Claves Del Día
Fecha de publicación: 2018-03-18
El presidente de Nicaragua, Daniel Ortega, habla durante las elecciones municipales en Managua, junto a su esposa y vicepresidente, Rosario Murillo, el 5 de noviembre de 2017 / AFP PHOTO / inti ocon

Nicaragua estaría buscando regularizar el uso de las redes sociales

La vicepresidenta Rosario Murillo cree que las redes sociales están “influenciando negativamente” a la sociedad nicaragüense. En el país centroamericano se abre el debate sobre la libertad de expresión.

Por EFE/El País

Debido a la petición realizada por la vicepresidenta de Nicaragua, Rosario Murillo, quien además es la esposa del presidente Daniel Ortega, el Parlamento anunció que para este jueves 15 de marzo iniciarán un programa de consultas con diversos sectores del país sobre este tema que ya causa una agria controversia.

Dichos encuentros estarán orientados a la evaluación de las actuales leyes de niñez, adolescencia y familia, luego que desde el Ejecutivo se hiciera la sugerencia de revisar la legislación respecto a las redes sociales ya que a juicio de Murillo estas estarían “influenciando negativamente” a la sociedad.

"Es una consulta nacional sobre cómo lograr el fortalecimiento de los vínculos afectivos, visualizar si es necesario hacer algunas modificaciones o reformas de ley", declaró Porras este 15 de marzo.

Murillo ha aclarado que en ningún momento se estará debatiendo tocar temas referentes a las leyes que regulan las redes sociales sino que se busca la revisión de la legislatura en torno a la niñez, adolescencia y familia, a fin de adaptar estas a los tiempos modernos.

“La discusión no es sobre la información o las tecnologías de la comunicación (...) Nadie ha dicho eso. Hemos hablado de un debate sobre las leyes y hemos ejemplificado sobre esos temas que cuando se redactaron o aprobaron esas leyes, a lo mejor no eran parte de la vida cotidiana de nuestra sociedad", agregó la vicepresidenta.

Partidos opositores alertan sobre el control del Gobierno en redes sociales

A pesar de que la consulta está abierta a diversos sectores sociales, la iniciativa fue rechazada por el Partido Liberal Constitucionalista (PLC) opositor al gobierno de Daniel Ortega.

Esta organización ha reiterado que no respaldará cualquier intención del Gobierno de pretender establecer leyes para la regularización de las redes sociales. "Significa otra forma de censura de parte del Gobierno hacia la ciudadanía", sentenció su principal vocero a la agencia de noticias EFE.

De presentarse esta situación, para los opositores sería un nuevo golpe a la libertad de expresión en Nicaragua. De acuerdo al informe 2017 de la organización internacional sin fines de lucro Irex, la nación centroamericana ha retrocedido en materia de libertad de prensa.

Dicho informe refiere, entre otras cosas, que “el acceso general a la información pública y la libertad de expresión persiste bajo estrés en Nicaragua (...) los ataques contra los periodistas tomaron la forma de espionaje, agresión física y acoso en 2016”.

Ante esta situación, han sido las redes sociales el “alivio” para una sociedad ávida de información distinta a la gubernamental. Este hecho se refleja en el crecimiento que ha mostrado el país en torno a Facebook, el cual tuvo un incremento de 42% durante el último año para llegar a la cifra de dos 2.7 millones de usuarios, de acuerdo al Séptimo estudio de redes sociales en centroamérica.

A través de su cuenta en Twitter, la poetisa y novelista nicaragüense Gioconda Belli, insta defender el artículo 30 de la constitución de Nicaragua, el cual expresa lo siguiente: “los nicaragüenses tienen derecho a expresar libremente su pensamiento en público o en privado, individual o colectivamente, en forma oral, escrita o por cualquier otro medio”.

Por su parte, el Frente Amplio por la Democracia (FAD) reaccionó a las pretensiones de la pareja presidencial de regular las redes sociales. En este sentido recuerda que el Gobierno cuenta con personas que a través de trabajos desarrollados en los medios digitales establecen denuncias falsas y desprestigian a la oposición.

“El régimen de Ortega hostiga y denigra a los adversarios políticos a través de equipos gubernamentales que laboran en la sombra”, denunció el FAD a través del diario español El País.

Por lo pronto el Gobierno Ortega avanza en las consultas, mientras la oposición sigue intentando a través de las redes evitar que estas conversaciones terminen por silenciar los espacios de libertad que existen en el país.

RELACIONADAS