro”. Aquellas marchas representaron “Un antes y un después para Guatemala. La transición hacia una cultura de cero tolerancia hacia la corrupción”, dijo Aldana. Por primera vez “el Ministerio Público, que no había tenido el apoyo de nadie, sintió el apoyo de la ciudadanía”.

En aquella crisis, seguida de las protestasMe asombró ese despertar de Guatemala, como se dieron las manifestaciones sin que hubiese un herido. Soy de una generación que vivió el conflicto armado interno, donde nadie podía salir a manifestar por temor a ser asesinado. Por ello vi con asombro ese despertar ciudadano, me asombró la cantidad de manifestaciones, la persistencia de toda la población guatemalteca. Nunca estuve en la plaza pero tuve muchos deseos de haber estado”, nos dijo en una entrevista en 2016.

En octubre de 2017, frente a la audiencia del evento Mujeres Desafiantes de Estrategia&Negocios celebrado en San Salvador, la fiscal reconoció que el temor fue otra emoción que la acompañó en estos años. “Siempre hay temor, estoy amenazada de muerte. Lo importante es que el miedo no nos paralice, hay que superarlo y seguir adelante con convicción, con las metas que nos propusimos. Una de mis luchas es la lucha contra la corrupción y la impunidad, nada me detiene, tengo la tranquilidad de estoy haciendo lo que me corresponde de acuerdo con la ley, con respeto a la constitución política del país y estoy dispuesta a seguir trabajando, superando el miedo”.

LA HERENCIA DE LA FISCAL

¿Qué deja la era Thelma Aldana al Ministerio Público? Lo resumimos en sus propias palabras:

Fortalecimiento de la capacidad investigadora y de las fiscalías. “Lo primero fuedar el apoyo y las herramientas para trabajar mejor. Cuando tomé posesión, recorrí todo el país y encontré fiscalías donde los expedientes estaban tirados, iniciamos un proceso de rescate que implicó revisar el modelo de gestión fiscal, hacer ajustes, designar coordinadores, para que estuvieran de cerca con las fiscalías de todo el país. También decidí la creación en mayo del 2015 de la Fiscalía de Asuntos Internos para procesar a fiscales que no cumplían sus funciones y que además podían cometer delitos”.

Trabajo conjunto con CICIG. “Cuando llegué a la fiscalía general era consciente de que tenía que trabajar con la Cicig. En paralelo, fortalecimos la Fiscalía contra la Impunidad del Ministerio Público, y fiscalías como las de Delitos Administrativos, Contra la Corrupción, Lavado de Dinero, Trata de Personas, y Contra las Extorsiones. La Fiscalía Especial Contra la Impunidad (FECI) trabaja en equipo con Cicig, que tiene buenos investigadores extranjeros y guatemaltecos. Nuestros fiscales, están conociendo nuevas formas de investigación”.

Actuar, sin pensar en los tiempos políticos. ¿Investigar a un presidente en funciones? “Las investigaciones del Ministerio Público no toman en cuenta los tiempos políticos, coincidencias hay desde luego, pero no puede haber una estrategia de sacar un caso porque conviene en ese momento, los casos llegan a su nivel de madurez y coordinamos con los jueces. Si necesitamos órdenes de captura, nosotros estamos listos con el caso”.

Análisis criminal y métodos especiales. “La Cicig apoyó al MP en la instalación de la Unidad de Métodos Especiales y nos dio acompañamiento y asesoría para crear la Dirección de Análisis Criminal que nos ha permitido dejar atrás la investigación de caso a caso para estudiar el fenómeno criminal y abordar la desarticulación de estructuras criminales. Para desarticular estructuras criminales nos hemos servido de todo este andamiaje y de la Fiscalía Especial Contra la Impunidad (FECI), creada en 2008 -una sección de la fiscalía con la que se vinculan funcionarios de confianza del MP- para el trabajo conjunto con la Cicic”, detalló Aldana.

RELACIONADAS