Claves Del Día
Fecha de publicación: 2017-06-06
Foto iStock.

Los 10 bancos con más activos de Centroamérica

La suma de los 71 bancos de Centroamérica superó en activos totales al conjunto de los 74 bancos de Panamá.

Por eyn.net

El riesgo reputacional asociado a los escándalos financieros del último año (Papeles de Panamá, o ingreso de altos cargos bancarios guatemaltecos a prisión incluidos) son el mayor peligro para la banca centroamericana. En todo caso, a mediados de 2017 podemos destacar la estabilidad del sector, que debe estar atenta a riesgos no financieros que puedan afectar su desempeño.

Los 180 bancos analizados en Centroamérica (71 bancos), Panamá (74) y República Dominicana (35), muestran una amplia radiografía del sector en la región. La suma de activos de los bancos centroamericanos (US$125.999 millones) superó a la de los panameños (US$121.040 millones), gracias a un crecimiento más acelerado. Algunos de los desafíos importantes vienen marcados por la tecnología. Si bien la estructura de nuestros mercados no apunta a un riesgo de que actores de la revolución digital puedan alterar los equilibrios actuales.

Estos son los bancos con más activos de Centroamérica:

Captura de pantalla 2017-06-06 a la(s) 15(800x600)

Los retos de la banca

Los desafíos principales de la banca en la región están relacionados con riesgo de reputación y la necesidad del fortalecimiento mayor de los controles adicionales para prevenir el lavado de activos. “Casos de corrupción muy mencionados en la región han impactado a algunos bancos en el área y alertado a todos sobre la necesidad de la mejora constante de la función de cumplimiento”, explica Marcela Galicia, directora de instituciones financieras de Fitch Ratings para Centroamérica, lo que redunda en el crecimiento y en la sostenibilidad de las relaciones con corresponsales internacionales.

“En este punto es destacable el involucramiento de las superintendencias de la región en el tema”, apunta Galicia.

Fitch proyecta que la banca en la región se mantendrá estable, con cambios leves en crecimiento y desempeño financiero, aunque con una sensibilidad alta a riesgos no financieros que puedan afectar su desempeño de forma similar al 2016, y a cambios en el entorno económico. El riesgo de deterioro en algunas economías podría afectar la calidad de sus activos y capital, o la estabilidad de los ingresos y del fondeo de la banca. La calidad crediticia de los soberanos afecta de forma directa a la banca en sus respectivos países, y se materializa en muchos casos en cambios en sus calificaciones internacionales. El crecimiento de activos y rentabilidad será modesto aunque dispar. La evolución de algunos factores, como tasas de interés e inversión privada, o el surgimiento de eventos que incrementaran el riesgo de reputación podrían alterar la perspectiva de los bancos.

En 2016 se observó un desempeño modesto en la región, con el de Panamá y Guatemala afectado por eventos sistémicos (los recordados Papeles de Panamá y detenciones de directivos bancarios, en diversos escándalos de corrupción, en el caso guatemalteco) que moderaron su crecimiento respecto a los años previos y redujeron la rentabilidad.

Los activos en Centroamérica crecieron 6,85 %, por 7,81 % la cartera neta, 7,06 % los depósitos y 7,18 % las utilidades netas (con importantes diferencias entre países, con El Salvador y Guatemala en negativo); con peores resultados en Panamá (afectada en utilidades) y muy buenos para República Dominicana.

“Nuestras economías continúan mostrando crecimientos económicos por encima de su potencial en la mayoría de los países donde tenemos presencia, asimismo observamos un continuo flujo de inversión extranjera y entornos macroeconómicos favorables con respecto a otras regiones, lo que esperamos nos permita mantener el ritmo de crecimiento experimentado en 2016”, asegura Justo Montenegro, CFO de Grupo LAFISE.

Lea el artículo en la edición impresa. ¡Suscríbase!

RELACIONADAS