Claves Del Día
Fecha de publicación: 2017-10-03

Congreso de EEUU aprueba la Nica Act

La Nicaraguan Investment Conditionality fue aprobada de modo unánime en el pleno del Congreso y pasará a debate al Senado, donde ya fue presentado por los senadores Ted Cruz y Marco Rubio.

Por La Prensa

El proyecto de Ley Nicaraguan Investment Conditionality 2017, conocido como Nica Act, fue aprobado de modo unánime este martes en el pleno del Congreso de los Estados Unidos y pasará a debate al Senado, donde ya fue presentado por el senador Ted Cruz y cuenta con el apoyo del también senador Marco Rubio.

La ley incluso está siendo discutida en comisiones del Senado. La Nica Act pretende condicionar los préstamos que Nicaragua solicite a los organismos multilaterales y manda al Secretario de Estado a que presente un informe sobre funcionarios del gobierno del designado presidente de Nicaragua, Daniel Ortega, involucrados en supuestos actos de corrupción.

La Nica Act es impulsada por los congresistas Ileana Ros-Lehtinen y Albio Sires, republicana y demócrata respectivamente, y fue propuesta con el objetivo de que Ortega restablezca la democracia en el país. De hecho, Ros-Lehtinen acaba de confirmar la información en su cuenta en oficial de Twitter.

La iniciativa ha ido avanzando pese a los esfuerzos que realizan el gobierno de Ortega y la empresa privada han realizado al contratar a tres firmas de cabildeo en menos de un año en un intento de detener o suavizar el proyecto legislativo. La última empresa fue contratada por la Cámara de Comercio Americana de Nicaragua (Amcham), que pidió al Ejecutivo de Nicaragua que se hiciera su parte con los respectivos cambios institucionales.

Ni siquiera el acuerdo entre la Organización de Estados Americanos (OEA) y el gobierno de Ortega, en el que el organismo regional se compromete a acompañar las elecciones municipales de 2017 y trabajar con la administración nicaragüense durante tres años la depuración del padrón electoral y la continuación del “perfeccionamiento” del sistema de representación política, ha logrado frenar el avance de la Nica Act.

Ortega cumplió diez años en enero de 2017, se reeligió en 2016 en una elección irregular y marcada por la abstención y, según los opositores, instauró una dinastía familiar con la designación de su esposa como vicepresidenta, Rosario Murillo. El caudillo sandinista controla todos los poderes del Estado y ha gobernado el país más tiempo que el arquitecto de la dinastía que ayudó a derrocar en 1979, Anastasio Somoza García, quien gobernó entre 1934 y 1956, cuando fue asesinado a balazos por el poeta Rigoberto López Pérez.

En enero pasado, Ortega logró 21 años, sumando su gobierno en los años ochenta en plena guerra fría y el período iniciado en 2007. Logrará 26 años con este período iniciado en enero pasado, el cual vence en enero de 2022.

RELACIONADAS