Claves Del Día
Fecha de publicación: 2017-08-24
La construcción del primer satélite costarricense, que servirá para medir la retención de carbono en los bosques del país.
Galeria  Ver Fotogalería

Sueño espacial tico a un paso de convertirse en realidad

Irazú, el satélite de tecnología y fabricación tica, atraviesa pruebas en Costa Rica para ser puesto en órbita en marzo de 2018, desde Japón.

Por: Katherine Ulate – estrategiaynegocios.net

La primera misión espacial costarricense está cada vez más cerca de ser toda una realidad. Bajo el nombre de Proyecto Irazú, estudiantes del Tecnológico de Costa Rica (TEC) y la Asociación Centroamericana de Aeronáutica y del Espacio (ACAE) se encuentran en la fase de integración, programación y verificación de los componentes y sistemas que conformarán el satélite.

Mediante distintas pruebas al dispositivo de un kilogramo, los estudiantes del TEC verifican en la actualidad si los componentes son capaces de soportar del estrés del lanzamiento y de la operación en el espacio exterior. Una vez superada esta fase el satélite será trasladado al Coyol de Alajuela donde será ensamblado en un cuarto limpio y depurado para trasladarlo a su lanzamiento en Japón.

“Estamos satisfechos con los avances que ha tenido el equipo técnico (…) la Asociación se encuentra satisfecha y esperamos el otro año anunciar el lanzamiento del proyecto Irazú”, indicó el presidente de ACAE, Carlos Alvarado.

Mediante una prueba el Laboratorio de Sistemas Espaciales (SETEC Lab) demostró la manera en la que el satélite tipo CubeSat funcionará una vez que este entre en órbita.

Dicho satélite tiene como fin monitorear los niveles de fijación de carbono de los árboles que se encuentran en la sede regional del Tecnológico en San Carlos y estudiar los efectos del cambio climático. Además busca incursionar en el diseño, desarrollo y ejecución de una misión espacial de grandes dimensiones.

“Con este proyecto incursionamos en la creación de las capacidades para trabajar en proyectos espaciales con las nuevas generaciones”, afirmó el director del proyecto de Laboratorio del Sistema Espacial del TEC, Marco Gómez.

Una vez que el satélite entre en funcionamiento tendrá una vida útil de seis meses ya que en este tiempo el dispositivo ingresará nuevamente a la atmósfera donde será incinerado por las condiciones atmosféricas.

¿Hay carrera espacial en el Istmo?

"Éste es el inicio de un proceso histórico para nuestro país y para Centroamérica, estamos colocándonos como los pioneros en la región en la elaboración de un satélite 100% centroamericano que abrirá paso a futuros proyectos e investigaciones", señaló Alvarado.

No obstante, Costa Rica no es el único país de Centroamérica que inició su carrera espacial. En abril del 2017, Rusia inauguró en Nicaragua una estación de monitoreo satelital siendo esta la primera estación terrestre de Glonass en América Central que se alimentará de 24 satélites rusos.

El año anterior Guatemala anunció la creación y desarrollo de su primer satélite por parte de la Universidad del Valle para monitorear incendios forestales, planeación urbana, coordinación previa y posterior a desastres naturales y así no depender de otros países y organizaciones para obtener esta información. Al igual que el satélite tico, el guatemalteco consiste en un cubo de 10 cm por lado y de un kilogramo de peso, el cual se espera que sea lanzado a finales del 2018.

RELACIONADAS