Claves Del Día
Fecha de publicación: 2017-06-20
Un miembro de una mara (pandilla juvenil), observa el despliegue de tanquetas del Ejército de Guatemala en setiembre de 2006. AFP PHOTO/Orlando SIERRA

La evolución de las maras: usan internet y dinero electrónico para lavar dinero

La Organización de las Naciones Unidas también alerta de una mayor implicación de las maras en el tráfico de cocaína

POR AGENCIAS

La Organización de Naciones Unidas ha advertido este lunes que las maras centroamericanas desempeñan un papel cada vez más activo en el transporte de cocaína y usan la “red oscura” de internet para blanquear dinero, así como para captar y ofrecer servicios criminales.

“La red se utiliza para captar servicios y proveedores, para financiarse y poner en contacto a grupos que antes no lo estaban, para actuar en sitios determinados”, explica a EFE en Viena Amado Philip de Andrés, representante en Centroamérica y el Caribe de la Oficina de Naciones Unidas contra la Droga y el Delito (ONUDD).

“Es una conexión por proyecto, por actividad, y se ponen en contacto por la web”, indica el experto español sobre la importancia de la “red oscura” (dark net) en el entramado criminal. Esa “red oscura” es la zona de internet diseñada para preservar el anonimato del usuario, algo de lo que se aprovechan quienes desarrollan actividades ilícitas.

El sistema de pagos en esta “web profunda”, que funciona como un bazar de actividades criminales, es el BITCOIN, una criptomoneda virtual. Utilizan como sistema “Hawala”, que permite blanquear, sin dejar rastro, los beneficios de actividades ilegales.

Cada vez más cargamentos

El incremento del volumen de cocaína en Suramérica, especialmente por el aumento de los cocales -plantaciones de hoja de coca- en Colombia, está detrás de que las maras se hayan involucrado más desde finales de 2014 en este negocio.

“Cuando tienes entre 200 y 350 toneladas adicionales de cocaína de gran pureza, de más del 70 %, existe una mayor confluencia entre maras, pandillas y grupos de intermediarios de narcotraficantes”, expone el funcionario de la ONU.

La vinculación entre las maras y esos intermediarios no suele ser fija sino para operaciones concretas de envíos de cargamentos.

Las maras no cobran un porcentaje del valor de la droga transportada, sino que “normalmente reciben un pago fijo” por cada entrega, lo que resulta menos lucrativo. El experto de la ONUDD recuerda que el kilo de cocaína vale US$2.200 cuando sale de Colombia y alcanza los US$122.000 en la venta callejera en EE.UU., lo que genera un negocio criminal de miles de millones.

“En las grandes ciudades centroamericanas hay un mayor número de jóvenes cada vez más vinculados con el transporte (de droga) y, si no lo evitamos, en el futuro lo estarán con el consumo”, afirma De Andrés.

RELACIONADAS