Claves Del Día
Fecha de publicación: 2017-07-25

Warren Buffett negocia compra de la mayor reaseguradora de América Latina

Hace parte de la Oferta Pública Inicial que adelanta IRB Brasil Resseguros y en el que los accionistas buscan recaudar US$920 millones.

Por Bloomber

Berkshire Hathaway, la empresa dirigida por el inversionista multimillonario Warren Buffett, está en conversaciones para comprar una participación en la mayor reaseguradora de América Latina, IRB Brasil Resseguros, tras una Oferta Pública Inicial (OPI), según dos personas con conocimiento directo del asunto.

No es probable que se concluya algún acuerdo antes del 27 de julio, la fecha de la fijación de precios de la OPI de IRB, dijeron las personas, que pidieron no ser identificadas porque las discusiones son privadas. La adquisición podría hacerse a través de la unidad General Re de Berkshire, según las personas, que señalaron además que JPMorgan Chase está asesorando a IRB, firma con sede en Río de Janeiro.

Los accionistas actuales venderán participaciones en la OPI, que podría recaudar hasta 2.900 millones de reales (US$ 920 millones). Los vendedores incluyen al gobierno brasileño, que posee una participación de 27%; las aseguradoras BB Seguridade Participacoes y Bradesco Seguros, cada una con 20,4%, e Itaú Unibanco Holding, con 15%.

Obtener el respaldo de Berkshire sería visto como un sello de aprobación para IRB. Buffett es reconocido como uno de los inversionistas más expertos del mundo y las acciones de las empresas en que invierte a menudo suben. Aun así, Buffett ha dicho que evita comprar acciones durante las ofertas públicas porque es difícil conseguir una ganga. En 2014, dijo a Fox Business Network que no recordaba haber participado en una OPI en las últimas cinco décadas.

Buffett y una portavoz de Gen Re no respondieron inmediatamente a los mensajes en busca de comentarios. Representantes de IRB y JPMorgan declinaron hacer comentarios.

Buffett puede tener una oportunidad para cerrar un acuerdo después de la salida a bolsa, ya que el gobierno de Brasil busca llenar sus arcas. El gobierno ha luchado por cumplir con las metas presupuestarias y la semana pasada se vio obligado a aumentar los impuestos sobre la gasolina, el diésel y el etanol.

El gobierno espera tener una participación de 17% en IRB después de la salida a bolsa y mantendrá su “acción de oro” que le da derecho de veto en asuntos que involucran a la compañía. Todos los accionistas, incluidos los fondos de pensiones estatales Previ y Funcef, planean mantener participaciones más pequeñas después de la venta de acciones.

RELACIONADAS