Claves Del Día
Fecha de publicación: 2017-06-02
Charging of electric cars.

Poco más de una década para que carros eléctricos luchen de tú a tú con convencionales

MIT calcula que en 2030 este tipo de tecnología se convertirá en una alternativa completamente real a los sistemas de motor térmico convencionales que se utilizan en la actualidad.

Por: elespañol.com

Al menos deberá pasar una década para que el vehículo eléctrico sea competitivo frente al automóvil tradicional con motor de combustión interna, tanto en términos de rendimiento, como a nivel de infraestructura, precio y autonomía. Al menos esas son las conclusiones obtenidas por el prestigioso Instituto Tecnológico de Massachusetts, en Estados Unidos. Los responsables de este informe del MIT calculan que será en 2030 cuando este tipo de tecnología se convierta en una alternativa completamente real a los sistemas de motor térmico convencionales que se utilizan en la actualidad.

Son 13 años de evolución continúa para este tipo de vehículos eléctricos, especialmente dentro del apartado de las baterías, en las que cada vez son más las multinacionales tecnológicas -Samsung, Panasonic o Sony entre otras- e ingenierías que se han sumado a la carrera por conseguir el mejor método de almacenamiento. Según el estudio, esta mejora ya se ha producido desde la irrupción de los primeros modelos alimentados por baterías, consiguiendo reducir el precio del almacenamiento del kilovatio-hora de los US$542 iniciales a los US$139 actuales, cálculo en el que obviamente no sólo debe influir el precio de fabricación y recarga de las baterías, sino también la disponibilidad actual de puntos orientados a la alimentación de dichos elementos.

Será precisamente esa carrera por ofrecer el mejor modelo de batería lo que permitirá no sólo bajar los precios de los suministradores, sino también mejorar el rendimiento, capacidad, peso, volumen y autonomía de este producto. Son todos estos factores los que actualmente limitan la expansión del vehículo eléctrico, el cual y ha demostrado ser capaz de compararse de tú a tú a los propulsores de combustión interna en concepto de prestaciones puras. El estudio realizado por el MIT apunta a que este punto confluirá con la pérdida de peso de las mecánicas alimentadas por combustible fósiles a finales de la próxima década.

Por el momento, se espera que la producción global de baterías se duplique en los próximos cinco años, etapa en las que las joint-venture tendrán un importante peso específico dentro de la industria del automóvil. Se espera que la segunda década del Siglo XXI sea la de la confirmación del vehículo eléctrico.

Lea aquí la nota original.

RELACIONADAS